Francisco Sagasti (Foto: GEC)
Francisco Sagasti (Foto: GEC)
Ariana Lira Delcore

El nuevo ha iniciado sus funciones en medio de la crisis generada por la llegada del al país. Aunque la institución ha paralizado -temporalmente- su funcionamiento, el inicio de sesiones deberá ser retomado en el corto plazo, a través de mecanismos que permitan respetar las medidas de aislamiento social. , vocero del , conversó con El Comercio sobre el papel del Parlamento en esta particular coyuntura.

¿Cuál cree que debe ser el papel del Congreso en esta coyuntura de emergencia sanitaria?

Yo creo que el Congreso tiene que mostrar que es capaz de balancear el interés nacional y el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales, con acatar las disposiciones del estado de emergencia. No dejar de funcionar, pero tampoco prestarse a propagar esta pandemia. Por esa razón, el Partido Morado ha presentado un proyecto de ley para modificar el artículo 51 del Reglamento del Congreso y permitir las sesiones de virtuales.

¿Qué hay de la agenda legislativa? ¿La situación actual reacomodará las prioridades en el Legislativo?

Estamos esperando a ver cuál es la propuesta de la Mesa Directiva, pero la agenda legislativa sigue siendo la misma. Será cuestión de ver cuáles de los temas se priorizan en el muy corto plazo, dependiendo de cómo se acuerda realizar las sesiones virtuales o presenciales.

La agenda incluye, en primer lugar, la revisión de los decretos de urgencia. En segundo lugar, escuchar al Presidente del Consejo de Ministros y darle el voto de confianza. Es posible que el Ejecutivo pida facultades legislativas, específicamente para continuar legislando sobre el tema del virus. Y, luego, otros temas que son importantes, pero no extremadamente urgentes, como el procedimiento de selección de los miembros del Tribunal Constitucional.

¿El Partido Morado estaría de acuerdo con delegar las facultades para la emergencia sanitaria al Ejecutivo?

En principio, si vemos que hay dificultades para reunirnos de manera continua, estamos de acuerdo en que sí. Lo que tenemos que ver es exactamente cuál es el contenido de ese pedido de delegación de facultades. No lo hemos conversado en detalle en nuestras sesiones virtuales de bancada, porque todavía no se ha presentado [el pedido de delegación de facultades legislativas]. En el momento en que se presente, lo veremos en nuestras sesiones virtuales.

Por el momento, ¿en el Partido Morado están de acuerdo con las medidas que se están tomando desde el Ejecutivo por el tema del coronavirus?

Hasta el momento, vemos que están andando en la dirección correcta, aunque vamos a publicar un comunicado, que va a salir del comité político de la bancada, sugiriendo algunas medidas adicionales, sobre todo en el campo económico [las a las que hace referencia Sagasti fueron publicadas en las redes sociales del Partido Morado el lunes por la tarde].

Creemos que se están haciendo las cosas correctas, en gran medida, en el tema sanitario, en el tema de cuidar a la población. Pero sabemos que el tema de carencias económicas, sobre todo de la población más vulnerable, merece esfuerzos extraordinarios, ya que nos encontramos en una situación extraordinaria.

Este será periodo congresal corto. ¿Está en riesgo la reforma política en esta situación extraordinaria?

Lo primero que hizo el Congreso, que era lo mas razonable, fue decidir que el plazo para aprobar los cambios en la legislación electoral sea de seis meses antes de las elecciones. Eso nos da tiempo para introducir las reformas políticas electorales que sean necesarias. Sabemos que pone presión en las autoridades electorales, pero yo estoy seguro de que estarán a la altura de las circunstancias.

¿No cree que la emergencia nacional les va a quitar mucho tiempo?

No, yo creo que es posible [concluir con la reforma política]. Además, ya las posiciones están adelantadas, ha habido conversaciones informales entre los representantes de las distintas bancadas y yo confío en que, cuando el Congreso empiece a operar de manera continua y efectiva, sea ya virtualmente o presencialmente, podremos avanzar muy muy rápido en las reformas electorales y políticas para realizarlas a tiempo.

Hablemos de temas prácticos. Su bancada han propuesto un proyecto de ley con el fin de posibilitar estas sesiones virtuales y no paralizar la agenda parlamentaria. ¿En qué consiste este proyecto?

