Martín León Espinosa

, ex primer ministro del gobierno de y miembro del Congreso disuelto, fue detenido ayer en la tarde de manera preliminar cuando se encontraba en un restaurante del distrito de Los Olivos. La operación estuvo a cargo de agentes de la Diviac de la Policía Nacional.

La medida, por siete días y que incluye allanamientos e incautaciones, fue ordenada por el juez supremo de investigación preparatoria Hugo Núñez Julca.

El pedido lo hizo el fiscal supremo provisional Jesús Fernández Alarcón, quien investiga a Villanueva y otras cuatro personas (incluidos dos fiscales) por los delitos de tráfico de influencias agravado y patrocinio ilegal, por presuntamente haber intentado interferir en la indagación que el fiscal Germán Juárez, del equipo especial Lava Jato, le sigue al ex jefe del Gabinete por el Caso San José de Sisa.

En setiembre, El Comercio reveló que en las planillas de la División de Operaciones Estructuradas de figuran pagos por US$320 mil para el ‘codinome’ ‘Curriculum Vita’, seudónimo que la constructora asignó a Villanueva cuando era presidente regional de San Martín. El monto incluye los US$60 mil que Jorge Barata declaró que le entregó por la adjudicación de la carretera Cuñumbuque-Zapatero-San José de Sisa.

—Pormenores—

Junto a Villanueva fueron detenidos el empresario José Santisteban Zurita, amigo del ex jefe del Gabinete, y el fiscal superior Alberto Rossel Alvarado, de la Tercera Fiscalía Superior Penal de Lima Norte. Ronald Chafloque, fiscal adjunto provincial transitorio de Lima norte, también fue detenido, pero cuando salía del módulo de justicia de Carabayllo.

Fiscal superior Alberto Rossel Alvarado, detenido por el caso de César Villanueva (Foto: Giancarlo Ávila)
Fiscal superior Alberto Rossel Alvarado, detenido por el caso de César Villanueva (Foto: Giancarlo Ávila)


En la resolución del juez Núñez, a la que este Diario accedió, se detalla el papel de los investigados.

“El investigado Alberto Rossel Alvarado habría sido contactado por César Villanueva atendiendo a su condición de fiscal superior titular, a fin de que influya en la investigación que se le sigue [por el Caso Odebrecht]. Este, a su vez, habría invocado influencias a fin de obtener un beneficio, usando para tal efecto a su hijo, Alberto Rossel Obando, para que se presente formalmente como defensor de Villanueva. Este investigado habría realizado diversos actos que evidenciarían un patrocinio ilegal a favor del investigado”, indica el documento.

En la resolución se señala que, en realidad, Rossel Obando no era abogado de Villanueva, sino su padre, el fiscal Rossel Alvarado, quien realizaba una “defensa legal fáctica” del integrante del Congreso disuelto.

Desde ese rol, Rossel Alvarado contactó al fiscal Chafloque, ya que este anteriormente había compartido labores con Alexander Taboada Guardián, quien hasta ayer era parte del despacho del fiscal Germán Juárez en el equipo especial.

En el documento se detallan registros de llamadas telefónicas y seguimientos policiales a reuniones entre los implicados.

“El jueves 3 de octubre [...] luego de que Ronald Chafloque le dijera que conocía a personal fiscal del referido equipo especial Lava Jato, Alberto Rossel Alvarado se reunió con José Santisteban y César Villanueva en el domicilio de este último, ubicado en la calle Francisco Graña 668, en Magdalena del Mar”, se describe sobre una reunión en la residencia del ex jefe de la PCM (ver nota vinculada).

También se dan pormenores sobre una reunión realizada el 11 de octubre en un café del Centro de Lima, en la que participaron los fiscales Rossel Alvarado, Chafloque y Taboada. “La frustrada reunión entre Alberto Rossel Alvarado con Ronald Chafloque y el amigo de este, Alexander Taboada Guardián [...], finalmente se ejecutó una semana después, el viernes 11 de octubre, previas coordinaciones entre estos y el interesado César Villanueva y su amigo José Santisteban Zurita”, se indica.

—Separan a Taboada—

Luego de conocerse la detención de Villanueva, el fiscal superior Rafael Vela, coordinador del equipo especial Lava Jato, envió un oficio a la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, para informarle a su vez sobre un documento que Germán Juárez le remitió ayer. En este, pone a disposición del Ministerio Público a Alexander Taboada, “a efectos de evitar la perturbación de los casos que viene investigando esta fiscalía”.

Fuentes de El Comercio indicaron que el fiscal Vela ya estaba al tanto de la investigación que Jesús Fernández realizaba.

—Cómo nace el caso—

Otras fuentes de este Diario indicaron que la investigación a César Villanueva surgió de otra indagación que un despacho fiscal provincial y la Dirandro realizaban a un grupo de jueces y abogados por presuntamente beneficiar a narcotraficantes.

Mientras se desarrollaban esas pesquisas, en setiembre apareció el fiscal Rossel en las coordinaciones que se hacían. Como el despacho fiscal del caso no tenía competencia para investigar a Rossel, lo derivó a Fernández. En ese contexto, el fiscal supremo inició un proceso reservado y dispuso que la Diviac indague, por lo que se abrió el Caso Lima Norte. Así se conocieron las coordinaciones entre Villanueva y los fiscales.

—Juez ordenó allanamiento—

Además de las detenciones, el juez Hugo Núñez Julca declaró fundado el pedido fiscal para allanar e incautar documentos u objetos de la vivienda de César Villanueva en el distrito de Magdalena.

El magistrado dispuso la misma medida para el inmueble del empresario José Santisteban en San Martín de Porres, así como en los despachos del fiscal Alberto Rossel Alvarado y el del pool de fiscales de Lima norte, ambos ubicados en Independencia.

Estas diligencias se desarrollaron ayer.

Núñez Julca además ordenó el levantamiento del secreto de las comunicaciones de los cinco investigados del caso .