Pedro Rejas es excomando Chavín de Huántar y la persona a la que Vladimiro Montesinos se acercó tras la primera vuelta para que le haga llegar un "sobre con estrategias" a Keiko Fujimori. (Foto: Hugo Pérez | El Comercio)
Pedro Rejas es excomando Chavín de Huántar y la persona a la que Vladimiro Montesinos se acercó tras la primera vuelta para que le haga llegar un "sobre con estrategias" a Keiko Fujimori. (Foto: Hugo Pérez | El Comercio)
Alicia Rojas Sánchez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Pedro Rejas, excomando Chavín de Huántar y exmilitante de (FP), es la persona con quien se comunicó luego de la primera vuelta del 11 de abril. En entrevista con El Comercio, detalla cuándo empezaron sus diálogos con el encarcelado exasesor de y por qué hubo ese acercamiento.

MIRA: ‘Vladillamadas’: Fiscalía abre investigación preliminar contra Luis Arce Córdova y Vladimiro Montesinos

Rejas dice que fueron unas 20 llamadas las que recibió -desde un teléfono fijo y tres celulares-, y cuenta cuál es la intención que tiene con la difusión de las grabaciones que hizo. “Yo el 2011 ya era persona cercana a la familia Fujimori entonces presumo que por eso me contacta”, indica.

MIRA: ‘Vladillamadas’: Las claves de las grabaciones y un recuento de lo ocurrido

Las comunicaciones telefónicas responderían a un presunto plan para que se soborne a integrantes del Jurado Nacional de Elecciones y así favorecer a Fuerza Popular en los recursos en esa instancia. Justamente el jueves se conoció que el dispuso abrir una investigación preliminar contra el suspendido magistrado del JNE, Luis Arce Córdova, así como contra Montesinos, Pedro Rejas y el abogado Guillermo Sendón.

MIRA: ‘Vladillamadas’: ¿Qué delitos implicarían las grabaciones?

—Luego de la conversación que tuvo y grabó con Guillermo Sendón sobre los presuntos sobornos, ¿se logró pactar o conversar con algún integrante del JNE para que se pueda concretar algún tipo de pago?

Decido hacer esto porque empiezan a hablar de corrupción. Yo no lo podía permitir, tenía que hacerlo porque no quería verme envuelto en un acto de corrupción cuando tocan que van a tratar de hablar con el JNE. Desconozco si hablaron o no, o simplemente Sendón era el operador -como lo dice en el audio-.

Después de esa reunión personal, no volví a reunirme con él. Solo la llamada de Vladimiro Montesinos que él indica que es el operador y sería el encargado. Pero no conozco si Sendón tenía o no, o era una bravacunada de Montesinos, o también de Sendón. Cuando vi sobre los hechos que podía ser real y no quería verme envuelto, decido no llamarlo y seguirle la corriente a Vladimiro Montesinos como que yo trasladaba todo hacia la otra parte.

—Usted tuvo esa reunión presencial con Sendón y, posterior a eso, ¿quedaron en conversar o tener otro encuentro?

No, fue la única reunión que tuve en La Fontana, hay una evidencia de eso. Quien sí llamaba -y me sentía cada vez más presionado- era Montesinos. Yo tenía que seguirle el juego.

—¿Por qué Guillermo Sendón era el enlace con el JNE, qué conexiones dijo tener?

Cuando conversa [conmigo] él menciona que sí conoce a [Luis] Arce, a quien no conozco. Menciona que el contacto para él es Arce y que él [Arce] es quien se va a encargar de ver con las otras personas. Menciona una cifra...

—Los tres millones.

Claro, lo dice. Según él, que lo iba a hacer llegar a ese magistrado.

—¿Arce?

Sí, él lo menciona.

—¿Él estaba seguro de que iban a entregarle ese dinero y que con eso iban a poder favorecer de alguna forma a Fuerza Popular?

Claro, es lo que dice. Lo dice Sendón.

—¿Le mostró alguna llamada o evidencia que él haya tenido, efectivamente, comunicación con Arce?

Ninguna, no hizo ninguna muestra.

—¿Se logró concretar de qué forma se haría ese supuesto pago, quiénes lo iban a financiar?

Sendón manifiesta que solo era la persona que iba a hacer llegar.

—Que iba a entregar el dinero...

Claro, y como yo tenía las llamadas continuas, las llamadas que decido grabar, y el que llama y como que quería que se dé ese acto es Montesinos. [...] Habla de un horario, que se iba a ampliar después del establecido y con eso iban a poder ingresar esas actas. Desconozco si Sendón tenía o no contacto.

