El candidato de Avanza País seguirá su gira por La Libertad, Chimbote y Lambayeque. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)
El candidato de Avanza País seguirá su gira por La Libertad, Chimbote y Lambayeque. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)
Ana Bazo Reisman

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

, quien aspira a la presidencia por el partido , programó su inicio de semana en Puno. El domingo por la mañana, tomó un vuelo de Lima a Juliaca. Apenas llegar al aeropuerto y ser recibido por partidarios, encabezó una caravana por la provincia de San Antonio de Putina para un posterior encuentro con ciudadanos en el centro poblado La Rinconada, distrito de Ananea. El lunes, reinició el trote para dos conferencias en Puno y Juliaca, además de reuniones privadas con sus candidatos al Congreso y dirigentes de la minería informal.

El Comercio siguió al candidato en esta jornada sin pausa. Lo acompañaron dos de los integrantes más visibles de su equipo de gobernabilidad: el general en retiro de la PNP Marco Miyashiro y el general en retiro del Ejército José Williams Zapata. Además, por el lado del partido, estuvo presente el exviceministro de Energía y Minas Rómulo Mucho quien actualmente -al igual que Williams- postula al Congreso por Lima.

En esta gira, De Soto retó públicamente a un debate a Yonhy Lescano, candidato presidencial de Acción Popular y favorito en los sondeos de intención de voto. Lo hizo en medio del cerro Huaynarroque, en La Rinconada, a 5.015 metros sobre el nivel del mar. En esta presentación, lo rodearon cerca de 500 personas, entre simpatizantes, vecinos y comerciantes del mercado; además de mujeres ‘pallaqueras’, dedicadas al recojo de residuos de oro, y obreros de mina informal, conocidos como ‘cachorreros’.

“Yo reto al señor Yonhy Lescano -con todo el respeto que merece mi rival- aquí en Puno, en Huaynarroque, [para el] 27 de marzo, a un debate en el cual veremos quién tiene la mejor propuesta: el que quiere incrementar más Estado, más gobierno, o el que quiere que ustedes sean la primera fuerza del Perú. Cuánto les agradezco su amable acogida. Nos estamos viendo en, aproximadamente, una semana si es que el señor Lescano, por supuesto, acepta y no se arruga”, dijo De Soto por megáfono.

En entrevista, el economista explicó por qué Lescano no tendría las estrategias claras para las propuestas de desarrollo que viene impulsando.

“Él dice que va a hacer muchas cosas con mayor participación del Estado. Está respondiendo verdaderamente a un argumento sobre el que tiene razón: los ricos del Perú no se preocupan por los pobres, sino que les dan caridad. Nosotros, en Avanza País, también tomamos ese argumento, pero no vamos a expropiar a nadie y, definitivamente, no vamos a utilizar un Estado fallido para hacer reformas. La pregunta básica para Lescano es: ¿cómo vas a hacer que funcione?’”, comentó Hernando de Soto a El Comercio un día después de dirigirle el desafío.

En el encuentro en La Rinconada, estuvieron presentes unas 500 personas. Desde allí, el candidato retó a Yonhy Lescano a un debate. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)
En el encuentro en La Rinconada, estuvieron presentes unas 500 personas. Desde allí, el candidato retó a Yonhy Lescano a un debate. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)

Este Diario también conversó con Rómulo Mucho al respecto de esta movida en la campaña de De Soto. De acuerdo con Mucho, el reto habría nacido del propio candidato presidencial, más que de una estrategia desde el partido. “Creo que fue una iniciativa del momento. Es algo perfectamente válido que puede hacer nuestro candidato en campaña y sin consultar a nadie. Además, el señor Lescano es evidentemente un populista que promete puras mentiras para ganar votos. La idea con el reto es cotejar si sus propuestas son realistas y viables. Al final, sea en Juliaca o en Lima, ese debate va a llegar”, dijo.

Para la politóloga Kathy Zegarra, el desafío planteado por el postulante presidencial de Avanza País resulta natural ante la figura aparentemente imbatible de Lescano en las encuestas. “Yo creo que vamos a encontrar que, en general, todos los candidatos querrán debatir con él, puesto que, en este momento, concentra la mayor atención y la mayor preferencia, a pesar de que a nivel comparado no sea un porcentaje tan alto. Claro que el escenario usado por De Soto es bastante simbólico: lo reta en su región de origen, rodeado de personas asociadas a la minería informal y que exigen propuestas claras”, explicó.

Zegarra estima que Lescano sí tiene un discurso populista y propuestas de poco análisis técnico. Por tanto, considera que, electoralmente, no le convendría acceder a debates con otros candidatos.

“No sería positivo para Lescano porque las propuestas que él plantea, si bien carecen de apoyo técnico y son populistas, son exitosas electoralmente. Entonces, no le convendría cambiar de estrategia para colocar sus propios planteamientos a discusión con terceros y darle a otros candidatos mayor visibilidad. Creo que, con excepción de que algo lo perjudique verdaderamente, aceptar un debate lo pondría en desventaja. Lo que, de momento, le conviene a él como candidato es mantenerse al margen y asegurar su pase a primera vuelta”, señala la especialista.

De Soto inauguró un local en su rápido paso en caravana por las calles de San Antonio de Putina, mientras se dirigía a La Rinconada. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)
De Soto inauguró un local en su rápido paso en caravana por las calles de San Antonio de Putina, mientras se dirigía a La Rinconada. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)

El acercamiento a los informales y la conquista de votos en tiempo récord

En su primer día en Puno, De Soto tenía también programada una presentación en la plaza principal del distrito de Ananea. Sin embargo, por reajustes de tiempo en la agenda, aquella parada fue descartada al último momento. Simpatizantes de Avanza País ya se habían apostado en el lugar, a la espera del candidato. Minutos después, José Farfán y Miguel Pino, candidatos al Congreso, comunicaron la cancelación ante una modesta cantidad de público.

