Vizcarra concluyó su mensaje afirmando que el Perú prevalecerá y que cuando la historia revise este momento, “dirá que nunca nos rendimos y que sembramos las semillas de un Perú mejor”. (Foto: Presidencia de la República)
Vizcarra concluyó su mensaje afirmando que el Perú prevalecerá y que cuando la historia revise este momento, “dirá que nunca nos rendimos y que sembramos las semillas de un Perú mejor”. (Foto: Presidencia de la República)
Sebastian Ortiz Martínez

Periodista

sortizm@comercio.com.pe

El presidente de la República, , brindó hoy su último mensaje a la Nación ante el pleno del Congreso por Fiestas Patrias. Durante su discurso, que duró casi dos horas, el jefe de Estado afirmó que el Perú es un país que siempre ha superado las adversidades y que esta, en referencia a la crisis por la pandemia del , no será la excepción.


“El país ha salido adelante y esta vez no será la excepción (…) nada ha sido fácil en este tiempo”, señaló.

Vizcarra recordó que su administración enfrentó situaciones complejas, como la generada en el 2018 tras los llamados “audios de la vergüenza”, que revelaron la existencia de la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto, o la crisis de gobernabilidad el año pasado “que nos obligó a la disolución constitucional del Congreso”.

Sin embargo, indicó que la actual crisis sanitaria y económica por el coronavirus no se puede comparar con estas.

“El 2020 trajo consigo un enemigo invisible pero letal para la humanidad que ha generado pérdidas irreparables y dolor a nivel mundial. El Perú no está exento de esta terrible enfermedad del COVID - 19. Es una crisis muy superior a las que hemos enfrentado en el pasado, que pone en riesgo la vida y la salud, no de una parte de la población, no de una o dos regiones, sino de los 32 millones de peruanos”, remarcó.

El mandatario indicó que, sin la cuarentena, el país se hubiera sumergido en “una catástrofe de inimaginables consecuencias.

“Hoy puedo decir con la mayor certeza y convicción: la cuarentena permitió salvar muchas vidas en el Perú. Si no hubiéramos aprobado oportunamente esta medida, créanme, la cifra de fallecidos sería contada hoy por centenas de miles”, subrayó.

El presidente Vizcarra anunció, entre las medidas principales de su mensaje, un nuevo bono de 760 soles para las familias más vulnerables, una pensión de orfandad para los menores cuyos padres hayan sido víctimas del COVID-19, el aumento a S/20.000 millones del presupuesto del sector Salud, y un plan de reactivación económica, que comprende el relanzamiento de proyectos parados como la tercera fase de Chavimochic, en el norte del país.

El Pacto Perú para el cierre de su mandato

Vizcarra cerró su mensaje a la Nación convocando a las fuerzas políticas del país a “construir un nuevo acuerdo básico”, al que llamó el Pacto Perú.

“Este pacto debe ayudarnos a todos los peruanos a transitar este proceso de transición en paz, con acuerdos mínimos que den marco al debate necesario que se dará en la próxima campaña electoral. No queremos ninguna intromisión en una campaña que debe ser limpia, con reglas claras y transparentes”, manifestó.

El jefe de Estado consideró que este acuerdo debe permitir generar “consensos básicos”, que tengan con fin la consolidación de la democracia así con el encausamiento del debate político con miras al bicentenario.

“Si no lo hacemos, corremos el riesgo de llegar al bicentenario sumidos en desgastantes enfrentamientos y pugnas, que van a impedirnos afrontar la enorme agenda país que tenemos por delante. Aprendamos de la experiencia de esta pandemia y construyamos estos acuerdos básicos que la sociedad demanda a gritos. Tenemos la oportunidad de demostrarles a todos los peruanos que somos capaces de dejar de lado los intereses coyunturales en pos del bien común. ¡Construyamos el Pacto Perú! ¡Demos ese paso juntos!”, exclamó.

Vizcarra Cornejo planteó, en esa línea, llegar a acuerdos en cinco pilares: la construcción de un sistema unificado de salud, la calidad educativa, el crecimiento económico, la continuidad de la reforma política y del sistema de justicia y la lucha contra la pobreza.

“Sé que esta agenda de cinco puntos es ambiciosa, pero tengo la convicción que vale la pena intentarlo, y estoy dispuesto a generar el espacio para que los dirigentes políticos logremos poner de lado la coyuntura, y seamos capaces de generar esos acuerdos mínimos, de fortalecimiento de nuestra democracia”, expresó.

El presidente Vizcarra, además, le recordó al Parlamento que fue elegido para continuar con las reformas y “no para dar marcha atrás” con estas, “bloquearlas” o “distorsionarlas”.

“La reforma tiene que ser integral, sustantiva, de forma y de fondo. Apreciados congresistas, me dirijo a ustedes respetuosa y democráticamente. Tenemos la obligación de avanzar con las reformas, para que la inmunidad no sea nunca más sinónimo de impunidad, para que no postulen a cargos públicos los condenados por delitos dolosos. Necesitamos decisión y capacidad de desprendimiento. Podemos llegar al Bicentenario con una democracia fortalecida, con partidos inclusivos y abiertos, y con candidatos probos y sin cuestionamientos”, aseguró.

Vizcarra concluyó su mensaje afirmando que el Perú prevalecerá y que cuando la historia revise este momento, “dirá que nunca nos rendimos y que sembramos las semillas de un Perú mejor”.

