Luis López (Fuerza Popular) sustituye a Rolando Reátegui como presidente de la Comisión de Fiscalización. (Foto: Congreso)
Luis López (Fuerza Popular) sustituye a Rolando Reátegui como presidente de la Comisión de Fiscalización. (Foto: Congreso)
Mario Mejía Huaraca

Cirujano y representante por Piura de Fuerza Popular, asumió ayer la presidencia de la . Adelanta que en el grupo se revisarán casos como el del ex consejero presidencial Carlos Moreno.

— De los casos que ya se venían trabajando en la comisión, ¿a cuáles se les dará prioridad?
Está el de Agrobanco, que está en moción de orden del día. Vamos a ver también el caso [del ex consejero Carlos] Moreno y los de Essalud, Chinchero y la ONPE.

— ¿Se continuará con la indagación de la filtración de los audios que se venía haciendo en la gestión de Rolando Reátegui?
No, aquí las cosas son claras. No nos compete eso. No vamos a llamar a los periodistas para conocer de dónde vino la información. Al fiscal y al ministro del Interior les corresponde averiguar de dónde salieron esos audios. Lo que sí haremos es llamar a las personas que están involucradas en esos audios.

— El caso de Carlos Moreno lleva casi dos años y no hay ningún avance. ¿Qué se hará?
Vamos a reactivarlo porque no ha sido tocado por la comisión en todo este tiempo. Vamos a poner todo el interés y vamos a dar resultados.

—El caso de la ONPE también está estancado.
Lo estamos revisando. Hemos recibido toda la documentación, estamos haciendo una mesa de trabajo para citar a quienes están comprometidos en actos de corrupción en ese organismo. Ya que estamos próximos a las elecciones municipales y regionales, esperamos tener resultados muy pronto.

— La sensación que la ciudadanía tiene del Congreso y de sus comisiones investigadoras es que no hacen una buena labor. ¿Qué se puede hacer para cambiar esa percepción?
Nos comprometemos a trabajar con lealtad y transparencia. Lamentablemente, estamos frente a un problema de corrupción inusitado, y tenemos que luchar contra eso. Vamos a poner énfasis en las regiones, donde hay muchos funcionarios corruptos. La idea es trabajar al lado del fiscal de la Nación, del presidente del Poder Judicial, del contralor y del defensor del Pueblo, pues hay denuncias que están tres o cuatro años sin resultados. Vamos a pedir que esos procesos se aceleren. Esos malos funcionarios ya deberían estar sentenciados.