La primera renuncia de Edmer Trujillo se produjo el 14 de abril del 2019 luego de una denuncia de El Comercio tras la tragedia de Fiori. (Foto: GEC)
La primera renuncia de Edmer Trujillo se produjo el 14 de abril del 2019 luego de una denuncia de El Comercio tras la tragedia de Fiori. (Foto: GEC)
Mario Mejía Huaraca

Periodista

mario.mejia@comercio.com.pe

Este jueves, en medio de la crisis generada por la reunión del extitular de Energía y Minas Juan Carlos Liu con , se conoció la renuncia de al cargo de ministro de Transportes y Comunicaciones, que ocupaba desde el 3 de octubre del 2019. Su alejamiento del Gabinete se produce a dos semanas de haber sido interrogado en la investigación que se le sigue por las presuntas irregularidades en la construcción del hospital de Moquegua.

El caso de Trujillo es peculiar. Este ingeniero sanitario nacido en Amazonas, que se estableció en Moquegua por trabajo, ha renunciado al mismo puesto en dos oportunidades y en menos de un año.

La primera vez lo hizo en abril del 2019, a los pocos días de la tragedia ocurrida en el terminal de Fiori, en San Martín de Porres, donde 17 personas murieron en el incendio de un bus. Su carta de renuncia llegó luego de que El Comercio revelara que durante su gestión se autorizó el funcionamiento de esta y otras cien estaciones de buses pese a no contar con las mínimas condiciones de seguridad.

Antes de esa denuncia había declarado a este Diario sobre lo acontecido en Fiori que “el ministerio no estaba preparado para eso” y reconoció que se descuidó la seguridad vial.

En la gestión de Trujillo también se reveló, gracias a una campaña de El Comercio, la existencia de una mafia que daba brevetes sin evaluaciones físicas ni psicológicas. Eso llevó a la reorganización total del sistema de licencias de conducir y al cierre de más de 250 centros médicos.

Hombre de confianza del presidente , estuvo 172 días alejado del MTC. Luego de unos trabajos y asesorías para el Ejecutivo, regresó a ese despacho tras la disolución del Congreso, pero solo permaneció poco más de cuatro meses.

—El caso del hospital —

La reanudación de la investigación fiscal por el caso del hospital regional de Moquegua habría motivado su segunda salida.

La Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moquegua dispuso reabrir una investigación preliminar a fines del año pasado, tras la aparición de nuevos elementos de convicción que fueron dados a conocer por El Comercio y que forman parte de un nuevo informe de la contraloría.

Este cuestionaba la autorización que dio Edmer Trujillo, cuando era gerente general del Gobierno Regional de Moquegua, para el pago de S/41’869.086 al consorcio encargado de la construcción del hospital.

Ese desembolso se hizo en menos de 24 horas, entre el 30 y 31 de diciembre del 2014, cuando culminaba la gestión de Vizcarra como gobernador de Moquegua. Trujillo sostiene que no hubo irregularidades en ese pago, pero para la contraloría sí las hubo.

Pese a las voces que reclamaban la salida de Trujillo por esta investigación, el mandatario lo mantuvo en el cargo hasta ayer. En su reemplazo fue nombrado Carlos Lozada Contreras, quien ha sido director ejecutivo del Proyecto Especial de Infraestructura de Transporte Nacional (Provías).