Con la ratificación de la destitución de Pedro Chávarry, la Junta Nacional de Justicia dio por culminada el proceso administrativo ético contra el exfiscal de la Nación. (Foto: El Comercio)
Con la ratificación de la destitución de Pedro Chávarry, la Junta Nacional de Justicia dio por culminada el proceso administrativo ético contra el exfiscal de la Nación. (Foto: El Comercio)
Karem Barboza Quiroz

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Por unanimidad, el pleno de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) la destitución del Ministerio Público del exfiscal de la Nación, , por faltas “muy graves” a la conducta ética y haber transgredido la Ley de Carrera Fiscal.

La decisión se adoptó tras declarar “infundado” el recurso de reconsideración que había formulado Chávarry Vallejos, contra la sanción en primera instancia que se tomó el pasado mes de abril.

El exfiscal de la Nación fue hallado responsable de falta ética por haber faltado a la verdad al negar ante los medios de comunicación sobre su conversación con el juez supremo César Hinostroza -investigado por el caso Los Cuellos Blancos del Puerto- a fin de establecer coordinaciones para realizar un almuerzo con periodistas, pero que luego reconoció .

También se consideró una falta el haber propiciado que personas ajenas a la institución tengan injerencia en el Ministerio Público. Esto, por las llamadas con Hinostroza Pariachi, a fin de que pueda explicar ante medios de comunicación -a través del empresario Antonio Camayo- sus planes de gestión ante su elección como fiscal de la Nación en 2018.

Finalmente, la JNJ consideró que existían pruebas indiciarias y directas (la declaración de su exasesora Rosa Venegas) sobre las instrucciones que habría dado para que ingresen a una oficina lacrada durante una diligencia fiscal en la sede central del Ministerio Público, y la sustracción de documentación.

El integrante de la JNJ y ponente del caso, el doctor Henry Ávila, sostuvo que “el investigado tiene serios problemas para actuar con transparencia y probidad”.

En esa línea, Ávila consideró que la decisión de destitución estaba plenamente justificada y que se habían valorado “diversas circunstancias, como su nivel jerárquico, su participación en los hechos, la perturbación del servicio fiscal, la trascendencia social de la infracción, el perjuicio causado, entre otros aspectos”.

Con la ratificación de la destitución de Pedro Chávarry, la Junta Nacional de Justicia dio por culminada el proceso administrativo ético contra el exfiscal de la Nación.


Te puede interesar