El presidente Pedro Castillo, recibió el saludo protocolar del secretario general de la OEA, Luis Almagro. (Foto: flickr Presidencia)
El presidente Pedro Castillo, recibió el saludo protocolar del secretario general de la OEA, Luis Almagro. (Foto: flickr Presidencia)
Ariana Lira Delcore

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

participó en la sesión del Consejo Permanente de la . Desde la sede de la entidad internacional, en Washington, Estados Unidos, pronunció un discurso de poco más de 20 minutos.

Mira: Proyecto de Perú Libre sobre control de medios sin respaldo en el Congreso

Durante su exposición, el mandatario resaltó la necesidad de fortalecer la educación y la salud. Sobre este último, sostuvo que la crisis es un problema “histórico”.

Hoy en día, esta pandemia ha desnudado muchas realidades. ¿Acaso antes de la pandemia no había hospitales colapsados? ¿Acaso antes de la pandemia no había enfermos formando cola para obtener una pastilla, para tener acceso a este derecho constitucional? Y por eso en nuestro gobierno vamos a luchar porque la salud no sea un servicio, sino que se convierta en un derecho constitucional de los pueblos”, declaró.

Asimismo, el jefe de Estado abordó el tema de la corrupción.

Hay corruptos como en todo país, pero en el Perú tenemos corruptos de todo calibre. La corrupción es un gran problema en mi país y tenemos corruptos hasta para exportar”, señaló.

Castillo, además, hizo referencia a los dirigentes sociales y pidió cesar la “persecución política” en su contra.

Basta de persecución política a los dirigentes, basta de callar a los pueblos. Es necesario agendar las libertades sindicales”, manifestó.

Por otro lado, el presidente negó que su gobierno sea comunista e hizo un llamado a los empresarios extranjeros a invertir en el país.

Nosotros no somos comunistas. Nosotros no hemos venido a expropiar a nadie. Nosotros no hemos venido a ahuyentar las inversiones. Por el contrario, llamar a los grandes inversionistas, a los empresarios, para que vayan al Perú”, señaló.

Presidente Pedro Castillo

Postura con respecto a la OEA

Hace unos días, el presidente de izquierda mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) planteó sustituir a la OEA por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Lejos de plegarse a aquel discurso, Castillo Terrones agradeció a la OEA por “haber reconocido el triunfo de un hijo del pueblo como gobierno” y “por haber sido firme y por no haber permitido que alguien le ponga la agenda”.

Sin embargo, el jefe de Estado instó a la entidad a salir “de las cuatro paredes”.

Es importante no solamente reconocer y ser parte permanente de este organismo, sino también hay que entender que la OEA, sus observadores, quienes participan tengan un informe genuino de la realidad. Y que los países involucrados y gobernantes, más allá de un lenguaje florido, de discursos subrayados o resaltados, llevemos la voz viva del niño, de las mujeres”, sostuvo.

El mandatario, incluso, invitó a los miembros de la entidad a reunirse en el Perú para ver “de cerca la realidad de los pueblos”.

Y como estamos acá en Estados Unidos, los llamo a todos ustedes para que volvamos a sentarnos en cualquier pueblito del Perú y veamos de cerca la realidad de los pueblos”.

Pese a las críticas, Castillo culminó su mensaje con las palabras: “viva la OEA, viva América”.

Mira aquí todo el discurso del presidente Castillo ante la OEA:

”Entre dos aguas”

Para el especialista en temas internacionales Francisco Belaunde, la exposición de Castillo marca distancia de la postura expresada por el presidente de México. Según el analista, el discurso del presidente “está entre dos aguas”.

Es un discurso político que quiere estar un poco en sintonía con las críticas que AMLO o Bolivia le hacen a la OEA, pero sin ponerse en la línea de que desaparezca la entidad”, sostuvo.

En la misma línea, el profesor de derecho internacional Gattas Abugattas consideró que el discurso fue “intencionalmente ambiguo”.

Por un lado, busca quedar bien en el plano interno, con quienes lo respaldan, para que no se sientan traicionados. Y, por otro lado, busca no quedar mal internacionalmente. (...) Al final, esos discursos ambiguos lo que generan es más incertidumbre”, expresó.

Abugattas considera que, a diferencia de otros jefes de Estado de izquierda en la región, quienes han cuestionado abiertamente la persistencia de la OEA, Castillo no puede enfrentarse a la entidad internacional debido a que esta respaldó la legitimidad del proceso electoral que lo dio como ganador.

No puede irse contra la OEA, al menos no en este momento. Porque ha encontrado en la OEA el respaldo de su elección. Pero la crítica en la misma línea que los gobiernos que busca imitar”, dijo.

En cuanto al llamado a las inversiones, los especialistas coincidieron en que las palabras del mandatario deben tener asidero en la realidad para generar confianza de los inversionistas.

Es difícil analizar lo que dice el presidente Castillo porque no se condice con lo que luego hacen los miembros de su partido en el Congreso o sus ministros”, señaló Abugattas.

Belaunde agregó que “los inversionistas no deciden solo en base a discursos,, deciden en base a hechos”.

Te puede interesar