Sonia Guillén asumió el cargo de ministra de Cultura en diciembre del 2019 y renunció cinco meses después. (Foto: Presidencia)
Sonia Guillén asumió el cargo de ministra de Cultura en diciembre del 2019 y renunció cinco meses después. (Foto: Presidencia)
Mario Mejía Huaraca

Periodista

mario.mejia@comercio.com.pe

El presidente aceptó la renuncia de la ministra de la Cultura, , quien el pasado martes puso su cargo a disposición por el caso de la escandalosa contratación del cantante Richard Cisneros, conocido también , para realizar actividades motivacionales en plena emergencia contra la pandemia del (COVID-19).

MIRA: Caso Odebrecht: PJ suspende la actividad como árbitros de 10 investigados

Antes de su salida, Guillén señaló que puso su cargo a disposición porque el caso de Cisneros, a quien asegura no conocer, es “clamorosamente desagradable”. El pasado lunes, el presidente Martín Vizcarra admitió conocer a ‘Richard Swing’ por su participación en la campaña electoral del 2016 y manifestó estar de acuerdo con que el Ministerio de Cultura haya dejado sin efecto su contrato por S/30 mil.

Con la salida de Guillén se eleva a diez el número de ministros que han renunciado del Gabinete presidido por Vicente Zeballos, tras la disolución del Congreso, decretada el 30 de setiembre del 2019. Además, ella es la sexta titular del Ministerio de Cultura en alejarse de ese despacho desde que Vizcarra asumiera la Presidencia de la República en marzo del 2018.

A continuación, presentamos un repaso de los ministros que se vieron obligados a presentar sus renuncias, por diversos cuestionamientos, desde que el anterior Parlamento fuese disuelto. Cabe anotar que, desde entonces, ha renunciado, en promedio, un ministro cada 24 días.

Meléndez, presunto nepotismo

El excongresista renunció a la titularidad del ministerio de Desarrollo e Inclusión Social el 27 de octubre del 2019, a solo 25 días de haber sido designado en el cargo tras la disolución del Congreso. Lo hizo ante una serie de cuestionamientos en su contra por presunto nepotismo. La excongresista Janet Sánchez lo acusó de haberle recomendado, en su momento, la contratación de la madre de su hijo, Erika Fernández, como auxiliar de la Comisión de Ética del Congreso. Meléndez aseguró que la contratación de Fernández se debió a “sus capacidades profesionales” y descartó tener alguna relación con su vínculo laboral.

Jorge Meléndez con el presidente Vizcarra cuando juró como ministro de Desarrollo e Inclusión Social.
Jorge Meléndez con el presidente Vizcarra cuando juró como ministro de Desarrollo e Inclusión Social.

Además, por esos días se difundió un documento fiscal de una investigación a una organización criminal dedicada al tráfico ilegal de madera, en la que se decía que en conversaciones telefónicas interceptadas, el cabecilla del grupo mencionó que Meléndez los había ayudado a dilatar unos procesos de fiscalización.

Era la segunda vez que Jorge Meléndez ocupaba el mismo despacho ministerial. Anteriormente, juró como ministro de Desarrolo e Inclusión Social cuando Pedro Pablo Kuczynski era presidente de la Repúblicas y el Gabinete estaba encabezado por Mercedes Araoz.

Tomás, lazos familiares

Zulema Tomás fue designada como ministra del Salud el 7 de enero del 2019 y en octubre de ese año, luego de la disolución del Congreso, fue ratificada en el cargo. Sin embargo, el 15 de noviembre presentó su carta de renuncia después de que se le imputara no haber informado en su declaración jurada que su hermana, Edith Tomás, trabajaba en Sedapal.

Zulema Tomás tras su juramentación como ministra de Salud.
Zulema Tomás tras su juramentación como ministra de Salud.

Me voy por la puerta grande. He hecho lo que ni un ministro ha hecho y gracias al presidente Vizcarra, a que él busca el bienestar (del país) […] Yo sí soy médico de profesión, siempre me he dedicado a salvar la vida de niños y voy a regresar a mi trabajo”, apuntó en su carta de renuncia.

Anteriormente, Tomás estuvo envuelta en otro caso sobre contrataciones de familiares. Su esposo, Miguel Palomino, renunció a su puesto dentro de la Sunarp el 28 de octubre tras oficializarse su nombramiento. La entonces ministra negó que hubiera existido algún tipo de nepotismo.

