El presidente Martín Vizcarra junto al titular del Congreso, Manuel Merino de Lama. (Foto: Presidencia)
El presidente Martín Vizcarra junto al titular del Congreso, Manuel Merino de Lama. (Foto: Presidencia)
Ariana Lira Delcore

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A menos de un mes de la crisis política desatada a raíz de la difusión en el Congreso de los , que generaron un fallido proceso de vacancia contra el presidente de la República , el jefe de Estado se reunió este lunes con el titular del Parlamento, .

Mira: Descohesión parlamentaria: ¿Cuál es el nivel de fraccionamiento de las bancadas en las votaciones en el pleno?

Minutos antes de las 4:30 de la tarde del lunes, Manuel Merino de Lama llegó a Palacio de Gobierno para el encuentro pactado. Pese a que los puntos exactos de la agenda a tratar no se dieron a conocer, Martín Vizcarra , desde Tacna, que la reunión tendría el objetivo de “establecer una agenda común y dejar de lado esos inconvenientes que hubo de carácter político, porque de nada sirve la pelea entre autoridades que afecta a la población”.

Durante la reunión, la cuenta de Twitter de la Presidencia de la República que el motivo de la cita fue establecer una agenda común. En tanto, la cuenta del Congreso precisaba que Merino se reunió con Vizcarra “para exponer propuestas sobre salud, reactivación económica y demandas sociales de las regiones”.

Luego del diálogo, ambos participaron en la séptima reunión del Consejo de Estado en la que también estuvieron los titulares del Poder Judicial, Ministerio Público, contraloría, Tribunal Constitucional y Defensoría del Pueblo.

En esa sesión, según informó la Presidencia de la República, “se expusieron los avances y desafíos en la lucha contra la pandemia, la reactivación económica, la situación del empleo, los programas sociales y las reformas institucionales para fortalecer la democracia”.

Acusaciones y primer acercamiento

Dos semanas antes, cuando los niveles de tensión entre los poderes Ejecutivo y Legislativo alcanzaron su pico, y de querer armar “pseudo gabinetes”, luego de conocerse que este para obtener su respaldo, antes de que se presentase la moción de vacancia presidencial en el Congreso.

El jueves 24, apenas seis después de que , Vizcarra y Merino coincidieron en el estrado oficial de la ceremonia de homenaje por el día de las Fuerzas Armadas. Allí, el presidente del Legislativo le pidió al mandatario una reunión. Vizcarra aceptó.

Una relación marcada por la tensión

Los choques entre el Gobierno y el Congreso se remontan a marzo. Desde entonces, los poderes se han enfrentado por la , la, la y la . Esto último generó una crisis política que llevó a la convocatoria, por parte del presidente, a un .

El momento más crítico de la dinámica entre el gobierno y el Congreso –antes de la última crisis política que llevó al intento fallido de vacancia-, sin embargo, se dio en agosto, cuando .

En aquel entonces, de incurrir en un “cálculo político” y “acomodos bajo intereses particulares” en relación a la reforma universitaria. “A pesar de la crisis sanitaria y económica que vivimos, el Congreso decidió agregar otra crisis política más en perjuicio de todos”, manifestó Vizcarra.

Merino, por su parte, y sostuvo que la crisis del gabinete Cateriano era “responsabilidad exclusiva del presidente de la República” y rechazó “enfáticamente cualquier insinuación de chantaje o de negociación sobre el voto de confianza”.

Consultado si la reunión entre Vizcarra y Merino significará un alto el fuego en el plano político, el analista político José Carlos Requena recordó cómo en anteriores oportunidades el mandatario ha sostenido diálogos con las fuerzas opositoras que no han generado resultados a largo plazo.

Con los antecedentes que tiene Vizcarra, con estas reuniones que se dan cuando se requieren y que tienen una bonita foto, soy bastante escéptico y esperaría a ver algunos resultados más concretos en los próximos días”, señaló.

Otros momentos de conflicto entre los poderes

VIDEO RECOMENDADO:

Walter Martos: “En Palacio de Gobierno no se esconde absolutamente nada”