“Con el doctor Hernando de Soto, por efectos de tiempo, hemos tenido unos retrasos. Ha pasado directamente al centro poblado La Rinconada. Sin embargo, esperamos de que, al regreso, podamos estar también acá, en esta, mi tierra de Ananea. Así que vamos a emprender la retirada en mucho orden, con bastante cuidado, para efectos de que alcance el tiempo”, indicó Farfán con ayuda de un micrófono.

En breve diálogo con vecinos de Ananea, El Comercio recogió algunas decepciones. “Nosotros queríamos escucharlo en vivo al candidato”; “aquí [Ananea] no ha llegado otro candidato [presidencial]”; “yo, particularmente, no voy a dar mi voto a nadie”; “lamentablemente, nos sentimos ignorados en Ananea”; “no sabíamos que iba a venir Hernando de Soto”; “queremos escuchar propuestas y, según eso, pensamos decidir”; “por lo menos, que se presente” fueron los diferentes comentarios que registramos.

El candidato de Avanza País priorizó su llegada al centro poblado La Rinconada. Obreros de minas informales escucharon su mensaje. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)
El candidato de Avanza País priorizó su llegada al centro poblado La Rinconada. Obreros de minas informales escucharon su mensaje. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)

De acuerdo con , publicada ese mismo domingo, quien mantiene las preferencias en el sur del país es Yonhy Lescano. Según Daneri Solórzano, candidata al Congreso de Avanza País por Puno, la campaña local ha consistido en presentar a De Soto como un candidato diferente, que “no es de derecha ni de izquierda, sino que representa al progreso”.

“Sabemos que el sur es muy de izquierda, pero no importa si es de derecha o de izquierda Hernando de Soto. Con que haga progresar a la región Puno, será un buen presidente. Es lo que nos tiene que importar y a lo que estamos apuntando. Puno es una zona con cuatro hitos fronterizos. Deberíamos estar haciendo zona franca. Deberíamos haber ya generado un parque industrial. Nos está faltando ese impulso que Hernando sí nos puede asegurar”, expresó Solórzano.

Como lo señalamos antes, el enfoque de De Soto para capitalizar votos está en el sector no formalizado. En Puno, su principal atención es el vínculo con los mineros informales. Mario Ayamamani, quien presidió la central de cooperativas mineras de La Rinconada, conoce al economista desde 2013, en el contexto de protestas del sector.

“Él [De Soto] conoce bastante nuestra realidad, la de los mineros informales. Como en sus libros habla bastante sobre el proceso de formalización, nos interesó contactarlo en 2013. (...) Yo, por ejemplo, tengo una investigación actual por lavado de activos. Toda mi vida he trabajado en La Rinconada. Mi empresa la constituí en 1998, saqué el RUC en el 2002 y empecé a declarar desde ese año. La fiscalía me investiga porque mi empresa es supuestamente de fachada y presento desbalance patrimonial. Yo he demostrado que no he sido minero ilegal, sino informal. Solo que me ha tomado como doce años este proceso de formalización que aún no termino. Las leyes están mal dadas. Y el señor De Soto entiende todo el problema”, contó Ayamamani a El Comercio.

El lunes, ya en Juliaca, el candidato presidencial se reunió en una cancha de fútbol con dirigentes de las cooperativas de La Rinconada y su presidente Antonio Apaza Quea. En el encuentro veloz y privado, participaron unas 40 personas. De Soto estaba flanqueado por los generales Miyashiro y Williams.

“Lo álgido es que estamos en un proceso de formalización que es de nunca acabar. Sabemos que, cuando usted llegue al gobierno, seguramente nos dará la solución pertinente, utilizando la justicia. El deseo de operadores del rubro minero es verlo en la presidencia”, indicó el vocero de los mineros al candidato de Avanza País.

De Soto cerró su viaje a Puno con dos conferencias de prensa. Una se realizó en el sótano del hotel Royal Inn, cerca de la plaza principal de Puno, y la otra fue organizada en la Casa del Periodista, en Juliaca. El Comercio obtuvo una entrevista en exclusiva con el candidato. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)
De Soto cerró su viaje a Puno con dos conferencias de prensa. Una se realizó en el sótano del hotel Royal Inn, cerca de la plaza principal de Puno, y la otra fue organizada en la Casa del Periodista, en Juliaca. El Comercio obtuvo una entrevista en exclusiva con el candidato. (Foto: El Comercio / Alessandro Currarino)

En entrevista con este Diario, De Soto se refirió a la problemática de la minería informal. Reiteró que las trabas son impuestas por el propio Estado: “Entre la mina y sus concesiones [las concesiones de los mineros] estando a ley, antes de que salga su producción y llegue a un puerto, hay toda una cadena de eslabones que están llenos de trámites increíbles. Esto los obliga a que, cuando le venden al acopiador o a la refinería de oro, empiece la informalidad. Eso es lo que no se resuelve hasta ahora, pero, por ignorancia, simplemente se promueve cerrarlo todo. (...) Mi tesis de que este país, con esta cantidad de normas ciegas y de representantes que no recogen el reconocimiento crucial de los problemas, no está resolviendo la informalidad. Yo quiero resolver eso”.

Por estos días, el postulante de Avanza País recorre ciudades de la costa norte. De acuerdo con su equipo de prensa, tiene planificado un próximo viaje al Cusco. El tiempo se acorta hacia una primera vuelta que sigue proyectando como preferidos, según las encuestas, a contendores que De Soto ha tildado de populistas.