Víctor Raúl Rodríguez Monteza y Tomás Gálvez (izquierda) saludan a Pedro Chávarry (centro) cuando juró como fiscal de la Nación, en julio del 2018. A la derecha está el fiscal supremo Pablo Sánchez. (Foto: Paco Sanseviero)
Víctor Raúl Rodríguez Monteza y Tomás Gálvez (izquierda) saludan a Pedro Chávarry (centro) cuando juró como fiscal de la Nación, en julio del 2018. A la derecha está el fiscal supremo Pablo Sánchez. (Foto: Paco Sanseviero)
Redacción EC

El fiscal supremo Pablo Sánchez fue separado de la investigación preliminar a altos funcionarios por el Caso , en la que está incluido el exjuez supremo César Hinostroza. La decisión se tomó por mayoría en la Junta de Fiscales Supremos efectuada este lunes.

La votación quedó 3-2, según indicaron fuentes de El Comercio. A favor de apartar a Sánchez votaron los fiscales supremos Pedro Chávarry, Tomás Gálvez y Víctor Raúl Rodríguez Monteza. Los tres han sido implicados en el Caso . En contra de la decisión estuvieron la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, y el propio Sánchez.

En su edición del lunes, este Diario reveló que Sánchez decidió incluir a Chávarry y Rodríguez en la investigación preliminar a la presunta red criminal. En su disposición, el también exfiscal de la Nación consideró que Chávarry y Rodríguez “constituirían dos nuevos puntos nodales, dicho de otro modo, habrían sido hombres claves dentro de dicha organización criminal”.

—Intenciones—

De acuerdo con las fuentes de El Comercio, Gálvez ya había planteado anteriormente que Sánchez sea apartado de la investigación. Indicaron que el magistrado supremo incluso presentó un hábeas corpus ante un juez constitucional con ese fin.

Pero no fue hasta que Chávarry y Rodríguez fueran incluidos en la pesquisa para que los tres plantearan que Sánchez dejara el Caso Los Cuellos Blancos, según ellos, porque no es competente para realizarla. Esto porque corresponde al fiscal de la Nación dirigir las investigaciones a altos funcionarios, como los fiscales supremos.

En agosto del 2018, Sánchez asumió la indagación en reemplazo de Chávarry, en ese entonces jefe del Ministerio Público, luego de que se hicieran públicas las grabaciones de sus diálogos con Hinostroza.

Por eso Sánchez –al ser el fiscal supremo más antiguo– comenzó a dirigir la investigación. Siguió a cargo luego de que Zoraida Ávalos asumiera la Fiscalía de la Nación, debido a una resolución de la magistrada, que le dio esa facultad. Cuando finalizara la pesquisa, debía elevar un informe a la fiscal de la Nación para que ella procediera a presentar las denuncias constitucionales en caso fueran necesarias.

Pero ayer Chávarry, Gálvez y Rodríguez exigieron que la investigación retornara al despacho de Ávalos. Las fuentes señalaron que, pese a que se insistió en la nulidad de todo lo actuado por Sánchez, no se invalidará.

Para el exfiscal supremo adjunto Víctor Cubas, la decisión tomada en la junta es ilegal. “La Ley Orgánica del Ministerio Público establece las atribuciones de la Junta de Fiscales [Supremos] en los artículos 62 y 97, y no hay ninguna norma que establezca como atribución de la Junta de Fiscales el adoptar decisiones como la que hoy se ha adoptado, que es separar a un fiscal de una investigación”, comentó en Canal N.

Cubas precisó que, si es validada, Ávalos seguirá con la investigación. “Con este acto, [Chávarry, Gálvez y Rodríguez] pretenden retrasar las investigaciones. Pero en el supuesto de que este acuerdo quedase vigente, la investigación va a continuar y la llevará a cabo la fiscal de la Nación″, señaló.

—Solicitud—

En un oficio dirigido a la fiscal suprema provisional Bersabeth Revilla, el fiscal superior Rafael Vela, coordinador del equipo especial Lava Jato, pidió a la magistrada que evalúe solicitar “ante el órgano jurisdiccional –Juzgado Supremo de Instrucción– presentar el requerimiento de suspensión preventiva de derechos” para Chávarry, “ya que de esa manera se evitaría la reiterancia delictiva” del fiscal supremo.

“Como ya se anotó, el magistrado insiste en perturbar la actividad de los casos del equipo especial”, señala el documento enviado por Vela a Revilla, a cargo de la Segunda Fiscalía Suprema Transitoria Especializada en Delitos Cometidos por Funcionarios Públicos. El documento fue enviado el lunes 7 de este mes.

Vela menciona la intención de que tanto él como el fiscal José Domingo Pérez sean apartados del equipo especial y la relación de Chávarry con la investigación a Fuerza Popular.

En agosto, el juez supremo instructor Hugo Núñez dispuso abrir un proceso penal a Chávarry por el delito de encubrimiento real, por la remoción de Vela y Pérez (que luego quedó sin efecto) y el pedido de información sobre el acuerdo con Odebrecht.

Este Diario intentó comunicarse con los fiscales supremos Chávarry, Gálvez y Rodríguez, pero no respondieron las llamadas.

Oficio enviado por el coordinador del equipo especial, el fiscal superior Rafael Vela, a la fiscal suprema provisional Bersabeth Revilla.
Oficio enviado por el coordinador del equipo especial, el fiscal superior Rafael Vela, a la fiscal suprema provisional Bersabeth Revilla.
Oficio enviado por el coordinador del equipo especial, el fiscal superior Rafael Vela, a la fiscal suprema provisional Bersabeth Revilla.
Oficio enviado por el coordinador del equipo especial, el fiscal superior Rafael Vela, a la fiscal suprema provisional Bersabeth Revilla.
Oficio enviado por el coordinador del equipo especial, el fiscal superior Rafael Vela, a la fiscal suprema provisional Bersabeth Revilla.
Oficio enviado por el coordinador del equipo especial, el fiscal superior Rafael Vela, a la fiscal suprema provisional Bersabeth Revilla.