(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

El alcalde de San Isidro, , refirió que se animó a postular a la alcadía de Lima con la intención de frenar las “malas gestiones” que se han desarrollado desde el sillón municipal.

“Esto nace de verificar permanentemente que somos víctimas y hemos sido víctimas de malas gestiones en Lima. Entonces hay un momento en el que tenemos que decir: 'Basta'. Y comenzar a plantear una nueva era de optimismo para nuestra sociedad”, aseveró.

Manuel Velarde resaltó que “San Isidro no es Lima” y comparó a la ciudad con “un enfermo que ha tenido malos médicos en el camino y no han aplicado la medicina correcta”. En ese sentido, dijo que se deben tomar nuevas medidas para mejorar.

“Lo que se necesita ahí es autoridad y firmeza para llevar a cabo esas reformas que están pendientes”, consideró.

El burgomaestre sanisidrino destacó como uno de los principales problemas “la congestión vehicular”, debido a que “no existe un transporte público adecuado, seguro y moderno”.

Detalló que lo que hace falta es trabajar para “volver a conectar a las personas con su ciudad”. “Yo quiero llevar ese concepto de que sí se pueden hacer las reformas que generan mayor calidad de vida y mayor bienestar”, manifestó.

Finalmente, Manuel Velarde recordó que, para su candidatura, ha convocado “a los ciudadanos de nuestra ciudad, a los colectivos, a las organizaciones sociales y a los partidos” para formar su equipo.

MIRA TAMBIÉN EN POLÍTICA...