Ramírez fue congresista de Fuerza Popular en representación de Cajamarca y también uno de los principales financistas del partido. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/ Archivo El Comercio)
Ramírez fue congresista de Fuerza Popular en representación de Cajamarca y también uno de los principales financistas del partido. (Foto: Anthony Niño de Guzmán/ Archivo El Comercio)
Redacción EC

La fiscalía de lavado de activos no archivaría la investigación que sigue al ex congresista fujimorista y a su entorno familiar. Por el contrario, el caso seguiría pero en un siguiente nivel: la investigación preparatoria, etapa de un proceso penal que antecede a la del juicio.

Fuentes de este Diario señalaron que la fiscal Sara Vidal, a cargo de la investigación, cuenta con “sólidos elementos” que apuntan a que el ex parlamentario y su entorno habrían incurrido en el blanqueo de dinero a través de las más de 15 empresas del Grupo Ramírez.

Por tal razón, a más tardar el jueves, la magistrada estaría firmando la resolución que señala que seguirá investigando al ex secretario general del fujimorismo por un plazo no menor de 18 meses. Con ello, Vidal buscará recabar más evidencias con miras a una eventual acusación.

A principios de este año fue incluida en las pesquisas preliminares la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

El viernes de la semana pasada se llevó a cabo una de las últimas diligencias de la etapa preliminar: el ex congresista declaró en la fiscalía de lavado de activos. Según trascendió, Joaquín Ramírez negó haber recibido dinero de Keiko Fujimori. También aseguró que el origen de su fortuna –de más de US$7 millones– no proviene de una fuente ilícita y que no registra un desbalance patrimonial.

La indagación preliminar a Joaquín Ramírez y a su entorno se inició en el 2014, a pedido de la procuraduría de lavado de activos. Recién en setiembre del año pasado se incluyó al ex legislador como investigado, tras perder su inmunidad parlamentaria.

—Los peritajes—
Esta semana también será clave para los peritos contables de la fiscalía, quienes analizan los ingresos y egresos de las empresas de Ramírez para emitir un informe final.

Se sabe que la procuraduría de lavado de activos también ha puesto a disposición de la investigación a un perito.

Algunas de las empresas investigadas por la fiscalía como Capricornio Import, Lima Ingeniería y Construcciones, Promotora e Inmobiliaria Primavera, son del rubro de ventas inmobiliarias. Otras se dedican al negocio de grifos. Es el caso de Norgrifos y Cogeco S.A.C.

El ex legislador también ha sido presidente del club UTC de Cajamarca.

Joaquín Ramírez fue secretario general de Fuerza Popular desde abril del 2014 hasta mayo del 2016. Se alejó del cargo en medio de los cuestionamientos por la investigación por presunto lavado de activos y lo reemplazó José Chlimper.

MÁS EN POLÍTICA...

TAGS RELACIONADOS