El Gabinete que dirigió Pedro Cateriano, durante el gobierno de Humala, obtuvo la confianza del Congreso el 27 de abril de 2015 con 73 votos a favor, 10 en contra y 39 abstenciones. (Foto: Archivo El Comercio)
El Gabinete que dirigió Pedro Cateriano, durante el gobierno de Humala, obtuvo la confianza del Congreso el 27 de abril de 2015 con 73 votos a favor, 10 en contra y 39 abstenciones. (Foto: Archivo El Comercio)
Sebastian Ortiz Martínez

Periodista

sortizm@comercio.com.pe

El nuevo jefe del Gabinete Ministerial, , le solicitó hoy al presidente del Congreso, Manuel Merino de Lama, presentarse ante el pleno antes del 28 de julio para solicitar el . Agregó que, ante la situación de urgencia por la pandemia, “resulta conveniente” que el mandatario Martín Vizcarra dé su mensaje a la Nación con un equipo “consolidado”.

Fuentes del Parlamento indicaron a El Comercio que Merino someterá a consulta de la Junta de Portavoces el pedido hecho por Cateriano.

Las mismas fuentes señalaron que para que el primer ministro se presente la próxima semana se tendría que postergar el pleno descentralizado, que se tenía previsto realizar el jueves 23 de julio en la ciudad de Arequipa.

¿Pero, al día de hoy, el nuevo Gabinete Ministerial tiene el respaldo de la mayoría de bancadas del Congreso?

(Foto: Congreso)
(Foto: Congreso)

El portavoz de Acción Popular, Otto Guibovich, consideró, a título personal, que el ingreso de Cateriano y de otros diez nuevos ministros le ha dado “oxígeno” al gobierno.

“Debo resaltar que veo con agrado la presencia de Pilar Mazzetti [en Salud], ella ha sido jefa del Comando COVID-19, tiene experiencia y el temple para hacer frente a esta situación. Espero que ello le sirva para revertir [la actual situación] y también para sincerar las cifras. Sobre Cateriano, espero que ahora no busque confrontar, sino armonizar respetando el equilibrio de poderes”, manifestó a El Comercio.

Guibovich también dijo que no sabe si el primer ministro será “capaz de diseñar una nueva política genera de gobierno” en pocos días, en referencia a la solicitud de este para presentarse ante el pleno antes de 28 de julio.

“Si se va a insistir en más de lo mismo de nada servirán los cambios de personas, hay que hacer algunos ajustes [respecto al plan que presentó Vicente Zeballos]. No por mucho madrugar, se amanece más temprano. Para dar el voto tenemos que tener confianza, que se busque una visión compartida, lo que tenemos en común”, refirió.

El excomandante general del Ejército indicó que le gustaría escuchar medidas “proactivas” que estén orientadas a frenar la pandemia y reconstruir la economía. “Hay un riesgo altísimo de rebrote, lo que hemos visto en el aeropuerto ayer era lamentable, la falta de protocolos, entonces, una situación así nos hace dudar de que estemos yendo por el camino correcto”, acotó.

El vocero de Podemos Perú, Daniel Urresti, señaló que su bancada definirá una posición en conjunto después de escuchar el discurso de Cateriano.

“A este Gabinete se le van a exigir dos cosas: el control de la pandemia y la reactivación de la economía, según las últimas estadísticas se han perdido más del 50% de los empleos [formales] que existían y de los informales ni hablar. Confío plenamente que bajo la conducción del ministro Cateriano los demás sectores se alinearán”, remarcó en comunicación con este Diario.

Desde el Frepap, la congresista María Teresa Céspedes afirmó que el país requiere de un Consejo de Ministros “capaz de afrontar y atender con urgencia el desempleo, la inseguridad y la pobreza”.

Agregó que “faltó el cambio del ministro de Educación”, Martín Benavides, quien enfrenta un pedido de interpelación.


La ejecución del presupuesto como preocupación

El portavoz de Fuerza Popular, Diethell Columbus, opinó que sería “mezquino” decir en este momento que no darán el voto de confianza sin antes haber escuchado a Cateriano, pero también subrayó que sería “irresponsable” adelantar el respaldo por la misma razón. “El Congreso, que es un poder autónomo, tiene que esperar, escuchar y analizar los planteamientos. Particularmente, quiero saber cómo van a encarrilar la desbocada política, la política que ha traído hambre y muerte”, añadió.

Columbus, en diálogo con El Comercio, señaló que una de las preocupaciones de su partido es la ejecución del presupuesto público.

“Estamos en un promedio de 38%, cuando deberíamos estar en cerca a 60%. Y hay ministerios que están por debajo del 38%. Esto implica que el nuevo Gabinete debe enfocarse en mejorar esos indicadores, porque, de lo contrario, el proceso para recortar brechas demora más y la situación de la población vulnerable será peor”, comentó.

