Valfredo de Assis Ribeiro (el último de la derecha) ha levantado la reserva de su identidad como colaborador y dio detalles sobre la relación que mantuvo con la entonces pareja presidencial, incluso sobre viajes y compras. La declaración la hizo entre el 25 y el 28 de enero del presente. (Foto: Heiner Patricio)
Valfredo de Assis Ribeiro (el último de la derecha) ha levantado la reserva de su identidad como colaborador y dio detalles sobre la relación que mantuvo con la entonces pareja presidencial, incluso sobre viajes y compras. La declaración la hizo entre el 25 y el 28 de enero del presente. (Foto: Heiner Patricio)
Graciela Villasís Rojas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Unidad de Investigación

“Yo me reunía con ella [] con bastante frecuencia en Palacio de Gobierno. Conversamos sobre el interés de OAS […] de ganar la obra [Centro de Convenciones de Lima]”. Este y otros detalles dio Valfredo de Assis Ribeiro Filho, ex gerente general de la constructora brasileña en el Perú, al fiscal , miembro del equipo especial , hace algunas semanas. El Comercio accedió a la declaración completa que brindó el exejecutivo a finales de enero, en el Consulado del Perú en Brasil.

Entre el 25 y 28 de enero, De Assis, quien fue gerente general de la compañía entre el 2009 y 2014, reveló a Juárez hechos inéditos sobre la relación cercana que mantuvo con –hoy candidato presidencial– y su esposa Nadine Heredia. Por ejemplo, dio detalles sobre el viaje que los tres y otro exejecutivo hicieron a Brasil en una avioneta privada que alquiló OAS, en el 2011, antes de que Humala asumiera su mandato.

Las tres obras

En estas diligencias, el exgerente brindó datos precisos sobre la participación de Heredia en la adjudicación del Centro de Convenciones de Lima (LCC) y la coordinación que tuvo con ella para ganar las licitaciones de dos obras más. También ratificó el pago que hizo la constructora a los operadores del ‘club de la construcción’.

MIRA: Caso Odebrecht: PJ concluyó control de acusación contra Ollanta Humala y Nadine Heredia

“Yo realizaba las coordinaciones del pago de las coimas, pero la materialización se hizo a través de los señores Leonardo Fracassi Costa, exdirector de Obras, y Alexander Portella, exejecutivo de OAS”, remarcó. Según su testimonio, OAS no pagaba la totalidad del porcentaje ilícito sobre las obras acordadas, sino la proporción de su participación en el consorcio.

Una de las obras que OAS ganó durante el gobierno de Humala, junto a las empresas Cosapi y Obrainsa, fue la construcción de la carretera Quilca-Matarani por S/553′293.163, con más del 14,98% del valor referencial. Cosapi y Obrainsa, dijo, asumieron su parte.

De Assis confesó que, en febrero del 2014, cuando él ya se estaba retirando de OAS, visitó a Heredia en Palacio de Gobierno: “Ella me preguntó si OAS pagaba coimas por la adjudicación de las obras en el MTC y contesté que sí y le expliqué cómo funcionaba en detalles la operación del ‘club de la construcción’”.

En su testimonio, asegura que le respondió que se pagaba una coima del 3% a Rodolfo Prialé de la Peña y Carlos García Alcázar, este último asesor del MTC. “Se hablaba de que quien participaba era José Paredes, quien era el hermano del ministro Carlos Paredes. Me agradeció por la información, pero me dio la impresión de que no le pareció algo que no sabía”, indicó.

En marzo del 2014, el proyecto del LCC fue adjudicado a OAS por S/539′127.577,88, S/14 millones más que su valor inicial.

De Assis indicó que la ex primera dama le pidió que, para ganar la buena pro de la construcción del LCC, la constructora debía cumplir dos condiciones. La primera, según narró, fue sacar a la empresa peruana Graña y Montero del consorcio porque, de lo contrario, “no ganábamos la obra”; la segunda, dijo, fue que la obra iba a ser decidida “por precio y por puntaje técnico”. “Para eso yo le llevé una maqueta electrónica 3D para que ella pudiera dar su opinión, y ella contestó que estaba bonito y le gustaba […] Nadine dio el visto bueno para la arquitectura del proyecto”, enfatizó.

El exgerente de OAS señaló que, además de Heredia, hubo otras personas y exfuncionarios con quienes coordinó la obtención del proyecto. Estos fueron el entonces primer ministro René Cornejo y el director de administración de la PCM de la época, Adrián Delgado Marchello.

De Assis agregó que Heredia le pidió que le recomendaran algunos nombres para el primer gabinete de Humala. Le recomendó a Cornejo, a quien minutos después llamó para decirle si tenía interés y le respondió que sí.

El viaje y los ternos

El exgerente de OAS relató que, poco después de que Humala ganara las elecciones presidenciales, Heredia le dijo que tenían planes de viajar a Brasil para cumplir una agenda política.

De Assis le comentó sobre este viaje al entonces superintendente internacional de OAS César Uzeda, quien le expresó su interés de invitarlos a Brasil. Días después se reunió con Heredia -en el departamento de ella en Miraflores- y le transmitió su invitación. “Viajamos Ollanta, Nadine, César Uzeda [superintendente internacional de OAS] y yo en un avión privado que no era de propiedad de OAS, pero tenía un contrato para su uso regular”, precisó. Eso ocurrió el 8 de junio del 2011.

“En Sao Paulo, Uzeda organizó un almuerzo con la participación del presidente de OAS, José Adelmário ‘Leo’ Pinheiro, para festejar la victoria de Ollanta y estrechar las relaciones. En esa oportunidad, Ollanta agradeció por el apoyo económico de OAS en la campaña”, agregó. El aporte de la constructora ascendió a US$300 mil.

De Assis contó que Uzeda y él se reunieron con la entonces pareja presidencial tres veces más. La última vez visitaron una tienda de ropa. “Fuimos a la tienda de trajes Ricardo Almeida en Sao Paulo para que el estilista hiciera el traje que Ollanta iba a utilizar en la toma de mando. Y así se dio. Creo que tres o cuatro [trajes] fueron pagados por César Uzeda con la tarjeta de crédito de OAS”, detalló.

Tras estos encuentros, según de Asís, Humala y Heredia siguieron una agenda personal, que luego se conoció e incluyó la cena con el expresidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, Jorge Barata y otros ejecutivos para celebrar el triunfo y agradecerles también el aporte de US$ 3′000.000 que dio esa constructora a la campaña nacionalista. Esta última información ha sido largamente documentada por este Diario.

Descargos

En diálogo con El Comercio, Jefferson Moreno, abogado de Heredia, negó conocer lo declarado por el ex gerente general de OAS: “He revisado la carpeta la semana pasada y no la he visto. Si bien Valfredo de Assis ha levantado la reserva de su identidad, la defensa no tiene acceso a la declaración de un colaborador eficaz”, manifestó.

Julio Espinoza, abogado del expresidente Humala, señaló que esta información “es nueva” y “no forma parte de nuestro caso de aportes a la campaña”. “Es posterior a la acusación y al ofrecimiento de pruebas. Por lo tanto, no forma parte del proceso”, agregó.

El ex primer ministro René Cornejo negó haber coordinado con Heredia para favorecer a OAS. “Es absolutamente falso”, dijo. Admitió conocer a De Assis antes de ser ministro, “pero esa afirmación no es cierta”. Cabe precisar que su empresa Corporación Helios brindó servicios a OAS para la Línea Amarilla.

Te puede interesar