—¿Cuántos audios son, falta que se difundan más?

No recuerdo, me parece que seis o siete. Me parece que faltan.

—¿Qué se dice en esos audios que faltan?

Se sindica a las personas aludidas, siempre a Arce. (...) No traslado porque me asusto ante un hecho que probablemente...

—Usted se aleja porque se asusta...

Recibo la llamada y no traslado al fujimorismo. Nunca le trasladé a Keiko [Fujimori] ni Alberto Fujimori porque con él no tengo comunicación desde el 2013.

—Usted estuvo con él [Alberto Fujimori] cuando Keiko Fujimori perdió el 2011 con Ollanta Humala...

Sí, ahí estuve.

—¿Luego de eso?

Renuncié el 2013 - 2014, no tengo la fecha exacta porque me fui a Ica a postular por la región con un partido independiente y a partir de ese momento no regreso al fujimorismo. Hasta que soy invitado nuevamente por Kenji Fujimori, que me invita, pero no para participar en política.

—¿Diciembre del 2020?

Sí, me invita, me llama por teléfono. No tenía comunicación con él desde el 2013. Estamos hablando de varios años.

—Cuando Montesinos habla de tres integrantes del JNE, uno de ellos es Arce, ¿los otros quiénes son?

No conozco.

—¿Sabe quiénes son?

No lo sé. Nunca mencionó nombres.

—Pero especifica que no es Jorge Salas Arenas.

Claro, de él sí lo deja bien claro, y también me lo dice Sendón.

—¿No le preguntó a qué magistrados debía entregarse ese supuesto dinero?

No, no pregunté porque no estaba interesado en que se conozca lo que estaban pidiendo. Entonces no había forma de que yo...lo que sí pregunto es cuando me insistía que tenía que darse ese dinero, yo trato que él mismo me diga cómo se puede conseguir. Digo: si él pide esa cantidad, debe saber a quién se puede recurrir.

—¿En esos audios se dice algo sobre el señor Arce?

No soy la única persona, me parece, con la que Vladimiro Montesinos toma contacto. Hay hechos, actitudes que demostraban que todo se daba a que iban a torcer...a que Arce iba a cometer su cometido. No me consta que lo haya hecho, pero sus actitudes dicen que lo iba a hacer.


Pedro Rejas cuenta que conoció a Vladimiro Montesinos en el 2011, después de la derrota de OIlanta Humala a Keiko Fujimori en las elecciones generales. (Foto: Hugo Pérez | El Comercio)
Pedro Rejas cuenta que conoció a Vladimiro Montesinos en el 2011, después de la derrota de OIlanta Humala a Keiko Fujimori en las elecciones generales. (Foto: Hugo Pérez | El Comercio)


—¿Cuál es su relación con los Fujimori?

Mi relación terminó el 2013 porque yo fui parte del partido. Con un equipo conseguimos las firmas de Fuerza 2011. Quiero dejar en claro que estuve en las Fuerzas Armadas en actividad hasta el 2003. Hasta esa fecha, hasta la salida de Alberto Fujimori, nunca trabajé con él ni en seguridad ni en ningún departamento de Palacio de Gobierno. Nunca trabajé en el SIN ni con Nicolás Hermoza Ríos. No los conocía.

—¿Cuándo conoce a Montesinos?

Lo conozco después de la derrota de Keiko Fujimori, en el 2011. A Alberto Fujimori lo conozco en el 2006 personalmente. Yo decido apoyar a un partido, a lo que en ese momento era Sí Cumple [del fujimorismo].

—¿Habla con Kenji Fujimori?

He seguido hablando con él hasta antes del video porque tenía que tomar una decisión. Hasta antes de la denuncia que hice, conversé un día antes con Kenji. Hablábamos sobre las movilizaciones que había.

—¿Acordaban algo?

Solo era trabajo político. Con Kenji nunca tocamos estos temas de corrupción. Yo una primera vez, antes de que Montesinos tome contacto conmigo, toma contacto conmigo su cuñado.

—Fernando Marino Panduro, ¿cuándo?

En el 2006, cuando se inscribe la plancha presidencial y Alberto Fujimori es retirado de carrera.

—¿Con quiénes de Fuerza Popular se ha contactado por este motivo?

Con nadie porque si comunicaba era cómplice.

—¿Por qué le siguió el juego entonces?

Porque...hay llamadas que no contesto. Porque estaban hablando de un fraude. Tenía que denunciarlo, por eso decido grabar.

—¿Se comunica o se ha comunicado con Keiko Fujimori?