Petrozzi, renuncia cantada

La tercera baja del Gabinete tras la disolución del Congreso fue la de , quien encabezaba la cartera ministerial de Cultura. El cantante lírico presentó su renuncia el 5 de diciembre del 2019 tras fuertes cuestionamientos por haber destituido al periodista Hugo Coya de la presidencia del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú.

Francisco Petrozzi jura ante Vizcarra como titular del ministerio de Cultura. (Foto: Presidencia)
Francisco Petrozzi jura ante Vizcarra como titular del ministerio de Cultura. (Foto: Presidencia)

Aunque días antes había dicho que no iba a renunciar porque consideraba que no había hecho nada malo, finalmente Petrozzi entregó su carta de dimisión.

Las criticas se dieron porque el periodista mencionó que el entonces ministro criticó el manejo de la cobertura de la excarcelación de Keiko Fujimori, en diciembre de ese año, en el canal estatal. Coya calificó su salida de “intempestiva” y denunció presiones sobre la línea editorial de los medios estatales desde la llegada de Petrozzi al sector Cultura.

Liu, vinculaciones con Odebrecht

La cuarta baja del Gabinete liderado por Vicente Zeballos llegó el 10 de febrero de este año. Juan Carlos Liu Yonsen renunció al cargo de ministro de Energía y Minas luego de que el programa “Panorama” revelara que brindó consultorías a la constructora Odebrecht a través de una de sus empresas. La denuncia también indicaba que cuando fue asesor de la cartera de Energía y Minas, su compañía hizo un informe sobre el gasoducto del sur como parte de una consultoría externa.

Juan Carlos Liu, el día que juró como ministro. (Foto: Presidencia)
Juan Carlos Liu, el día que juró como ministro. (Foto: Presidencia)

Liu Yonsen duró en el cargo apenas 130 días. El presidente Vizcarra consideró que el caso debería investigarse y negó que haya tenido conocimiento sobre las consultorías del exministro a la constructora brasileña, que demandó al Estado Peruano por US$1.200 millones ante el Ciadi por la cancelación del contrato del gasoducto.

Revilla, crisis ministerial

A los días de la dimisión de Juan Carlos Liu, la abogada Ana Teresa Revilla presentó su renuncia a la titularidad del ministerio de Justicia en medio de la crisis provocada por la revelación de una reunión del entonces ministro de Energía y Minas Liu y representantes de Odebrecht, en la que se habría hablado de la demanda que pensaba hacer la constructora brasileña al Estado Peruano por el Gasoducto Sur Peruano. El procurador adhoc para el Caso Lava Jato Jorge Ramírez, quien fue súbitamente destituido el 13 de febrero, señaló que Revilla tenía conocimiento con anterioridad de que la constructora brasileña tenía intención de demandar a Perú por US$ 1,200 millones.

Ana Teresa Revilla, jurando como ministra de Justicia. (Foto: Presidencia)
Ana Teresa Revilla, jurando como ministra de Justicia. (Foto: Presidencia)

Anteriormente, en diciembre del 2019, Revilla estuvo a punto de salir del ministerio. Algunas personas pidieron su renuncia por sus desafortunadas declaraciones efectuadas en Navidad sobre los asesinatos de una mujer y sus tres hijos en El Agustino. Ella dijo que estaría dispuesta de dimitir si el presidente Vizcarra se lo pidiera, pero este no se lo solicitó y se quedó el despacho ministerial hasta la crisis de febrero del 2020.

Trujillo, investigación reabierta

En medio de la crisis generada por el caso de la reunión con Odebrecht, que aceleró las salidas de Juan Carlos Liu y Ana Teresa Revilla, se conoció el 13 de febrero la renuncia de al cargo de ministro de Transportes y Comunicaciones, que ocupaba desde el 3 de octubre del 2019. Sin embargo, su alejamiento del Gabinete no tuvo nada que ver con ese escándalo. Lo suyo estaba relacionado al presunto caso de corrupción en la construcción del hospital de Moquegua, cuya investigación había sido reanudada luego de un primer archivamiento.

