¿Alan García pasó a la ofensiva de cara al 2016? (ANÁLISIS)
¿Alan García pasó a la ofensiva de cara al 2016? (ANÁLISIS)
Sebastian Ortiz Martínez

Al inicio del Gobierno de , el ex presidente se mantuvo cauto y evitó cuestionar la administración nacionalista. Sin embargo, con el comienzo de la investigación a su segundo mandato por parte de la megacomisión, el aprista cambió de postura y asumió una estrategia de defensa y contragolpe.

Según García, la investigación dirigida por el congresista Sergio Tejada tenía como objetivo su inhabilitación de cara a las elecciones del 2016. Por ello, acusó que en Palacio de Gobierno se gestaba la ‘reelección conyugal’, en alusión a una eventual candidatura de la primera dama Nadine Heredia a la Presidencia.

Una vez que Heredia dejó en claro que no postularía, el líder del Partido Aprista enfocó sus críticas a la reducción del crecimiento económico. Además, en las última semanas se ha dedicado a apuntalar la idea de que el quinquenio humalista, . También ha insinuado que , a raíz de las denuncias de reglaje. Es por ello que nos preguntamos, ¿García pasó a la ofensiva?

Para el analista político , los políticos que tienen el título de “presidenciables” como Alan García actúan coyunturalmente en función al 2016. “Criticar a un Gobierno con baja aprobación da réditos, aunque eso no quiere decir que [la oposición] no tenga razones para cuestionar”, dijo en comunicación con El Comercio.

El también profesor de Ciencias Políticas de la PUCP indicó que, según las últimas encuestas, García es percibido como el principal opositor a Humala, por lo que cualquier estrategia que decida llevar a cabo apunta a fortalecer esa idea y direccionar la consecución de su objetivo, “que es lograr la Presidencia” por tercera vez.

“No me parece extraño que él aparezca en los medios y critique al Gobierno, eso será permanente, y no solo en entrevistas, sino también vía Twitter”, añadió.

OCULTAR LOS ‘NARCOINDULTOS’
Tuesta indicó que es posible que el Apra pretenda poner bajo los reflectores los presuntos casos de corrupción del Gobierno de Ollanta Humala, para ocultar las acusaciones de corrupción que pesan sobre Alan García. Así, según esta afirmación, las denuncias de lobbies de Martín Belaunde Lossio, el presunto reglaje a políticos y  por lavado de activos desviarían la atención de los casos Narcoindultos’, Business Track, entre otros.

El analista precisó también que pese a ello “no hay nada que evite que cuando García sea candidato se hable de esos temas”.

Al ser consultado sobre si Alan García trata de debilitar al gobierno saliente, como lo hizo el aprismo hace 10 años con la administración de Alejandro Toledo (a quien intentaron vacar), el analista señaló que “Humala no es Toledo” y que las circunstancias no son las mismas. “Acá no hay un desgobierno, lo que existe es un Gobierno mediocre que es otra cosa”, acotó.

LLAMADO A GARCÍA Y OPOSICIÓN
El analista político Víctor Andrés Ponce consideró que a raíz de la cercanía del cronograma electoral, es inevitable que los potenciales candidatos presidenciales, como Alan García, acentúen su perfil de opositores al oficialismo, “Eso es casi una verdad incuestionable, eso va a pasar, eso se va a presentar así”, refirió.

Ponce indicó que los candidatos presidenciales, “que pretenden ser estadistas”, deben considerar junto a sus objetivos legítimos de desarrollar una campaña, la gobernabilidad del país, que, según su perspectiva, atraviesa por una crisis “por los propios errores del Gobierno”.

“García ha pasado a acentuar su perfil de opositor, como parte natural de su estrategia, pero así como se le hace un llamado a Humala para que deje de confrontar, atacar y polarizar y que cambie al , el mismo llamado hay que hacerle a la oposición, los peruanos queremos que haya un relevo democrático en el 2016”, refirió en diálogo con este Diario.

También señaló que debe ser el propio presidente Humala quien dirija el diálogo con los partidos políticos, debido a que la primera ministra, Ana Jara, no tiene la fuerza suficiente para hacerlo.

“Yo no quiero pronunciarme sobre las acusaciones contra García o contra el Gobierno, el escenario que se está imponiendo deja la sensación de la democracia está mal y que la economía va a continuar desacelerándose. Y cuando la economía se frena, se empieza a discutir sobre los niveles de pobres. Solo se sale de la pobreza con la inversión privada, que en nuestro país ha disminuido. Los líderes de la oposición, así como desarrollan su campaña, deben tener en cuenta la estabilidad del país”, concluyó.

LEE TAMBIÉN...

. : "Los ministros no somos pretexto para no dialogar" ► — Política El Comercio (@Politica_ECpe)