Manuel Velarde
Rocío La Rosa Vásquez

El alcalde de San Isidro, , afirma que es un independiente dispuesto a conversar con todas las agrupaciones políticas interesadas en servirle de plataforma para las elecciones municipales de octubre próximo.

— Ha lanzado su candidatura por Lima, pero no ha señalado por qué partido postulará. ¿Por qué?
Nuestra ciudad viene siendo gobernada sin resultados y es momento de decir ¡basta! Yo hubiera podido presentar mi candidatura junto a un partido, pero he tomado un camino que implica el reto de gobernar a la ciudad. Esto significa convocar a los ciudadanos, organizaciones, colectivos y partidos.

— ¿Con qué agrupaciones ha conversado?
Estas comienzan a aparecer y dar respuestas positivas. Pero no solo organizaciones políticas, quiero destacar la participación del ciudadano que quiere aportar.

— ¿Con Siempre Unidos (el partido de Felipe Castillo)?
Aquí todos estamos invitados, y ya ha habido una agrupación que se ha manifestado y vamos a iniciar conversaciones para ver aspectos programáticos y valores que buscamos para Lima.

— ¿Qué requisitos debe cumplir el partido elegido?
Tiene que haber coincidencias para trabajar. Son dos las enfermedades de Lima: la inseguridad y la congestión vehicular. Yo me comprometo a que mi guerra va a ser contra la delincuencia y mi lucha contra la congestión vehicular.

— ¿Por qué no recolectó firmas y formó su propia agrupación?
Siempre he tratado que el proyecto para Lima incluya a la mayor cantidad de gente, de organizaciones, el esfuerzo tiene que ser colectivo.

— ¿Cuáles serían sus medidas para el transporte?
Hay que alinear una serie de medidas: el transporte público, la gestión del tránsito, el planeamiento urbano, la movilidad sostenible y la gestión de estacionamientos. El proyecto del Metropolitano está estancado, hay que reactivarlo para que se expanda.

— ¿Y qué hará para mejorar la seguridad ciudadana?
No hay una bala de plata para reducir la inseguridad ciudadana. Creo que ya es momento de que se cree la policía metropolitana para que el serenazgo cambie de categoría y de nivel. Otro aspecto es la recuperación del espacio público. Y vamos a atacar de raíz la microcomercialización y el consumo de droga.

— ¿Cómo funcionaría esta policía metropolitana?
Parte de la creación de una escuela de formación que puede ser alimentada por serenos o personas que hayan sido parte de la policía o de las Fuerzas Armadas. Sería una dependencia de la municipalidad, que no solo tenga función preventiva disuasiva sino que pueda aplicar la ley. Creo que le daría un respiro a la Policía Nacional.

— ¿Y este nuevo cuerpo policial podrá portar armas?
Debería apuntar a eso.

— ¿Esta dispuesto a conversar sobre su propuesta con el ministro del Interior, porque ya hemos visto varios casos de serenos que no estaban preparados para actuar?
Por supuesto. Yo creo que esta policía metropolitana podría ser el gran inicio de una reforma policial.

MÁS EN POLÍTICA...