(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

El parlamentario manifestó este jueves que existen “diferencias de enfoque” entre los integrantes de la bancada oficialista que son miembros de Peruanos por el Kambio y los que no lo son.

"Hay una diferencia de enfoque. Quienes son miembros del partido quizás se sienten con más derecho a participar del gobierno. Estamos hablando de Violeta, de Heresi. Sheput no pertenece al partido, es el más crítico de todos, es una incógnita”, afirmó en diálogo con Canal N.

“Se puede entender que como integrantes del partido, desde antes de las elecciones, hayan cargado sobre sus hombros la campaña electoral y se sientan relegados porque no son parte del gobierno. El presidente tiene la capacidad de decidir a quiénes convoca y a quiénes no”, criticó.

Según agregó en otro momento, la tarea principal de los congresistas de Peruanos por el Kambio debería ser respaldar al Ejecutivo y que, además, sería conveniente que un legislador descontento con su grupo parlamentario abandone su bancada.

“El problema es que quienes dejan una bancada se convierten en parias. Yo creo que está bien que no se puedan formar bancadas con cuatro o cinco [miembros], pero por lo menos podrían permitir que, quien deja una bancada, se incorpore a otra donde se sienta más cómodo. Quizás algunos de los integrantes de la bancada Peruanos por el Kambio se sentirían más cómodos en Fuerza Popular”, acusó.

“[¿Cuál congresista [se sentiría más cómo en FP]?] Era una manera de decirlo. En todo caso si alguien se da por aludido… [En cualquier caso estamos hablando de Violeta, de Sheput] De Heresi […] Vamos a ver qué decide el Tribunal Constitucional, tal vez eso permita que puedan aclararse las cosas”, dijo Guido Lombardi.

Tras esto, indicó que la bancada de PPK se reúne con frecuencia pero que no todos asisten a las citaciones. “Sheput se ausenta con absoluta frecuencia. Violeta va. Pero tampoco van a las reuniones con el premier y con el presidente. Y después se quejan, no son capaces de decir las cosas con claridad”, destacó.

En otro momento, refirió que en su grupo hay personas a las que “les importa tres pepinos” las reuniones de trabajo y mencionó que los problemas internos deberían comentarse, en primer lugar, en fueros internos.

“Yo no diría que es fragmentación, diría que hay dificultades”, sentenció Guido Lombardi.

MÁS EN POLÍTICA...