Redacción EC

Los fiscales supremos y se defendieron ante la del informe que recomienda su destitución e inhabilitación por 10 años debido a sus presuntos vínculos con .

El ex fiscal de la Nación Pedro Chávarry criticó al presidente Martín Vizcarra y a organizaciones como IDL por cuestionarlo a pesar de que se consideró como alguien "independiente y apolítico". También cuestionó la labor del equipo especial, especialmente de José Domingo Pérez.

"Soy independiente, apolítico y defiendo la autonomía del Ministerio Público y eso nadie lo va a cambiar [...] Los designios de Ideele y del Ejecutivo han marcado pautas en mi vida profesional. No defiendo ni defenderé a los corruptos, pero ¿tiene lógica que al ex presidente Alan García lo hayan querido tener sin acusación fiscal ni ningún indicio? [...] ¿Tiene sentido que la señora Keiko Fujimori esté afrontando 36 meses de prisión preventiva sin acusación fiscal, sin que se haya probado que ha recibido dinero directamente de alguien?", esgrimió Chávarry.

Tomás Gálvez, a su turno, aseguró que no tiene vínculo alguno con actos delictivos de 'Los cuellos blancos del Puerto' y que se está utilizando el testimonio de testigos protegidos de manera irregular.

"En este momento hay una persecución política. Hay una persecución de las personas, de cierto sector de la prensa, cierto sector de la izquierda y ciertos integrantes del Ministerio Público, quieren desaparecer porque le son incómodos. El señor Pablo Sánchez ha emprendido contra mí una persecución total porque en la Junta de Fiscales soy el que lo pone al frente cuando quiere actuar arbitrariamente", señaló ante los miembros de la Comisión Permanente.

Antes de la participación de los fiscales supremos, los parlamentarios de Fuerza Popular y el Apra votaron en contra de un pedido de Oracio Pacori (Nuevo Perú) para que la denuncia por el deslacrado de las oficinas en el Ministerio Público contra Pedro Chávarry deje el archivo y vuelva a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.