"El presidente podría ensayar un populismo de las libertades económicas para liberar a los pequeños de la asfixia regulatoria". (Foto: Presidencia)
"El presidente podría ensayar un populismo de las libertades económicas para liberar a los pequeños de la asfixia regulatoria". (Foto: Presidencia)
Jaime de Althaus

Analista político

Si el Perú sufrió la orden de detención de su economía más fuerte del globo, y por eso su caída será de las más hondas, necesita consecuentemente de la máxima libertad económica posible y la mayor movilización de inversiones para recuperarse a la misma velocidad con la que cayó. De lo contrario, para recuperar el ingreso per cápita que tuvo en diciembre del año pasado si la economía mantiene el crecimiento promedio del 3% de los últimos años”.

MIRA: El 53% de los peruanos afirma que el costo de la salud aumentó durante la cuarentena frente a mediados de marzo

Si en el 2020 vamos a caer -15%, en el 2021 deberíamos crecer 15% para recuperar lo perdido o cerca de 15% para acercarnos a ello. Ese debe ser el objetivo del país, y el debiera enarbolarlo con la mayor decisión, elocuencia e inteligencia posibles. Esa era la promesa contenida en el nombramiento de , quien puso a dos ministros jóvenes con ideas modernas en los sectores claves para ese fin: Trabajo y Energía y Minas, y quizá era esa la línea que el primer ministro pensaba dejar sentada ante el Congreso al solicitar la investidura antes del 28 de julio.

Pero el Congreso no le concedió la oportunidad, de modo que la expectativa se vuelca al mensaje que pueda dar el presidente Vizcarra el día de la patria. No conocemos el tenor de las conversaciones que Cateriano haya tenido con el presidente, pero no tendría sentido que haya asumido la jefatura del Gabinete para mantener la comodidad de no tocar ni hacer nada en los temas difíciles que son, precisamente, los que tenemos que mover para recuperarnos y que requieren liderazgo para sacarlos adelante.

Como bien ha recordado reiteradamente Roque Benavides, hay ocho proyectos mineros por un monto de alrededor de 40 mil millones de dólares que están listos para comenzar, con estudios de impacto ambiental acabados, y siguen trabados. El Perú necesita hacer uso de todos los recursos que tenga, y esos están a la mano, tienen mercado, financiamiento y precios en alza. Sería imperdonable no activarlos en un momento tan grave. Eso no es difícil de explicar, y el presidente es un buen comunicador.

MIRA: Fiestas Patrias en pandemia: ¿Cuánto se afectará el consumo de los peruanos en esta campaña?

También hay cientos de miles de mineros informales esperando ser formalizados e incorporados, pero con normas mucho más simples e inteligentes. En general, la recuperación va a requerir de la mayor libertad económica posible, pues los emprendimientos no podrán levantar vuelo nuevamente con las trabas y regulaciones existentes. Eso incluye muchas regulaciones sectoriales que deben ser sometidas a un análisis de impacto regulatorio (RIA) riguroso, e incluye a la legislación laboral.

Necesitamos una nueva formalidad, mucho más inclusiva y menos costosa, si queremos recuperar inversión y empleo rápidamente. Esto tampoco es muy difícil de explicar. El presidente podría ensayar un populismo de las libertades económicas para liberar a los pequeños de la asfixia regulatoria.

Debe convocarse a todos los diálogos posibles, pero también debe convocarse a los representantes del 80% de la economía para coliderar, en un comando público-privado, una estrategia de recuperación económica e incluso de contención de la pandemia. No se podrá ganar con esfuerzos desperdigados e inconexos. La unidad en la acción es el mejor mensaje para la recuperación.

VIDEO RECOMENDADO:

Martín Vizcarra: “No tendremos la vacuna para el coronavirus antes de fin de año”