Luis Iberico en el 2015 junto a sus vicepresidentes Natalie Condori, Luis Galarreta y Mariano Portugal. Condori y Portugal se sumaron a APP, y Galarreta –entonces de corbata naranja– pasó al fujimorismo. (Foto: Luis Gonzales/GEC)
Luis Iberico en el 2015 junto a sus vicepresidentes Natalie Condori, Luis Galarreta y Mariano Portugal. Condori y Portugal se sumaron a APP, y Galarreta –entonces de corbata naranja– pasó al fujimorismo. (Foto: Luis Gonzales/GEC)
Martín Hidalgo Bustamante

Jefe de la Unidad de Periodismo de Datos

martin.hidalgo@comercio.com.pe

solo está a la espera de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) lo convoque para darle sus credenciales de congresista y así pueda reemplazar al desaforado . De esta manera, podrá ocupar la curul que perdió en el 2016 por 37 votos frente a Julio Rosas, quien fue elegido por Alianza para el Progreso, pero hoy se encuentra fuera de la bancada.

Iberico no logró la reelección pese a que terminó el período 2011-2016 como presidente del Congreso. Su votación del 2016 sufrió una fuerte caída respecto a los resultados del 2011: una diferencia de 26.292 votos menos.

La explicación puede estar en el arrastre del candidato presidencial: en el 2011, APP fue parte de una alianza electoral que tuvo a Pedro Pablo Kuczynski como postulante a la presidencia; en el 2016, el partido postuló con César Acuña a la cabeza, quien fue excluido de la contienda.

Pero la derrota en el Congreso le abrió otras puertas. Con Kuczynski ganador del 2016 y ya instalado en el poder, Iberico fue nombrado embajador del Perú en Italia. En el cargo estuvo hasta noviembre del 2018, cuando el presidente Martín Vizcarra decidió culminar el encargo de los embajadores políticos. El nombramiento de Iberico siempre se entendió como parte de una alianza entre Kuczynski y Acuña, algo que ambos negaron.

—Allanando el camino—
Tras su salida de la embajada, Iberico se mantuvo al margen de la actividad política, aunque eso no evitó que fuera mencionado cuando se hablaba de cambios ministeriales. Su nombre sonó en algún momento en la cartera de Defensa.

Sin ningún fajín ministerial, recién reapareció mediáticamente tras la sentencia en primera instancia a Edwin Donayre, lo que le abría las puertas de retorno al Congreso. En febrero pasado, brindó una entrevista a “Perú21” en la que se refirió específicamente al Caso Donayre: “La ley es clara: se cumple la pena”.

Pero los plazos del Congreso, como es costumbre, se dilataron. Iberico entendió que debía buscar puentes para allanar su ingreso. En marzo, brindó otra entrevista, esta vez al diario “Correo”, en la que afirmó que “el fantasma de la vacancia todavía existe” contra Martín Vizcarra.

A la espera de la ratificación de la condena de Donayre, Iberico terminó de tender puentes con reuniones. Fuentes de la bancada de Alianza para el Progreso indicaron que Iberico sostuvo reuniones con algunos miembros de Fuerza Popular para asegurar el respaldo al levantamiento de la inmunidad de Donayre. Esto debido a que había versiones sobre un posible blindaje a cambio del voto del ex comandante general del Ejército en la próxima elección de la Mesa Directiva.

Buscamos conversar sobre este tema con Iberico, pero colgó cuando lo llamamos y no volvió a contestar. Quien sí respondió fue Richard Acuña. “Lucho tiene muchos amigos acá en el Congreso y habrá tenido alguna que otra reunión, pero no creo que se haya dado algún trabajo político”, dijo.

Los nexos de Iberico en la bancada fujimorista son claros. Llegó a la presidencia del Congreso (2015-2016) con el impulso de Fuerza Popular. El hilo conductor de su campaña fue Luis Galarreta, entonces su compañero en la bancada PPC-APP y hoy subsecretario general del fujimorismo.

Fuerza Popular no ha visto con malos ojos el ingreso de Iberico: ven en él un posible puente para recuperar el apoyo de APP.

Richard Acuña no descartó que Iberico pueda volver a ocupar un alto cargo. “Es precipitado, pero en la Mesa Directiva se requiere alguien con experiencia, manejo e imparcialidad. Él puede dar eso y sin enfrentamientos”, anotó.

Otras fuentes apepistas señalaron que no postulará a ningún cargo. “Él no quiere ir a la presidencia ni a la vicepresidencia. Él piensa en la reelección más que participar de este Congreso golpeado”, indicaron.

(Imagen: El Comercio)
(Imagen: El Comercio)

—Iniciativas—
Iberico ya tiene proyectos de ley sobre los que ha conversado con varios de sus nuevos colegas. En su agenda figura uno de los puntos que en este Congreso no se han tocado: la seguridad ciudadana.

En el período pasado, Iberico presentó tres iniciativas sobre seguridad ciudadana, de las cuales dos se convirtieron en ley, ambas destinadas a fortalecer el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana. Un tema que puede convertirse en el caballo de batalla del Congreso ahora que la última encuesta de El Comercio-Ipsos reveló que la inseguridad ciudadana vuelve a ser el principal problema del país.

Otro punto es el sector justicia, especialmente en materia de lucha contra el terrorismo.