Keiko Fujimori salió en libertad el pasado mes de mayo. Corte Suprema deberá determinar si decide analizar o no, las condiciones procesales por las que se anuló la medida excepcional en su contra en el marco del caso Odebrecht (Foto: Lino Chipana)
Keiko Fujimori salió en libertad el pasado mes de mayo. Corte Suprema deberá determinar si decide analizar o no, las condiciones procesales por las que se anuló la medida excepcional en su contra en el marco del caso Odebrecht (Foto: Lino Chipana)
Karem Barboza Quiroz

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La será la instancia que analice contra la decisión de () , en el marco del .

La defensa de Fujimori Higuchi también interpuso un recurso de por la misma investigación judicial, que fue aceptado y elevado a la Corte Suprema en el mismo expediente.

MIRA: Mercedes Araoz: “Creo que Keiko Fujimori debió jugar sus cartas más inteligentemente, al final perdió mucho”

En mayo de este año la Segunda Sala de Apelaciones Nacional contra el Crimen Organizado, dispuso que de su segunda prisión preventiva.

La excongresista ya había cumplido un año con la misma medida restrictiva, desde octubre del 2018 hasta noviembre del 2019, cuando el Tribunal Constitucional (TC) anuló su carcelería por vulneración a la libertad personal.

MIRA: Keiko Fujimori: “Es inhumano que los investigados sean expuestos como prisioneros de guerra”

No obstante, en enero del 2020, el juez Víctor Zúñiga Urday ordenó que Fujimori Higuchi regrese a prisión preventiva por 15 meses, tras hallar nuevos elementos de convicción sobre el delito imputado a la excandidata presidencial.

La lideresa de FP es investigada por lavado de activos y organización criminal, por la presunta recepción de aportes ilegales de la constructora Odebrecht y otros, en las campañas electorales del 2011 y 2016.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema inició el trámite para analizar los recursos de casación presentados en torno a la liberación de Keiko Fujimori.
La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema inició el trámite para analizar los recursos de casación presentados en torno a la liberación de Keiko Fujimori.

El presidente de la Sala Suprema Penal Permanente, César San Martín, informó a El Comercio que, junto al magistrado supremo Aldo Figueroa Navarro, no participarán de este proceso al encontrarse apartados del caso desde el 2018.

No obstante, indicó que el proceso deberá verse con prontitud debido a la materia y notoriedad de los implicados.

“En reemplazo participaría el doctor (Ramiro) Bermejo, que es el vocal suplente; y también lo hará el vocal menos antiguo de la Sala Penal Transitoria. Eso es lo de ley. Ese caso es mejor resolverlo pronto para que no haya ningún tipo de quejas por demoras”, explicó.

Equipo Especial cuestiona decisión del Poder Judicial que dispuso excarcelación de Keiko Fujimori (Foto: Alessandro Currarino/El Comercio)
Equipo Especial cuestiona decisión del Poder Judicial que dispuso excarcelación de Keiko Fujimori (Foto: Alessandro Currarino/El Comercio)

¿Qué pasos siguen en la Corte Suprema?

Tras agendar el caso, la Sala Suprema Penal Permanente ordenó que se informe a las partes que comenzará con el análisis del caso. Para ello, dispuso otorgarles diez días a fin de que se acrediten y entreguen los escritos que consideren.

Luego de dicho plazo, el Tribunal Supremo fijará una fecha para la calificación del recurso de casación. ¿Qué significa? Que inicialmente, dicha instancia analiza el caso de forma y contenido (que cumpla con los requisitos que exige la norma) y luego determinará si puede servir para desarrollar o abonar en la jurisprudencia judicial a fin de ser aplicada en posteriores casos.

Si el recurso de casación es declarado inadmisible en esta primera etapa, la Corte Suprema archivará de inmediato el proceso. No obstante, si es declarada admisible, el tribunal fijará una nueva fecha para realizar una audiencia pública en la que analizará la posición de las partes y solicitará la opinión -no vinculante- de la Fiscalía Suprema.

Los participantes en esta etapa serían la defensa de Keiko Fujimori y la misma investigada si así lo estima. Además, la fiscalía también podría solicitar el uso de la palabra, así como el procurador para casos de Lavado de Activos.

Temas propuestos para el análisis

El ha cuestionado dos aspectos que considera agraviantes para la investigación. El primero está a la decisión de la Sala Superior para admitir el recurso de apelación contra la prisión preventiva de Fujimori Higuchi.

, la fiscalía sostiene que al haber sido dictada la prisión preventiva el 28 de enero del 2020. La defensa de la excongresista tenía como plazo tres días como indica la ley para apelar, es decir hasta 31 de enero.

No obstante, cuestionó que el juez Víctor Zúñiga la apelación el 3 de febrero cuando -a su criterio- ya estaba fuera de plazo. Ello, alegó la fiscalía, fue aceptado por la defensa de Fujimori Higuchi.

Como se recuerda, a través de su cuenta personal de Twitter, la abogada Giulliana Loza, informó que el 31 de enero del 2020 habían acudido a interponer la apelación, pero que no se ingresó su escrito “por un trámite administrativo”. No obstante, el juez había dado conformidad de que interpusieron el recurso.

El segundo y más importante ítem cuestionado por la fiscalía, es que la Sala Superior haya admitido a trámite el recurso de apelación pese a haber sido interpuesto fuera de plazo, que se haya convocado a una audiencia y que ello haya derivado en la libertad de la lideresa de Fuerza Popular.

Por ello, solicitó analizar los argumentos del tribunal superior que declaró improcedente su recurso de nulidad de dicho trámite, así como la audiencia convocada y la resolución que declaró fundada la apelación interpuesta por la defensa Keiko Fujimori.

Por su parte, la defensa de la excandidata presidencial también ha pedido que la Corte Suprema se pronuncie sobre dos puntos. El primero está vinculado a la concurrencia de graves y fundados elementos de convicción sobre la comisión de los delitos imputados contra su patrocinada.

Como se recuerda, la Sala Superior, al momento de analizar su libertad, consideró que no se había desvirtuado los graves elementos contra Fujimori Higuchi, pero que debido al Estado de Emergencia Sanitaria y otros elementos, se otorgaba su libertad.

El tribunal superior, en ese momento, dio por bien valoradas las declaraciones de Jorge Yoshiyama y Rolando Reátegui, respecto a las búsqueda de falsos aportantes para, supuestamente, introducir los aportes de la empresa Odebrecht a la campaña del 2011.

Sobre esto, también se cuestiona el conocimiento de la lideresa de Fuerza Popular, respecto a la procedencia ilícita del presunto aporte.

Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, también interpuso un recurso de casación que será analizada por la Corte Suprema. (Fotos: Mario Zapata / GEC)
Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, también interpuso un recurso de casación que será analizada por la Corte Suprema. (Fotos: Mario Zapata / GEC)

Además, en el segundo punto, la defensa también cuestiona las reglas de conducta impuesta a su patrocinada. Entre estas, la de pronunciarse sobre sus actividades políticas, y comunicaciones con sus coimputados, testigos y otros que constituyan órganos de prueba, entre otras medidas.

, abogada de Fujimori Higuchi, dijo a este diario que “esperamos que la nuestra, nuestra casación sea admitida”.

Sobre los temas cuestionados por la Fiscalía y la defensa de Fujimori Higuchi, la Sala Suprema Penal Permanente deberá decidir si el caso servirá para desarrollar jurisprudencia. Existe la posibilidad que el tribunal supremo admita en parte o en su totalidad sendos recursos de casación.

VIDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra: “Vamos a priorizar a los miembros de mesa para que estén inmunizados”. América TV