El proyecto simplemente abre la posibilidad de poder hacer eso que no existía anteriormente. Ahora, más allá del proyecto que crea la opción de hacer sesiones virtuales, desde el punto de vista práctico existen ya plataformas de conferencias que están en el mercado que se pueden utilizar, hasta con varios cientos de personas. En el Partido Morado estamos utilizando la plataforma ‘Zoom’, que es fácil de utilizar.

El problema viene en cómo asegurar dos puntos claves para poder tener sesiones virtuales. En primer lugar, el tema de la asistencia y, en segundo lugar, las votaciones. El Congreso ya tiene un sistema electrónico en el cual, desde cada escaño, usando su huella digital, uno puede marcar su asistencia y su votación. Hay un tablero electrónico que permite hacer eso desde cada bancada.

El siguiente paso sería tener un lector de huella digital conectado a las computadoras de cada congresista en su residencia o en el lugar en que estén. Utilizaríamos el DNI electrónico y la firma electrónica, que ya tenemos todos porque, para poder hacer la declaración de bienes y rentas, tuvimos que conseguir el DNI electrónico.

¿Hay resistencia en el Legislativo sobre las sesiones virtuales?

Mira, como no he estado en el Congreso, no tengo manera de responderte esa pregunta. Yo, personalmente, y los miembros de la bancada no hemos estado en el Congreso físicamente desde hace una semana, así que no tenemos manera de saber si es que hay una resistencia entre bambalinas.

¿Cuál es su opinión sobre los congresistas que, pese a la orden de aislamiento social, han viajado a sus regiones?

Mi opinión, en general, es que los congresistas debemos ser muy respetuosos de las normas en la medida de lo posible. A menos que sea una cosa absolutamente excepcional y sin reclamar privilegios adicionales a los que tiene la ciudadanía, yo creo que los congresistas debemos cumplir con todas las normas del caso. Lo más importante es no quitar el espacio a un ciudadano que le corresponda por razones humanitarias.

Está el caso del congresista Rubén Pantoja (Unión por el Perú), que trasladó en un vuelo humanitario a sus familiares directos.

Eso yo creo que él tendrá que responder a la ciudadanía y explicarnos a todos, no solamente al Congreso, su actitud en este caso. Lo que es importante es que ha recibido un rechazo de la ciudadanía en general. Yo creo que los congresistas tenemos que ser muy conscientes de que este Congreso tiene que recuperar la confianza de la ciudadanía.

Hablaba usted de que los congresistas deben cumplir las medidas. Ha habido críticas porque, como todos vimos, en la juramentación de congresistas hubo muchos abrazos y apretones de manos.

Eso sucedió en el primer día, después de declarar la emergencia, cuando la cosa aún estaba un poco confusa. Yo creo que, a medida que ha pasado el tiempo, no solamente los congresistas, sino todos los ciudadanos, hemos tomado mucho mayor consciencia. No obstante, los congresistas del Partido Morado evitamos dar la mano, dimos codazos, nos mantuvimos, hasta donde es posible, a distancia los unos de los otros y tratamos en la medida de lo posible cumplir con las restricciones que se habían impuesto.

El primer ministro Vicente Zeballos ha criticado a los congresistas que viajaron al interior del país. ¿Cree que podría darse un posible conflicto entre Ejecutivo y Legislativo a raíz de la emergencia nacional?

Eso no va a suceder. No va a haber un enfrentamiento entre el Congreso y el Ejecutivo por el tema del coronavirus. Todos estamos plenamente conscientes. Quizá habrá alguna excepción, pero la inmensa mayoría, no solo los congresistas y funcionarios del Ejecutivo, sino también los ciudadanos, estamos conscientes de que tenemos que trabajar juntos para superar esta crisis.

¿Ni siquiera por un eventual pedido de delegación de facultades para legislar en materia de la emergencia?

No creo que vaya a haber un conflicto en torno a eso, si el Ejecutivo lo explica con claridad y si delimita exactamente cuál va a ser el ámbito dentro del cual se van a delegar las facultades legislativas. Y luego se va a ejercer el control político, que siempre se da en caso de la delegación de facultades. Pero esperemos que las pida, no nos adelantemos.

Con la crisis las cosas han cambiado, ¿sigue el Partido Morado aspirando a las mismas comisiones en el Parlamento?

Siguen siendo las mismas. Nosotros hemos planteado ya que tenemos interés en la comisión de justicia, en la comisión de economía, en la comisión de educación y en la de ciencia y tecnología.

El último lunes, el Partido Morado publicó un comunicado dirigido al presidente de la República en el que recomendó una serie de medidas de carácter económico para complementar las acciones tomadas por el Ejecutivo.