(Foto: Presidencia de la República)
(Foto: Presidencia de la República)

Tras ello, el mandatario abandonó la sede del Parlamento y, junto a sus ministros, retornó a pie a Palacio de Gobierno por el jirón Junín, en el Centro de Lima.

Revive el último mensaje a la Nación del presidente Vizcarra por Fiestas Patrias

NOTA PREVIA

El primer ministro, , adelantó que el discurso se centrará en tres objetivos: la lucha “con firmeza” contra la pandemia de COVID-19, el relanzamiento de la economía y “elecciones libres, neutrales y democráticas”.

Fuentes de El Comercio, adelantaron que el presidente Martín Vizcarra se trasladará al Parlamento en auto, mientras que los ministros en dos buses, de acuerdo a fuentes de Palacio de Gobierno.

En breve diálogo con este Diario, Cateriano informó que el mensaje a la Nación del presidente y dos decretos de urgencia fueron aprobados este lunes 27 de julio, durante una sesión del Consejo de Ministros. El jefe del Gabinete Ministerial evitó brindar mayores detalles.

El exministro de Salud Óscar Ugarte consideró que Vizcarra Cornejo debe incluir en el primer eje de su discurso, referido a la pandemia, acciones concretas para atender a las regiones Huánuco, Pasco, Junín, Cusco, Ayacucho, Puno, y Moquegua, donde -refirió- existe una “expansión” del coronavirus. Advirtió que en estos departamentos se puede repetir un escenario como el de Arequipa en pocos días.

Ugarte indicó que el Ejecutivo tiene que comprender un plan integral para dotar de oxígeno a los hospitales. “Han emitido normas sobre la importación, pero no sabemos si se están cumpliendo”, agregó.

También dijo que a pesar del sinceramiento sobre la cifra de fallecidos por COVID-19 en el país, aún existe un subregistro que debe ser incorporado.

“Lo importante, además, es la cantidad de infectados que demandan hospitalización y, por lo tanto, la información sobre las camas UCI y ventiladores se convierte en un punto crítico. La demanda es tan alta que aun habiendo ampliado las camas UCI, no se dan abasto en los hospitales de Lima”, subrayó.

La ejecución como base de la reactivación

El economista Carlos Ganoza opinó que el presidente Vizcarra tiene la oportunidad de explicar las medidas concretas para la reactivación económica. Explicó que lo que se necesita es mejorar la ejecución del gasto público, sobre todo en los gobiernos regionales y municipalidades.

“La inversión en infraestructura tiene una ventaja, si se ejecuta rápidamente puede tener un efecto reactivador importante y, a la par, cierra brechas. El mensaje puede incluir un programa de gasto fácilmente ejecutable, como reparación de calles y de colegios. Se debe desplegar un plan de este tipo, que tiene un beneficio social alto”, remarcó a este Diario.

Ganoza sostuvo que en términos de inversión privada, los proyectos mineros “deben ser prioridad sin duda”. “Me gustaría escuchar una posición clara sobre los conflictos sociales, cómo el gobierno puede ayudar a resolverlos más rápido. El Ejecutivo no ha mostrado capacidad de respaldo, cuando un proyecto cumple todas las normas y surge un problema”, mencionó.

Y, por último, sugirió que se debe repensar los trámites para el funcionamiento de los pequeños negocios.

Una promesa de no intervención

El analista político Enrique Castillo afirmó que Vizcarra debe asumir un compromiso, en su último mensaje a la Nación por Fiestas Patrias, en el sentido de no intervenir en el proceso electoral. Es decir, “evitar” orientar el voto a través de recursos públicos.

“Las reformas electorales están en la cancha del Congreso y la organización en manos de la ONPE, JNE y Reniec”, expresó a El Comercio.

Castillo indicó que si bien el mandatario podría plantear un nuevo paquete de reforma política, este tema ha dejado de ser lo “urgente” para la población, que está preocupada por la crisis sanitaria, la inseguridad y el desempleo. “Cualquier anuncio sorpresa que busque mejorar su popularidad que no sea destinada a resolver la crisis [por la pandemia] será inadecuado”, remarcó.

José Carlos Requena, analista político del grupo 50+1, consideró que al presidente le queda “poco margen” para dar alguna sorpresa en su mensaje de este año, en referencia a que en el 2018 anunció la convocatoria a un referéndum, y el año pasado un proyecto para adelantar las elecciones generales.

Requena indicó que lo importante, en el contexto pre elecciones, es “tener claridad” sobre las normas que se van a aplicar. “Por ejemplo, van o no a postular los que tienen sentencias en primera instancia. Y me parecer que pedir seis meses de militancia es contraproducente, esta norma puede empezar a regir en el 2021. No tiene sentido hacer cambios dramáticos faltando tan poco”, añadió.

También señaló que el mandatario podría brindar información sobre el impacto colateral de la pandemia, como lo sugirió el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, en una entrevista a este Diario.

Más información

De los 130 congresistas, solo participarán de manera presencial en la sesión los integrantes de la Mesa Directiva y los portavoces de las nueve bancadas. Según indicaron fuentes del Parlamento, se ha invocado al resto de legisladores, que estarán conectados virtualmente, que mantengan sus micrófonos apagados.

VIDEO RECOMENDADO

Viñedos y operadores turísticos de Lunahuaná se reinventan