El vocero de Frente Amplio, Lenin Checco, dijo que la bancada de izquierda primero escuchará al primer ministro el día que exponga en el Congreso. Aunque sí expresó su preocupación con la conformación del Gabinete.

“Parece que con este Gabinete las políticas públicas serán a favor de las grandes empresas, de lo que le he escuchado decir a Cateriano la única forma de reactivar la economía es con la minería, la agroexportación, a nosotros nos preocupa eso. En las próximas horas le vamos a enviar una carta y esperamos que tome como base algunos puntos para su presentación”, sostuvo.

La disposición del Partido Morado

El portavoz del Partido Morado, Francisco Sagasti, adelantó que su bancada tiene “la disposición de dar el voto de confianza”, pero precisó que antes de tomar la decisión final esperarán a la presentación del Gabinete de Cateriano. “Tenemos buena predisposición, pero esto no significa que daremos un cheque en blanco”, añadió.

Sagasti, en comunicación con este Diario, afirmó que espera que el nuevo primer ministro resuelva tres problemas: la improvisación (las idas y vueltas con medidas ante la pandemia), la coordinación entre ministerios y con los gobiernos regionales, sobre todo en la puesta en funcionamiento de los ventiladores mecánicos, y en eficiencia de gestión.

“Este Gabinete debe tomar consciencia de que se necesita una actitud más abierta, de colaboración y diálogo con el Congreso, sé que es difícil, porque somos nueve bancadas, pero se requiere un mayor intercambio de ideas. Y de parte del Parlamento también es necesaria una actitud cortés y menos confrontacional. Es decir, no hay que traspasar lo que dice el artículo 75 de la Constitución, que los congresistas no tienen iniciativa de gasto, eso generan observaciones”, complementó.

Al otro lado de la orilla está Unión por el Perú. Aunque su vocero José Vega señaló que primero analizará el discurso de Cateriano, después, a título personal, presentó observaciones a la formación del nuevo Consejo de Ministros.

“Por lo que le venido escuchado al señor Cateriano, este es un defensor de los grupos de poder de siempre, él ha entrado a defender a más de lo mismo. Esta posición nos pone en alerta”, manifestó.

¿Le darán tregua al Ejecutivo?

Cateriano también le pidió al Congreso una “tregua” ante las interpelaciones que están pendientes para los ministros Benavides (Educación) y Alva (Economía y Finanzas).

“Las interpelaciones son derechos constitucionales, pero en muchos casos se emplean para atacar políticamente, para minar a un gobierno y, en ese sentido, creo que afectaría la estabilidad política del gabinete. Confío que, en esta nueva etapa que vamos a iniciar, el Parlamento nos dé una tregua para presentarnos al Congreso y poder exponer el programa de gobierno porque estamos en una emergencia”, dijo RPP.

Cateriano se reunió con los integrantes de la Mesa Directiva del Parlamento, entre ellos Manuel Merino (Acción Popular), Luis Valdez (APP), Guillermo Aliaga (Somos Perú) y María Teresa Cabrera (Podemos Perú) (Foto: Congreso).
Cateriano se reunió con los integrantes de la Mesa Directiva del Parlamento, entre ellos Manuel Merino (Acción Popular), Luis Valdez (APP), Guillermo Aliaga (Somos Perú) y María Teresa Cabrera (Podemos Perú) (Foto: Congreso).

Vega consideró que el trámite de la interpelación a Benavides debe seguir su curso, porque, según refirió, hay cuestionamientos sobre el licenciamiento a dos universidades cuando el actual ministro fue jefe de la Sunedu.

“La interpelación sigue en pie. No descartamos la censura”, opinó.

Céspedes, vocera del Frepap, indicó que analizarán el pedido del primer ministro, como bancada, a fin de tomar una decisión al respecto.

Urresti, por su parte, señaló, a título personal, que la interpelación contra la ministra de Economía y Finanzas sí debe concretarse, porque sus respuestas sobre la crisis en diferentes comisiones no han satisfecho a los parlamentarios.

El congresista Gino Costa (Partido Morado) tuvo una posición distinta, al sostener que el pedido de tregua de Cateriano “tiene sentido”, sobre todo porque ha entrado con “disposición para conversar con el Congreso”.

“Esto nos puede permitir superar las dificultades de los últimos meses, crear condiciones para la estabilidad y tener un proceso electoral tranquilo. Sería un buen gesto de parte del Congreso [paralizar las interpelaciones] y, quizás, se podría llegar a un acuerdo concreto sobre la gobernabilidad”, concluyó.

El Comercio intentó comunicarse, en reiteradas ocasiones, con los voceros de las bancadas de Somos Perú y APP, pero no respondieron a nuestras llamadas.

Te puede interesar