Jonathan Castro

En apenas tres días, el gobierno del presidente entrará en la última etapa para demostrar su capacidad de gestión. Antes del habitual recuento de obras del mensaje por , este Diario le solicitó información a la Presidencia del Consejo de Ministros sobre el cumplimiento de los objetivos que el propio Ejecutivo había priorizado.

Los resultados obtenidos distaban de ser óptimos en varios de los trece temas planteados antes de la pandemia. Si bien el ha cambiado las metas de la gestión, en este análisis se tomó en cuenta la situación hasta el 12 de marzo, antes del inicio de la crisis que suspendió y alteró el cumplimiento de algunos hitos.

MIRA: Martín Vizcarra un año después: ¿Qué anuncios por 28 de julio del 2019 se cumplieron?

La Oficina de Cumplimiento de la PCM elabora notas de los avances y evalúa cada meta con un semáforo a fin de señalar alertas en los ítems que presentan retrasos o que su cumplimiento es altamente problemático. Las metas y anotaciones que se recogen en la infografía fueron elaborados por ese despacho. De las 264 metas, solo 126 (48%) estaban en buen camino; mientras que 84 (32%) tenían inconvenientes y 35 (13%) retrasos serios.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

Seis prioridades están relacionadas a temas de salud, aunque su desempeño no ha sido homogéneo. En la primera de ellas –el abastecimiento de medicamentos, dispositivos y equipos biomédicos– se presentaron avances para fortalecer los procesos de selección racional de medicamentos. Pero hubo dificultades para mejorar la gestión de los medicamentos, asegurar el acceso de la población a estos y optimizar su adquisición, así como la de dispositivos y equipos biomédicos.

Uno de los puntos más bajos fueron los avances en el cumplimiento de las metas relacionadas a las redes integradas de salud (RIS). Uno de los temas más importantes de este campo es la actualización de la base de datos sobre población, morbilidad, mortalidad, perfil epidemiológico, infraestructura, equipamiento y recursos humanos; pero no tenían personal capacitado con la metodología más reciente.

Hasta marzo, ninguno de sus objetivos para la formulación del marco legal, la conformación y funcionamiento de las redes ni la reducción de la brecha presupuestal estaba bien encaminada: no tenía ni una luz verde en los avances. Por el contrario, en el informe anterior de diciembre se mostraba que 11 de las 19 metas que se tenían en ese momento estaban en rojo.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

Retos de ejecución

El sector con mejor cumplimiento de metas ha sido Educación. En 14 de las 18 metas tenían luz verde, entre temas relacionados a aprendizajes para la vida, confianza en los maestros, escuelas acogedoras y seguras y articulación y calidad en la educación superior.

La crisis generó nuevos retos por la educación a distancia, como el registro de asistencia virtual en el programa Aprendo en Casa, así como la ejecución financiera de las obras. Aun así, la evaluación que se hizo en julio contempla que la mayoría de las metas están en buen camino. En el último Gabinete, Vizcarra le ha ratificado la confianza a Martín Benavides al mando de este sector.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

En los temas de seguridad ciudadana y prevención de la violencia contra la mujer, la PCM no envió información actualizada. Sus últimos reportes datan de diciembre del año pasado. En el primero de estos, si bien se aprecia que se cumplieron la mayoría de las metas, los indicadores del 2019 muestran algunos problemas. Se tenía como fin reducir el porcentaje de personas que hubiesen sido víctimas de algún delito, robo, intento de robo u otro delito con arma de fuego en los últimos doce meses. Pero ninguno de estos disminuyó, por el contrario, aumentaron.

En la prevención de la violencia contra la mujer, no se pudo cumplir con las metas en dos indicadores claves: reducir el porcentaje de mujeres víctimas de violencia por su pareja y aumentar el porcentaje de mujeres que buscaron ayuda.

Grandes proyectos

Más de la mitad de los 62 proyectos de la cartera de inversiones de la gestión de Vizcarra iban en buen camino hasta marzo. Pero algunos de los emblemáticos tenían retrasos, como la línea 2 del metro de Lima. A la fecha, solo se tiene casi 8 km de túnel construido, cuando la meta para fin de año era llegar a 12 km.

(Elaboración: El Comercio)
(Elaboración: El Comercio)

Otro caso es el del Sistema Integrado de Transporte de Gas del Sur –antes gasoducto sur peruano–, en el que se ha hecho advertencias importantes: no existen reservas probadas suficientes ni demanda asegurada en la zona sur del país. Además, hay inconvenientes con la empresa consultora Mott MacDonald y no hay postores interesados.

