Este viernes a partir de las nueve de la mañana se reunirá el pleno del Congreso y discutirá y votará la moción de Acción Popular-Frente Amplio (AP-FA) para investigar durante 180 días el Caso López Meneses.

El tenor de la moción que ayer aprobó el Consejo Directivo para incorporarlo en la agenda del pleno precisa: “Constituir una comisión investigadora por un plazo de 180 días encargada de verificar la existencia de los vínculos que aún mantiene Óscar López Meneses en el Estado y la existencia de otras organizaciones de mafias y crimen organizado afectando las funciones del Estado y perturbando el normal funcionamiento de las instituciones del país”.

A DESACTIVAR EL MONTESINISMO El vocero de AP-FA, Mesías Guevara Amasifuén, dijo a El Comercio: “No sabemos adónde nos va a llevar la investigación. Pero estamos seguros, continuó, de que nos va a permitir desactivar los nexos del montesinismo y que constituyen un campo minado que ahora tiene nuestra democracia”.

Durante el arduo debate que se desató en el Consejo Directivo, Gana Perú retrocedió en su pedido original para investigar el caso López Meneses desde los años 90 a la fecha. Simplemente fue rechazado por absurdo. Fue allí que se votaron las cuatro mociones del Caso López Meneses en el orden que fueron presentadas y se aceptó multipartidariamente la de AP-FA, que fue la primera en tramitarse con fecha 14 de noviembre.

Cuando El Comercio le preguntó a Mesías si esta comisión puede investigar los nexos de López Meneses desde los años noventa, dijo que sí. “López Meneses es la punta del hilo de la madeja y nos va a llevar seguramente a los nexos que tuvo con Agustín Mantilla, con José Antonio Chang, con el ex ministro aprista Luis Gonzales Posada o con el propio Montesinos”.