Edmer Trujillo renunció dos veces al cargo de ministro de Transportes y Comunicaciones. (Foto Presidencia)
Edmer Trujillo renunció dos veces al cargo de ministro de Transportes y Comunicaciones. (Foto Presidencia)

Su alejamiento se produjo a dos semanas de haber sido interrogado en la investigación que se le sigue por las presuntas irregularidades en la abjudicación del nosocomio moqueguano. Un informe de la contraloría cuestionaba la autorización que dio Trujillo, cuando era gerente general del Gobierno Regional de Moquegua, para el pago de S/41’869.086 al consorcio encargado de la construcción del hospital.

Ese desembolso se hizo en menos de 24 horas, entre el 30 y 31 de diciembre del 2014, cuando culminaba la gestión de Martín Vizcarra como gobernador de Moquegua. Trujillo sostiene que no hubo irregularidades en ese pago, pero para la contraloría sí las hubo.

El caso de Trujillo es peculiar, pues renunció al mismo puesto en dos oportunidades y en menos de un año. La primera vez lo hizo en abril del 2019, a los pocos días de la tragedia ocurrida en el terminal de Fiori, en San Martín de Porres, donde 17 personas murieron en el incendio de un bus. Su carta de renuncia llegó luego de que El Comercio revelara que durante su gestión se autorizó el funcionamiento de esta y otras cien estaciones de buses pese a no contar con las mínimas condiciones de seguridad.

MIRA: Los congresistas de APP protagonistas de escándalos desde el 2016 tras el caso de Marco Verde

Pablo, las mil escuelas

Simultáneamente a las renuncias de Trujillo, Revilla y Liu, la entonces ministra de Educación Flor Pablo presentó el 13 de febrero su dimisión, agudizando la crisis ministerial. Ella se encontraba inspeccionando obras en el norte de país cuando fue convocada de urgencia por el presidente Vizcarra. En la reunión en Palacio de Gobierno le pidieron su renuncia. A diferencia de los otros casos, no dejó el cargo por estar involucrada en controversias relacionadas al Caso Lava Jato ni otras investigaciones pendientes.

Flor Pablo, renunció  13 de febrero de 2020. (Foto: Presidencia Perú)
Flor Pablo, renunció 13 de febrero de 2020. (Foto: Presidencia Perú)

Uno de los asuntos que habría generado tensiones entre Vizcarra y Pablo habría sido el anuncio de la conclusión de 1.022 escuelas que ella hizo en diciembre del 2019 junto al mandatario. Sin embargo, no todos los colegios eran construcciones nuevas, en muchos de los casos se trataba de remodelaciones y obras en escuelas existentes.

Hinostroza, problemas en la cuarentena

Ya con los nuevos parlamentarios instalados en el Congreso y a los pocos días de haberse iniciado la cuarentena para afrontar la crisis sanitaria por el avance del coronavirus, el presidente Vizcarra anunció la salida de Elizabeth Hinostroza del Ministerio de Salud.

Elizabeth Hinostroza renunció a los pocos días de haberse iniciado la cuarentena. (Foto: Presidencia)
Elizabeth Hinostroza renunció a los pocos días de haberse iniciado la cuarentena. (Foto: Presidencia)

Una evaluación rigurosa de los hechos nos obliga a tomar esta decisión de buscar un nuevo profesional, médico también, pero especialista en salud pública”, manifestó el mandatario en su mensaje a la Nación de aquel viernes 20 de marzo. Anunció que ese día por la tarde tomaría juramento al nuevo ministro de Salud, que tendría el reto de contener la propagación del virus, que hasta ese momento había causado cuatro muertes en el país.

Esa misma noche, el médico Víctor Zamora juró como ministro de Salud en reemplazo de Elizabeth Hinostroza, quien a su vez había sustituido a Zulema Tomás el 18 de noviembre del 2019.

Morán, crisis policial

La segunda baja del Gabinete de Zeballos en la etapa del estado de emergencia contra el COVID-19 fue la de , quien sorpresivamente renunció a su cargo de ministro del Interior el pasado 23 de abril. El general de Policía en situación de retiro se alejó del Ejecutivo en medio de una grave situación que apremiaba su sector.

Carlos Morán se mantuvo 18 meses como ministro del Interior. (Foto GEC)
Carlos Morán se mantuvo 18 meses como ministro del Interior. (Foto GEC)

Por un lado, como él mismo admitió un día antes, más de 1.300 policías habían contraído coronavirus durante sus labores para garantizar el cumplimiento de la cuarentena decretada desde el 16 de marzo y, hasta ese momento, se contaban 12 policías muertos. Por el otro, una serie de denuncias de corrupción en compras y adquisiciones de materiales y equipos para hacer frente al COVID-19 involucraban a numerosos oficiales de la Policía.

