El ministro de Trabajo, Iber Maraví (izq.), será interpelado este jueves 30 de setiembre por el Parlamento. De acuerdo a atestados de la Policía, habría participado en atentados terroristas en la década de 1980. (Foto: Presidencia)
El ministro de Trabajo, Iber Maraví (izq.), será interpelado este jueves 30 de setiembre por el Parlamento. De acuerdo a atestados de la Policía, habría participado en atentados terroristas en la década de 1980. (Foto: Presidencia)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Durante su discurso en la asamblea general de las Naciones Unidas, el presidente dijo que su administración condena y rechaza el terrorismo, porque nunca a sido ni será el camino para la transformación social. Sin embargo, el 40% de peruanos cree que algunos integrantes de su gobierno simpatizan con la agrupación terrorista Sendero Luminoso y su brazo político, el Movadef.

Según la última encuesta de Ipsos Perú, difundida en el programa “Cuarto Poder”, el 23% considera además que existe una “presencia importante” de Sendero Luminoso y el Movadef dentro del gobierno.

Solamente el 27% cree que su gobierno no tiene ninguna relación ni simpatía con el senderismo, mientras el 10% no precisa.

MIRA: Canciller acudirá el martes 28 al Congreso por reunión entre Pedro Castillo y Nicolás Maduro

Para la politóloga Kathy Zegarra, estas cifras son el reflejo no solo de las designaciones de Guido Bellido en la Presidencia del Consejo de Ministros, investigado por los presuntos delitos de terrorismo y de apología al terrorismo, y de Iber Maraví al Ministerio de Trabajo, quien, de acuerdo a atestados de la Policía, tuvo participación en atentados terroristas en la década de 1980, sino también del “mal manejo comunicacional” del Ejecutivo sobre este tema.

“Al presidente Castillo le ha faltado mayor convicción para abordar la muerte de Abimael Guzmán [cabecilla de Sendero Luminoso], pido haber ofrecido un mensaje a la nación, haciendo una reflexión sobre lo malo del terrorismo, pero no lo hizo. Y hubo muchos días de indefinición sobre lo que iba a ocurrir con su cuerpo. Esto ha empeorado la imagen que algunos ciudadanos tienen respecto al gobierno”, remarcó a El Comercio.

El analista político Jeffrey Radzinsky remarcó que la reacción desde el Ejecutivo y la bancada de Perú Libre en el Parlamento, que votó en contra del proyecto de ley que permitía la incineración de su cuerpo, tras la muerte de Guzmán no fue contundente

“Por un lado están las figuras con antecedentes, como Maraví. En segundo lugar, hay que sumarle la reacción no solo de ministros, sino de algunos congresistas de Perú Libre a partir de la muerte de Guzmán, que es un hecho reciente. Y el tercer elemento, es la falta de contundencia para zanjar o precisar algunos temas”, expresó.

Radzinsky recordó que el ministro de Transportes y Comunicaciones, Juan Francisco Silva, evitó responder a la prensa, cuando le preguntaron sobre el deceso del cabecilla terrorista.

El 79%, de acuerdo al mismo estudio de opinión, indica que está a favor de la norma aprobada por el Congreso, que estableció el marco legal para la incineración del cadáver de Guzmán, mientras el 17% no lo está [ver infografía].

La relación con la prensa

La encuesta de Ipsos Perú también señala que el 43% calificó de “irregular” la relación de la administración de Castillo con la prensa, porque desde el gobierno no se informa lo suficiente y no brindan las facilidades para que los medios de comunicación puedan cumplir con su trabajo.

El 32% indica que la situación es “muy preocupante” y que esto se ha visto reflejado en el maltrato a periodistas y por la presentación de parte de la bancada de Perú Libre de un proyecto de ley que podría atentar contra la libertad de expresión.

Y solo el 15% opina que la relación del jefe de Estado con la prensa “es fluida”, y el 10% no precisa.

Zegarra dijo que es fundamental que la mayoría identifica que el Ejecutivo no tiene un acercamiento con los medios de comunicación, lo cual, agregó, “es fundamental” para hacer llegar su mensaje a la ciudadanía.

“Es necesario que el gobierno sea abierto, Castillo no ha buscado alternativas para comunicar su política de gobierno, como brindar mensajes a la nación, conferencias de prensa o entrevistas. El presidente también ha podido ser más tajante al momento de ver la agresión a reporteras que acompañan sus actividades”, manifestó a este Diario.

(Infografía: El Comercio)
(Infografía: El Comercio)

La politóloga señaló que el país aún está en emergencia sanitaria y es necesario que haya claridad sobre las políticas del gobierno respecto a la pandemia de COVID-19.

Radzinsky subrayó que existe un trató áspero de parte de algunos integrantes del Ejecutivo con los medios de comunicación y que eso se ha visto reflejado en situaciones de agresiones verbales y físicas a reporteros. “Y a esto se suma el proyecto de Perú Libre que busca controlar los contenidos en los medios de comunicación”, añadió.

Más información

El 80% indicó que Guzmán, cabecilla del grupo terrorista Sendero Luminoso, fue “un genocida”, mientras que el 10% “un ideólogo”. Otro 10% no precisa.

Te puede interesar