El Director Gerente del Instituto Peruano de Economía explica los defectos del Sistema Nacional de Pensiones. Según él, se trata de un sistema financieramente insostenible, una pirámide similar a lo que fue CLAE. Además, resulta un esquema pensionario injusto. Primero, porque buena parte de sus aportantes nunca llegarán a recibir una pensión. Segundo, porque supone que personas de pocos recursos a subsidien a otras en la misma condición.

El economista propone que dicho sistema se cambie por uno de cuentas individuales similar al de las AFPs, que garantice que el aportante realmente se lleve lo que aportó cuando se jubile y que se subsidie solo en los casos de personas que no pudieron ahorrar para garantizarse una pensión.