Guillermo Bermejo (a la izquierda) y Alfredo Pariona (derecha) está por ocupar una curul en el Congreso como representante por Lima de Perú Libre. (Composición: El Comercio)
Guillermo Bermejo (a la izquierda) y Alfredo Pariona (derecha) está por ocupar una curul en el Congreso como representante por Lima de Perú Libre. (Composición: El Comercio)
Graciela Villasís Rojas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Unidad de Investigación

El candidato a la presidencia de , , y algunos congresistas electos por su partido han repetido una y otra vez que no son terroristas, que no han participado en ningún acto subversivo y que no hay evidencias sobre sus presuntos vínculos con la organización terrorista . Sin embargo, El Comercio accedió a los voluminosos expedientes de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) de la policía que detallan la presunta participación en actos subversivos de dos de sus virtuales parlamentarios: Guillermo Bermejo Rojas (Lima Metropolitana) y Alfredo Pariona Sinche (Huancavelica).

Las conexiones de Bermejo

En el 2006, Bermejo fue acusado por primera vez del delito de terrorismo. Ese año, la fiscalía pidió prisión preventiva para él tras un trabajo de inteligencia policial que rastreó las actividades que realizaba en Todas las Voces, movimiento que Bermejo, conocido como ‘El Che’, fundó en el 2004. El expediente detalla los nexos que tenía en distintos frentes.

Guillermo Bermejo en audiencia en el Poder Judicial. (Foto: Archivo)
Guillermo Bermejo en audiencia en el Poder Judicial. (Foto: Archivo)

Cuando la policía lo intervino en su vivienda, encontró equipos de radiotransmisión que usaba para comunicarse con cocaleros de Tocache, en el Alto Huallaga, donde operaba el cabecilla senderista ‘Artemio’. En su testimonio, Bermejo dijo que los equipos de radio eran para transmitir “música trova” y “que el otro radiotransmisor la tienen los cocaleros de la Confederación Nacional de Cuencas Cocaleras y Agropecuarias del Perú”.

En la intervención también hallaron caset con grabaciones de proclamas de detenidos de la organización terrorista MRTA y propaganda de la Coordinadora Continental Bolivariana.

MIRA: Pedro Castillo: “Vamos a revisar y vamos a corregir el accionar de la Sunedu”

En esa ocasión, Bermejo fue detenido e interrogado por la policía, a la que además narró sobre sus viajes a Venezuela, Bolivia y Chile. En el 2005, fue a Venezuela por primera vez, cuando Hugo Chávez estaba en el poder. “Fui invitado por el Congreso Bolivariano de Venezuela. El segundo viaje lo solventó el Gobierno de Venezuela, no recuerdo el nombre de la persona que me envió el dinero […] Eran parte de los círculos bolivarianos”, relató.

Guillermo Bermejo junto con miembros de grupos revolucionarios de Latinoamerica. (Foto: AP)
Guillermo Bermejo junto con miembros de grupos revolucionarios de Latinoamerica. (Foto: AP)

También detalló sobre los otros viajes que realizó por ser parte de Todas las Voces. Viajó a Bolivia al evento “El pueblo al poder sobre comunidades autóctonas de América Latina”, organizado por el Gobierno de Bolivia mientras Evo Morales era presidente. En aquella ocasión, según su versión, “sus viajes fueron solventados por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Perú”. “Esta agrupación me pagó los pasajes y estuve alojado en un cuartel. También fui a Chile a participar de un evento organizado por el Frente Patriótico de Manuel Rodríguez [de ese país, a finales de octubre del 2005]”, dijo. En agosto del 2006, volvió a Chile para participar en la Caravana contra la Inmunidad. “Esos gastos los hizo los derechos humanos, es decir las ONG como Aprodeh y Amnistía Internacional”, añadió.

Por este caso, finalmente, fue absuelto.

Movimiento migratorio de Guillermo Bermejo. (Foto: Captura)
Movimiento migratorio de Guillermo Bermejo. (Foto: Captura)
Guillermo Bermejo y sus conexiones. (Composición: El Comercio)
Guillermo Bermejo y sus conexiones. (Composición: El Comercio)

Sendero del Vraem

Bermejo también tuvo conexiones con la facción narcoterrorista de SL en el Vraem, encabezada por los hermanos Quispe Palomino, según el atestado policial de marzo del 2015 al que este Diario accedió.

En el se lo acusa de “haberse integrado voluntariamente a SL del Vraem y desplazarse al campamento terrorista de Huancamayo, entre los meses de febrero y marzo del 2009, acompañado de Wilder Satalaya Apagueño, camarada Koki, actualmente recluido en prisión; Sergio Gonzales Apaza, camarada Sergio; Richard Hermenegildo Laurencio del Valle, camarada Richard o profe. Todos ellos, integrantes del denominado comité regional oriente de SL, declararon haberlo visto”.

Además, cuatro colaboradores eficaces aseguraron a la policía y a la fiscalía que Bermejo “recibió una instrucción político-militar y sobre el uso y manejo de armas de fuego por parte de la organización subversiva”. Los cabecillas del comité regional del norte aseguran que firmó una carta de sujeción a la organización SL cuando “concurrió a un campamento terrorista por la zona de Huachinapata en Junín”. Se lo sindica de “haber sido miembro del comité central de la OT Sendero Luminoso del Vraem para que se desempeñe como enlace y contacto entre SL y las otras organizaciones terroristas internacionales”. También detalló que Bermejo “permanentemente se desplaza al Vraem y a otros países de América como Bolivia, Colombia, Chile, Venezuela y no se conoce su fuente de ingresos”.

