El presidente Pedro Pablo Kuczynski () se pronunció horas después de que su gobierno determinara finalizar la concesión del al consorcio que integran las compañías , Enagás y Graña y Montero.

La medida se aplicó luego de que el consorcio no cumpliera con demostrar que tiene el financiamiento necesario para ejecutar la obra.

La presencia de Odebrecht, constructora brasileña que admitió haber pagado sobornos por US$29 millones en el Perú entre el 2005 y 2014, ha sido la causa por la cual las entidades financieras no quisieron prestar dinero al consorcio.

En esa línea, el gobierno de PPK decidió ejecutar la penalidad de US$262 millones al consorcio por incumplimiento de contrato.

Ayer se anunció además que el Estado realizará una nueva licitación de gasoducto. Según el ministro de Energía y Minas (MEM), Gonzalo Tamayo, el proyecto se debe concesionar antes de un año y sin modificaciones.

El presidente de la República habló del tema esta mañana durante una entrevista con RPP.

MÁS EN POLÍTICA: