Un juez español ha dejado en libertad a Luis Enrique Paredes del Pino, el presunto miembro de Sendero Luminoso detenido el pasado lunes en la localidad de Illescas (Toledo, centro), mientras se tramita su extradición a Perú.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz acordó su libertad ayer tras tomarle declaración por colaborar con miembros de la organización terrorista en el año 1993, aunque le impuso la condición de que comparezca semanalmente en el juzgado y la prohibición de salir de España.

Paredes del Pino tiene la doble nacionalidad española y peruana, lo que influirá en la decisión de extraditarle o no, y ejercía en Illescas de médico de urgencias y emergencias adscrito a una Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) móvil.

Las autoridades peruanas tienen ahora un plazo de 40 días para formalizar la petición de extradición, tras lo que se preguntará al presunto terrorista si accede a ella. En caso de que diga que no, se abrirá un proceso de extradición.

La Policía española le detuvo el pasado lunes porque, según las autoridades peruanas, colaboraba y asistía a terroristas en la clandestinidad.

La detención de Paredes del Pino, alias ‘camarada Juan Carlos’, fue practicada por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía en cumplimiento de una orden emitida por la Sala de lo Penal Nacional de Lima (Perú), por su vinculación directa con Sendero Luminoso.