Ollanta Humala no es investigado por el caso del 'club' porque aún tiene la protección del antejuicio. El exministro Paredes (izq.) afronta una pesquisa por los presuntos delitos de colusión, asociación ilícita para delinquir y cohecho pasivo propio. (Foto: El Comercio)
Ollanta Humala no es investigado por el caso del 'club' porque aún tiene la protección del antejuicio. El exministro Paredes (izq.) afronta una pesquisa por los presuntos delitos de colusión, asociación ilícita para delinquir y cohecho pasivo propio. (Foto: El Comercio)
Sebastian Ortiz Martínez

no tenía ni un mes en la Presidencia de la República cuando en agosto del 2011, , operador del ‘’, se puso en contacto, a través del empresario , con un personaje de su entorno: José Paredes Rodríguez. Este no solo era amigo del entonces mandatario, sino que también había sido su compañero de promoción en la Escuela Militar de Chorrillos.

Según la declaración del colaborador eficaz 04-2019 –incluida en la ampliación de investigación preliminar de la fiscalía a Nadine Heredia y a la que accedió El Comercio– Sobenes citó a José Paredes a un café del Jockey Club, donde le presentó a García como “un amigo que les quería hacer una propuesta de negocios que podía ser interesante”.

Sobenes, dueño y gerente de Apoyo Total, le solicitó a Paredes, su socio en la empresa Peruana de Vigilancia y Protección S.A., gestionar “a través de su amigo” Humala o de su hermano Carlos Paredes Rodríguez, quien días antes había jurado como ministro de Transportes y Comunicaciones, un puesto de trabajo para García en el Viceministerio de Transportes.

“En esa oportunidad, Carlos García le dijo a José Paredes que necesitaba trabajar y que si lograba ingresar al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) se podrían presentar muchas posibilidades para hacer negocios, ya que él tenía buenos contactos con muchas empresas constructoras y que se podían establecer porcentajes en función de lo que se vaya generando”, refirió el colaborador eficaz 04-2019.

En setiembre, un mes después de la referida reunión, Sobenes llamó a Paredes para comentarle que había leído que su recomendado ingresó al MTC. Su socio le respondió que la designación del operador del “club de la construcción” como asesor fue por una decisión de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). Sin embargo, la realidad había sido otra.

Paredes, tras la cita con Sobenes y García de agosto del 2011, conversó el entonces presidente Humala.

“Le contó que Sobenes estaba pidiendo trabajo para un tal Carlos García, haciéndole recordar que él en su momento había ayudado a Humala y a su esposa Nadine Heredia. José Paredes pidió permiso a Humala para decirle a su hermano [el entonces titular del MTC] que, de parte suya, le consiguiera un puesto a Carlos García”, dijo el colaborador eficaz 04-2019.

“Humala estuvo de acuerdo, pero le dijo a José Paredes que no mencionaran su nombre a Sobenes y que dijera que había conseguido la recomendación directamente a través de la PCM. Lo que quería Humala era no evidenciar ante Sobenes que estaba accediendo a sus pedidos, pues de lo contrario esto implicaba que fuera el primero de varios favores”, agregó.

Tras su ingreso al MTC, García le informó a José Paredes sobre la existencia del ‘club de la construcción’ (un conjunto de empresas nacionales y extranjeras que acordaban repartirse las obras de Provías Nacional). De acuerdo al testimonio del colaborador eficaz 04-2019, el asesor le explicó que las compañías estaban dispuestas a pagar un soborno del 3% por cada licitación obtenida.

Pero existía una condición: que el entonces presidente Humala no le quité recursos al MTC para reasignarlos a los programas sociales, como había anunciado durante la campaña de ese año.

Humala –según el mismo colaborador– aceptó los términos de la organización, una vez que le hizo la consulta a Nadine Heredia.

En enero de 2018, la jueza María de los Ángeles Álvarez dictó 18 meses de prisión preventiva para Carlos García Alcázar. Tiempo después, la medida restrictiva se modificó por el arresto domiciliario. (Foto: GEC)
En enero de 2018, la jueza María de los Ángeles Álvarez dictó 18 meses de prisión preventiva para Carlos García Alcázar. Tiempo después, la medida restrictiva se modificó por el arresto domiciliario. (Foto: GEC)

La advertencia de Lerner Ghitis

El empresario Salomón Lerner Ghitis –jefe del primer Gabinete Ministerial del gobierno de Humala– declaró ante el Ministerio Público que cuando se enteró de que Carlos García Alcázar había sido nombrado como asesor del viceministro de Transportes, en ese entonces Alejandro Chang, le envió un correo institucional a este y al ministro Paredes.

En el correo, el entonces primer ministro les advirtió que García era amigo de Rodolfo Prialé, “de quién se decía era lobista” en el MTC.

Chang, según el testimonio de Lerner Ghitis, le respondió de manera verbal que “no conocía a García Alcázar”, mientras que Carlos Paredes, quien había firmado la resolución de la designación, no respondió.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Prialé de la Peña, de acuerdo al Ministerio Público, fue el “recaudador de dinero” de las empresas del ‘club de la construcción’ para hacerle los pagos a José Paredes, a través de García Alcázar.

Wilfredo Pedraza, abogado de Ollanta Humala y Nadine Heredia, indicó que todavía no conoce el detalle de la ampliación de la investigación del caso, aunque sí consideró que los colaboradores eficaces tendrán que demostrar con pruebas lo que están declarando.

“No conozco al detalle [la ampliación], solo aquello que se dice en prensa, así que la verdad que yo no puedo especular, a nosotros no nos notifican aún de la disposición del fiscal. Lo que un colaborador diga es su palabra, ellos tienen que acreditar lo que señalan […] La tesis del expresidente Humala es que todo esto es falso, que es un complot”, subrayó a El Comercio.

Pedraza también dijo que Ollanta Humala no conoce a Carlos García Alcázar, quien desde el MTC facilitó que las empresas del ‘club de la construcción’ obtengan una serie de licitaciones en Provías Nacional.

El dato

Según el Ministerio Público, Humala Tasso y su entorno habrían recibido sobornos del ‘club’ que varían . Estos pagos se habrían realizado entre el 2011 y el 2014.