En tanto, en Reconstrucción con Cambios, el sector que tiene mejores avances es Educación. Mientras que Agricultura y Salud son los que presentan los peores resultados.

Después del inicio del estado de emergencia, la Oficina de Cumplimiento de la PCM está actualizando las prioridades con los sectores. En algunos casos, estas han variado considerablemente. Aun así, si se le tuviera que poner una nota promedio al Ejecutivo basado en sus avances, sería 12,5 [ver infografía].

Contratiempos en la lucha contra la anemia

La pandemia ha generado algunos contratiempos. A marzo del 2020, solo el 14,9% de los niños de 4 y 5 meses recibían gotas de hierro y dos visitas domiciliarias. Esto es un retroceso si se tiene en cuenta que en diciembre del 2019 estaba en 62%.

En la lucha contra la anemia, la desnutrición crónica y las inmunizaciones, hubo retrasos, principalmente en dos aspectos: asegurar las condiciones y monitorear las intervenciones claves. El Instituto Nacional de Salud era el responsable de evaluar el desarrollo del piloto de papilla para niños menores de 1 año y la evaluación de los alimentos de los programas sociales, pero luego de empezar la crisis no se reportaron los avances.

Puntos de vista

Carolina Trivelli, investigadora principal del IEP:

“Lo bueno es que se ha mejorado en lo crítico”

(Renzo Salazar / GEC)
(Renzo Salazar / GEC)

Lo bueno es que se ha mejorado en lo crítico. Hay avances en las RIS y en telemedicina, claves en tiempos de pandemia. Eso es una señal clara de que el Estado responde y se enfoca en lo más importante dada la emergencia.

En el tema de la anemia era esperable el retroceso. Es un drama porque no llegan las gotas con hierro a los centros de salud, y cuando llegan, los padres no quieren ir porque temen que sus hijos se contagien de COVID-19. Lo peor es el aparato que habían armado para que la gente demande y use las gotitas estaba basado en las visitas domiciliarias, que ahora no hay. La salud preventiva y las visitas domiciliarias están paradas. Esto es esperable pero grave, hay que actuar.

Impresiona el tema de los logros educativos. En eso no se puede haber avanzado. Si dicen que lo han hecho, es porque las metas no están bien definidas. Haberles entregado materiales a los profesores está bien, pero no tiene impacto en la coyuntura actual.

Que haya un seguimiento a las metas a este nivel ya es un éxito para nuestro Estado. Los resultados muestran tres tipos de cosas: las que se están priorizando por la pandemia, las que se han retrasado o en las que no se ha podido hacer nada, y aquellas en las que habría que repensar las metas. Esto define tareas, eso ayuda.

Guiselle Romero, directora de la maestría en Gobierno y Políticas públicas de la PUCP:

“La pandemia ha cambiado los retos en el aprendizaje”

(Foto: Portal PUCP)
(Foto: Portal PUCP)

Prefiero mirar el vaso medio lleno y resaltar algunos aspectos. En el caso de la anemia, la reducción de la prevalencia infantil fue de 43,5% a 40,1% en el 2019. Esta es la menor cifra alcanzada de los últimos 20 años.

En el tema del abastecimiento de medicamentos, hay que considerar que esto demanda la articulación con instancias descentralizadas. El fortalecimiento de estas instancias debería estar en la agenda del próximo gobierno como punto crítico.

Con la pandemia se han cambiado los retos en los logros de aprendizaje, por lo que debe pensarse cómo organizar el 2021 para revertir la situación de este año.

En la cobertura de agua clorada, entiendo que es un piloto del sector Vivienda que requiere una articulación intersectorial e intergubernamental muy fuerte. Hubo muchos cambios de ministros y funcionarios, lo que está pasando la factura a las metas retrasando la implementación. Esto se ha agravado con la pandemia dado que son servicios que requieren capacitación y mantenimiento presencial.

En Reconstrucción con Cambios y en los proyectos de inversión, como en otros temas, nos pasa la factura el cambio de gestión de funcionarios y prioridades con un alto costo para la continuidad de las políticas y proyectos. Mirando los próximos meses, es importante que el Gobierno se ponga metas que permitan avanzar en la ruta de reconstrucción económica y social.

VIDEO RECOMENDADO:

Martín Vizcarra: “No tendremos la vacuna para el coronavirus antes de fin de año”