Fernando Vivas

Nuevo Perú (NP), el partido que fundó Verónika Mendoza, ha tenido su propia pasión castillista. Perdió en primera vuelta, prestó técnicos y plan a Pedro Castillo y se hizo de los fajines del MEF y del Ministerio de la Mujer. El día 1 de la alianza que ellos prefieren llamar ‘acuerdo’, sucedió algo que hizo prever cómo sería su desenlace: Un ministro, Pedro Francke, escandalizado por el fichaje de Guido Bellido en la PCM, puso condiciones para jurar en el MEF; la otra ministra, Anahí Durand, juró sin hacer públicos reparos. Un semestre después, a la hora en que convenía romper el pacto, Francke quería irse, Durand se resistió.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más