“El documento de sujeción fue entregado a Víctor Quispe Palomino, camarada José, y a Jorge Quispe Palomino, camarada Raúl, y se le entregó a alias El Che un USB con información sobre SL para entregarla a las otras organizaciones terroristas internacionales, según lo descrito por tres colaboradores eficaces que estuvieron presentes y que lo acompañaron en el tramo final de su trayecto”.

A Bermejo se lo investiga, además, por azuzar a los pobladores del Vraem a levantarse y no aceptar los programas de desarrollo que viene fomentando el Estado, como la erradicación de la hoja de coca y la construcción de un aeródromo militar en el distrito de Pichari, Cusco.

Por estas evidencias y testimonios, la Fiscalía de Huánuco lo denunció por el delito contra la tranquilidad pública en la modalidad de pertenencia y afiliación terrorista en agravio del Estado. La Corte Superior de Huánuco luego lo absolvió en segunda instancia. Sin embargo, en agosto del 2018, la Sala Penal Nacional de la Corte Suprema y ordenó iniciar un nuevo juicio oral a Bermejo.

La resolución dice que no se valoraron “las declaraciones de los colaboradores eficaces” y “tampoco [los] reconocimientos fotográficos, que son relevantes para el caso”.

Bermejo no respondió las llamadas y mensajes que le envió este Diario, pero alegó que tiene un juicio que debe empezar. “Yo estaba exiliado porque aquí en mi país se me persiguió políticamente por defender los terrenos de la gente del Vraem porque querían construir sobre sus terrenos una base norteamericana. A mí me hostilizaron, me llevaron a la Dircote y me tuvieron 17 días detenido”, indicó hace unos días en Canal N.

Pariona a rayas

El 1 de agosto de 1994, Alfredo Pariona, el congresista más votado por Huancavelica en las últimas elecciones, fue detenido en Junín con otros estudiantes de la Universidad Nacional del Centro, acusados de pertenecer a SL. Según , Pariona y cuatro estudiantes participaron en atentados en Huancayo contra locales de la Municipalidad de Chilca, el hotel Presidente y la empresa Nissan, e hicieron pintas y repartieron volantes de SL.

Aquella vez, Pariona aceptó que volanteó mensajes alusivos a SL por el día de la heroicidad. “En el año 1993, en el mes de octubre, faltando dos días para que se lleve a cabo el referéndum, Roy Rices Bastidas, compañero Simpson [mando político de la zona del Valle del Mantaro de SL], en circunstancias en las que me encontraba en la universidad [...], manifestó que haríamos un trabajo de volanteo. A cambio nos daría [la] credencial para cuidar el examen de admisión” y un pago de S/ 75. “Repartí volantes porque el compañero Simpson […] como me iban a dar dinero de por medio para que realice dicha acción”. Negó que perteneciera a SL.

Los volantes decían: “El partido lo hizo. Viva el partido comunista del Perú, SL. La confiscación la hizo el partido comunista del Perú. Viva el presidente Gonzalo, viva el partido comunista del Perú, viva la guerra popular. Partido comunista del Perú”.

Estos eran los volantes que repartían Pariona y otros estudiantes.
Estos eran los volantes que repartían Pariona y otros estudiantes.
Los volantes señalaban "Viva el P.G.", en referencia al 'presidente Gonzalo'.
Los volantes señalaban "Viva el P.G.", en referencia al 'presidente Gonzalo'.

El 12 agosto de 1994, la policía presentó a Pariona con traje a rayas junto a otros estudiantes acusados de integrar el grupo de SL que habría participado en el atentado contra el entonces alcalde de Huancayo Pedro Morales. Estuvo detenido dos años y medio.

Portada del diario Correo que implica a Alfredo Pariona.
Portada del diario Correo que implica a Alfredo Pariona.

Edwin Máximo Escobar, quien en la foto de la presentación está junto a Pariona, aceptó que pertenecía a SL y conocía a Pariona y a los otros implicados. En la casa de Escobar, la policía encontró dinamita, bombas caseras, granadas de fuera, pancartas, folletos subversivos y trapos rojos con la hoz y el martillo.

A todos se los acusó de ser los presuntos autores de los atentados en Huancayo, según el atestado de la Dircote de 1994.

Pariona volvió a prisión el 13 de junio del 2011, pero esta vez por el delito de peculado doloso y culposo en agravio del Gobierno Regional de Huancavelica. Estuvo detenido durante 28 días.

Sobre los dos casos, Pariona respondió a este Diario: “No tengo nada con la justicia, todo ha sido zanjado. Más bien, por favor... si fueran efectivamente profesionales […] Por favor hay una ética periodística, si ustedes avalan el sistema actual, bueno es su trabajo de ustedes, pero no mancillen las honras de las personas”.

Hace unos días, declaró al diario “Correo” de Huancayo: “Aquella vez fui elegido por la voluntad de los estudiantes de la UNCP como dirigente y a los 13 días me acusan. Me llevaron al penal y me quedé ahí hasta el 17 de agosto del año 95. Durante el período de investigación no demostraron su acusación respectiva y la Corte de Justicia de Junín me absuelve de todos los cargos, apela la fiscalía y la Corte Suprema ratifica mi inocencia”.

Alfredo Pariona y los volantes de SL. (Composición: El Comercio)
Alfredo Pariona y los volantes de SL. (Composición: El Comercio)

TE PUEDE INTERESAR