Martín Vizcarra ha mostrado que en muchos casos prefiere la confianza en los suyos que el talento extraño. A veces la suerte, otras el olfato y el regate personal le han funcionado bien, pero eso ya no alcanza. (Foto: Presidencia)
Martín Vizcarra ha mostrado que en muchos casos prefiere la confianza en los suyos que el talento extraño. A veces la suerte, otras el olfato y el regate personal le han funcionado bien, pero eso ya no alcanza. (Foto: Presidencia)
Eduardo  Dargent

Politólogo, PUCP

TAGS RELACIONADOS