Ninguna.

—¿La conoce?

La conozco, en la campaña del 2011, hasta el 2012 he conversado con Keiko Fujimori. Pero mi relación no ha sido fluida, solo en algunos casos. Recién en diciembre del 2020, después de siete años, me llamó Kenji Fujimori, pero no para el partido. Me llamó porque tiene una venta por mercadeo.

—En uno de los audios usted dice que alguien le comentó que “no tenían fondos” ¿Quién fue?

Yo le seguía la corriente porque quería saber y destapar, porque era evidente que se estaba torciendo, un integrante del JNE estaría torciendo. Era yo el que tenía que seguir la corriente.

—¿No se comunicó con nadie de Fuerza Popular, nadie le dijo que no tenían fondos, lo inventó?

Sí, lo inventé porque quería seguir la corriente.


Montesinos se encuentra recluido en el penal de máxima seguridad de la Base Naval del Callao. Desde ahí realizó las llamadas a Pedro Rejas, que fueron unas 20, según el excomando Chavín de Huántar. (Foto: AFP /AGENCIA PERÚ)
Montesinos se encuentra recluido en el penal de máxima seguridad de la Base Naval del Callao. Desde ahí realizó las llamadas a Pedro Rejas, que fueron unas 20, según el excomando Chavín de Huántar. (Foto: AFP /AGENCIA PERÚ)


—¿Cuál era el fin, entonces, de mantener la comunicación con Montesinos?

Yo no le contestaba y continuaba. Cómo le digo que no quiero hablar con él. Nadie me había dicho que no había plata. Le digo: “si no hay plata, ¿qué sugiere?”.

—¿Por qué se contactó con Vladimiro Montesinos?

Él se contactó conmigo.

—¿A orden de quién o quiénes?

De él. Asumo que Montesinos sabía, porque conocía quiénes eran cercanos a Alberto Fujimori. Yo el 2011 ya era persona cercana a la familia Fujimori entonces presumo que por eso me contacta. [...] Yo viajo a Chile. En esa época que empiezo a viajar con Kenji, pero no sabía que le contaba eso a su padre.

—¿Cómo lo contactó este año?

Empiezan las llamadas pasada la segunda vuelta. Porque se entera, imagino, que yo había desaparecido de la escena, pero sí sabía que yo era una persona allegada a Alberto Fujimori. Entonces él presume que yo venía siguiendo, visitándolo.

—Según IDL- Reporteros, hubo 17 llamadas entre usted y Montesinos. ¿En qué rango de fechas se dieron esas llamadas?

Asumo, porque está registrado en mi teléfono, desde el 2 de junio hasta el último día que se presenta el audio.

—¿Previo a eso le llamó?

Por supuesto. Cuando presento la denuncia hago mención que me hace llegar [Montesinos] un sobre de estrategia para que le haga llegar a Keiko [Fujimori] en el debate de la segunda vuelta. Me hizo llegar, el pariente me lo hace llegar [Fernando Marino Panduro]. Fernando es una persona que me entrega. Ese sobre, no me interesó verlo, ni lo abrí ni entregué a nadie. Lo tuve hasta ese día. [Lo entregó a Fernando Olivera].

—¿Cómo salieron esas llamadas de la Base Naval?

No soy la persona indicada para responderlo.

—¿No se preguntó cómo era posible que le llame?

Tampoco podía preguntarle.

—¿No le generó suspicacia?

Probablemente, pero no, porque ya lo había hecho antes.

—¿Cuál fue la primera comunicación que tuvo con Montesinos?

En el 2021, pasando la primera vuelta. [...] Cuando se acerca el debate de la segunda vuelta [30 de mayo], esa llamada no es grabada, no tenía por qué grabarla. “Hay unas estrategias, esto que el otro”, yo le escuché “ideas fuerza”. Voy, me entregan, recojo. Asumo que fue una semana, dos semanas antes [del debate].

—La primera llamada con Montesinos, luego de varios años, ¿fue para recibir ese sobre?

Me dice: “la chica se está equivocando”, así como habla. Me dice que le haga llegar [el sobre] a quien crea conveniente.

—Hubo entonces más de 17 llamadas.

17 llamadas del teléfono fijo. Las otras llamadas, no recuerdo, pero son llamadas precisas por el sobre. Unas dos, tres, no más. De tres celulares.

—¿Este sobre lo entregó a alguien de Fuerza Popular?

A nadie, solo agarré, lo escondí y lo tuve ahí. Cuando denuncié recién le dije a Fernando Olivera y me dijo que lo lleve. Así como me lo entregaron.