El puesto de Morán fue cubierto por el teniente general PNP Gastón Rodríguez. Morán se mantuvo 18 meses como ministro. Él juró al cargo el 19 de octubre del 2018, en reemplazo de Mauro Medina.

Todas las bajas ministeriales

Antes de la disolución del anterior Parlamento, el presidente Vizcarra tuvo 549 días de gestión durante los cuales se produjeron 28 bajas ministeriales. Si a ellas sumamos las 10 renuncias que se han ejecutado en esta segunda etapa de su administración tenemos un total de 38 exministros que formaron parte de su Gabinete en sus primeros 26 meses de gobierno. Algunas de esas renuncias se dieron en bloque, producto de crisis ministeriales. Cuando cayó el Gabinete de César Villanueva, en marzo del 2019, se produjo la dimisión de seis ministros. Mientras que cuando cayó el Gabinete de Salvador del Solar, en setiembre del 2019, salieron otros nueve ministros.

Ministerio inestable

Con la salida de la antropóloga forense Sonia Guillén del Ministerio de Cultura suman seis los titulares de esta cartera ministerial que se han visto obligados a dimitir durante la gestión de Martín Vizcarra. Ello ha hecho de este ministerio el más inestable de todo el Gabinete.

La abogada Patricia Balbuena fue la primera a la que Vizcarra designó en esa cartera que tiene que ver con el quehacer cultural del país. Ella estuvo del 2 de abril al 30 de noviembre del 2018. Entregó su carta de renuncia un día después de que congresistas presentaran una moción de interpelación en su contra por el caso de una irregular licitación en su sector. Se buscaba aclarar la buena pro que se dio a una empresa vinculada al viceministro Luis Villacorta para realizar servicios de excavación y delimitación de monumentos arqueológicos en el marco del Rally Dakar, por un monto de S/350 mil.

El segundo en ocupar el cargo de ministro de Cultura fue Rogers Valencia Espinoza, un especialista en turismo que permaneció en el puesto del 18 de diciembre del 2018 al 11 de marzo del 2019. Durante su corta gestión, diversos sectores del Cusco solicitaron su renuncia por haber haber suscrito una resolución que dejaba sin efecto la sanción y multa impuesta a la inmobiliaria que edificó irregularmente un gran hotel en esa ciudad.

MIRA: Secretario general de Podemos es nombrado jefe de la Oficina de Enlace con el Ciudadano del Congreso

La tercera ministra de Cultura del gobierno de Vizcarra fue la arqueóloga Ulla Holmquist Pachas, quien juró el 11 de marzo del 2019 y se quedó en ese despacho ministerial hasta el 8 de julio del 2019. Días antes de su salida estuvo con licencia por motivos de salud.

Luis Jaime Castillo Butters, también arqueólogo, reemplazó a Holmquist. Él ocupó el sillón ministerial hasta el 3 de octubre del 2019. Un mes antes de su salida, algunos congresistas habían pedido su renuncia por haberse referido negativamente a la minería. El entonces titular de Cultura dijo ante pobladores de la provincia de Espinar, en Cusco, que “la minería se va a ir y ustedes se van a quedar aquí, siendo igual de pobres como eran antes que llegue la minería”.

Después de la disolución del anterior Congreso, Vizcarra nombró como titular de Cultura al entonces congresista Fracisco Petrozzi, quien solo permaneció dos meses en el cargo y tuvo que renunciar el 5 de diciembre ante la ola de críticas por haber destituido al periodista Hugo Coya del Instituto Nacional de Radio y Televisión Nacional.

El cantante fue reemplazado por Sonia Guillén, quien venía ejerciendo el cargo desde el 7 de diciembre del 2019, y que puso su cargo a disposición por el caso del cantante ‘Richard Swing’.

-----------

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardíacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Debo usar mascarilla para protegerme del coronavirus?

Si no tiene síntomas respiratorios característicos del COVID-19 (tos) ni debe cuidar de alguien que esté infectado, no es necesario llevar una mascarilla mientras esté en casa. La OMS recomienda evitar su uso, debido a que en esta pandemia, estos implementos puede escasear. Ahora, recuerde que si usa uno, este es desechable; es decir, solo se puede utilizar una vez

Te puede interesar