Analistas políticos consideran que la posición de Francisco Petrozzi está debilitada y su salida del Ejecutivo es cuestión de días. (Foto: GEC)
Analistas políticos consideran que la posición de Francisco Petrozzi está debilitada y su salida del Ejecutivo es cuestión de días. (Foto: GEC)
Mario Mejía Huaraca

La crisis política suscitada por la decisión del ministro de Cultura, , de destituir al periodista del cargo de presidente del Instituto Nacional de Radio y Televisión (IRTP) continúa. Las declaraciones del martes del presidente sobre el tema no ha aclarado los motivos del despido, ni han despejado las suspicacias que se han generado sobre el mismo y sigue siendo una incógnita lo que sucederá con el excongresista.

¿Cómo ha manejado el Ejecutivo esta delicada situación que ha provocado una serie de cuestionamientos? ¿Cómo debió actuar el Gobierno para evitar que este incidente le ocasione tantos dolores de cabeza? ¿Qué sucederá en los próximos días?¿La salida de Petrozzi sería inminente? Tres analistas políticos absuelven estas interrogantes y todos ellos coinciden en señalar que hubo un pésimo manejo político del problema y es inminente la salida del tenor lírico.

— El Gobierno se ha abierto innecesariamente un flanco—

“Creo que el Ejecutivo ha manejado de manera pésima esta situación y se ha abierto innecesariamente un flanco al cesar a Hugo Coya. En el supuesto de que TV Perú le haya dado más espacio a los opositores del gobierno como se dice, eso más bien hubiera servido para demostrar la pluralidad que el gobierno pretende tener”, comenta Jose Carlos Requena.

El analista agrega que una vez que se desató la crisis, los representantes del Ejecutivo “debieron salir mucho más rápido a explicar las motivaciones del cambio, sin embargo recién este martes el presidente ha hablado algo sobre el tema, pero igual lo deja en una situación muy complicada que debilita a un Gabinete que ya ha tenido dos bajas hasta ahora”.

El analista Luis Benavente también considera que hubo “un manejo políticamente deficiente” del caso y que las explicaciones dadas por el presidente Vizcarra no han sido satisfactorias. “Dice que respeta mucho al señor Coya, pero qué respeto puede ser ese en que le dan un portazo. Además esto se produce en una etapa electoral en la que se puede pensar que se quiere poner a los medios de comunicación del Estado al servicio de los intereses políticos del gobierno. Estamos en una situación de concentración de poder, de falta de contrapesos. Si hubiera un Congreso, el ministro ya habría sido citado”, manifestó.

—Sensación de un mal manejo del canal del Estado —

En opinión de la periodista y analista política Cecilia Rosales, la sensación que está quedando en la opinión pública es que el Gobierno quiere hacer un manejo particular del canal del Estado. “Lo preocupante es que esto se hace en un momento tan sensible en que no hay Congreso y hay elecciones parlamentarias en curso”, indicó.

En esas circunstancias, Rosales dice que el ejecutivo debería zanjar cualquier sospecha o suspicacia que pudiese darse sobre lo que se quiere hacer con el canal del Estado. “No solo se trata de la salida de Hugo Coya, sino de algo mayor, porque el mismo ministro Petrozzi adelantó que se venían cambios y ya se están viendo renuncias en ese canal”,añadió.

Para Rosales, la mejor manera de zanjar con esta delicada situación de dudas es “retirando las confianza al ministro de Cultura que ha generado esta situación”.

—Salida sería cuestión de días—

Requena también cree que se avizora la salida del titular de Cultura. “Si no logran pasar esta pagina rápidamente, la posición de Petrozzi seguirá debilitándose y su salida será cuestión de días. Hay muchos sectores que la han pedido, sobre todo los promotores de la libertad de expresión. Vamos a ver cuántos golpes el Gobierno está dispuesto a recibir antes de pedir la renuncia”, expresó luego de recordar que en los casos del exministro de Inclusión Social Jorge Meléndez y de Salud Zulema Tomás “sus renuncias tardaron en madurarse varios días, no fueron rápidas”.

Igualmente, Benavente cree que no hay otro camino para Petrozzi. “Lo correcto en esa circunstancia es renunciar. Se debe colocar a un ministro que genere confianza y garantice autonomía y pluralismo en las informaciones de la televisión pública. Es la única manera de salir de este lío gordo en el que se ha metido el Gobierno innecesariamente. Van a ser tres ministros que se van en un tiempo muy corto”, acotó.

El destino de Francisco Petrozzi se conocerá en los próximos días. Como todos los miércoles, hoy hay sesión de Consejo de Ministros y es muy probable que el tema de su permanencia en el Gabinete sea parte de la agenda. “Lo que pasará mañana está en manos de Dios. Los amigos quedan, los cargos vienen y se van [...] Hice lo que pensé que era correcto. Nadie tiene la verdad absoluta”, manifestó ayer el todavía ministro de Cultura.