MIRA: ‘Vladillamadas’: Fiscalía abre investigación preliminar contra Luis Arce Córdova y Vladimiro Montesinos

—¿Quién es el puente en las llamadas que tiene con Montesinos?

Siempre ha sido él, directamente. Nunca hubo una tercera persona. Nunca hubo otra persona que me dijera “un momento” y me pasaba. Directamente la llamada. Levantaba [el teléfono] y era él.

—Según la Base Naval, Montesinos se comunicaba con su pareja. Pero no era así, sino a usted. ¿Quién tomaba la llamada del otro lado?

Las llamadas me llegaban al celular. Jamás he llamado. Todas han sido llamadas recibidas.

—¿Montesinos sabía que lo estaban grabando?

Dios da sabiduría y la quita.

—¿No sabía?

Creo que no porque nadie mete a su hija en una conversación. Para mí él no sabía que lo estaban grabando.

—¿Pero cómo creer eso considerando qué tipo de operador ha sido Vladimiro Montesinos?

Doy la misma respuesta: Dios te quita la sabiduría y te hace el hombre más torpe.

—¿Qué aparato usó para grabarlo?

El celular. Tengo un celular viejo, sin chip. Como ya sabía que me llamaba a horas determinadas, lo único que hacía con ese celular viejo cuando sonaba el teléfono, le ponía volumen alto y con ese teléfono regrababa. Lo ponía en altavoz. El teléfono lo usaba como una grabadora. No tengo un aplicativo.

—¿El objetivo de Montesinos al contactarlo a usted ha sido que entregue ese sobre de “estrategias”?

Sea un mensajero.

—Entre quiénes.

De él y el partido, y que el partido vea los recursos para cometer ese ilícito. Pero yo soy parte de ese ilícito porque al llevar el mensaje me convierto en cómplice.

—¿Le preguntó por qué quería establecer ese vínculo con el partido?

Asumo que quería congraciarse.

—¿Con quiénes?

Con el partido. Keiko [Fujimori] era probable presidenta si ganaba, entonces yo asumo eso.

—¿Por qué no le preguntó sobre eso?

Para mí no era un motivo de una pregunta. Era una respuesta que asumías implícita.

—Pero estamos hablando de una persona recluida por graves ilícitos, internada en un penal de máxima seguridad. No es cualquier persona.

Estamos hablando del sobre. Yo no vi ningún ilícito en ese sobre.

—¿Se cuestionó en algún momento sobre esta acción?

Siempre estuve cuestionado, preocupado en su llamada. Pero igual, si me estuvieran escuchando, yo no estoy trasladando. Seguí escuchando, pero nunca llevé esos mensajes.

—Si se estaba cuestionando, ¿por qué siguió hablando con Montesinos?

No veía nada irregular mientras una persona que está llamando...no hay nada irregular, entonces lo tomé así.

—Pero es Vladimiro Montesinos.

Pero igual, no lo tomé de esa manera.

—¿No está siendo ingenuo?

Probablemente.

—¿Por qué siguió entonces y tuvo más de 17 llamadas con él?

17 llamadas y algo más, no vi algo ilícito hasta que habló de corrupción. Donde yo estaba involucrado.

—¿Sí es consciente de que esto suena bastante ingenuo? Hablar con Vladimiro Montesinos así, como si nada.

Probablemente, pero si no hubiese sido ingenuo, hubiese habido ese acto de corrupción. Prefiero ser ingenuo a no destapar un acto de corrupción.

—¿Cuándo fue la última vez que habló con Montesinos?

La última vez ha sido el día que presentan los audios. Ese día [24 de junio] es la última llamada de Montesinos. Me dice lo mismo de siempre.

—¿Cuál es el fin de que usted haga públicas estas grabaciones ahora?

El fin, la corrupción, me parece que debemos todos contribuir...es una amenaza para el crecimiento del país.

—La fiscalía está abriendo una investigación a usted, Montesinos y Sendón por presunto cohecho. ¿Acudirá a todas las diligencias?

Sí, es la ley y tienes que acudir a todo lo que citen. Si es un documento que yo denuncio en un acto probable de corrupción, porque es probable, no se ha concretado. Si se hubiese concretado sí estaría comprometido en ese acto de corrupción.

—¿Ya no son demasiados riesgos?

Sopesé esos riesgos. Ya lo hice en Chavín de Huántar. Estoy dispuesto a todo. [...] Mi conciencia está libre, tranquila. Me siento liberado.

VIDEO RECOMENDADO

Marina Vásquez y Eduardo Reyes