Silvana Carrión, procuradora Ad Hoc para el caso Lava Jato, destacó la importancia de la reciente decisión de la justicia de Estados Unidos contra Alejandro Toledo. (Foto: Antonhy Niño de Guzmán)
Silvana Carrión, procuradora Ad Hoc para el caso Lava Jato, destacó la importancia de la reciente decisión de la justicia de Estados Unidos contra Alejandro Toledo. (Foto: Antonhy Niño de Guzmán)
Karem Barboza Quiroz

La Procuradora Ad Hoc del caso Lava Jato, , resaltó -en diálogo con El Comercio- que la reciente decisión de la justicia de Estados Unidos, que negó el pedido del expresidente , para rechazar la , ratifica que existen los cargos suficientes para continuar con el proceso.

MIRA: Alejandro Toledo: Juez de EE.UU rechaza pedido y proceso de extradición continuará

El Comercio informó esta tarde que el juez federal Thomas Hixson, desestimó los argumentos de la defensa del expresidente que cuestionó el incumplimiento de los requisitos del Tratado de Extradición entre Perú y EE.UU., por la falta de un documento de acusación y ausencia de doble incriminación por el delito de tráfico de influencias.

Toledo fue acusado en el Perú de haber recibido una presunta coima de US$35 millones de la empresa a cambio de los tramos 2 y 3 del proyecto de la Carretera Interoceánica Sur.

Carrión calificó de “importante” la resolución expedida por el juez Hixson, al considerar que se está avanzado en el proceso de extradición.

La decisión que ha tomado el juez es favorable, es una buena noticia, entonces, vamos a la mitad más a menos del análisis, sí es un resultado favorable. Ahora falta la otra parte importante sobre la causa probable, pero consideramos que lo que ha presentado el Estado Peruano es un análisis exhaustivo y esperamos que los resultado sean positivos. Siempre respetando lo que decida la corte de Estados Unidos”, indicó.

En diálogo con este Diario, Carrión explicó que esta parte del proceso tiene que ver con los requisitos procesales del tratado de extradición. Recordó que la defensa de Toledo sostuvo que el gobierno peruano -dentro del pedido de extradición en el 2018- no había incluido un documento formal de cargos contra él y que no había la doble incriminación por el delito de tráfico de influencias.

En esta decisión, agregó Carrión, el magistrado Hixson ha resuelto dos puntos. “Ha explicado que sí hay cargos contra él conforme a lo que exige el Tratado (entre Perú y EE.UU.) y ha indicado que sí hay un documento de cargo suficiente para el proceso de extradición”, anotó.

Según la procuradora Ad Hoc, el juez norteamericano ha explicado que no se puede pedir que exista un expediente con el título de ’Documento de Cargo contra el señor Alejandro Toledo’ y tampoco se puede exigir que sea bajo el entendimiento de las normas norteamericanas porque los procedimientos son distintos.

“Entonces, el juez explica por qué la esencia del tratado en este punto de cargos contra una persona, sí alcanza al señor Toledo; pues dice que él está buscado para ser procesado y eso se verifica en el pedido de extradición. Que sí hay documentos, que si bien no se llaman ’de cargos’ o tienen esa etiqueta, la fiscalía ha emitido dos disposiciones en donde le imputa a Toledo y pide que sea procesado por lavado de activos, colusión y tráfico de influencias”, sostuvo.

Por tanto, según la defensora de los intereses del Estado Peruano, el efecto práctico de esta decisión es que el requisito procesal sobre la supuesta falta de acusación formal, cuestionado fuertemente por la defensa de Toledo, “ya quedó zanjado”.

“Es decir que el juez dijo que este requisito ya se cumple, no va a ser cuestionado más y que el señor Toledo tiene cargos vigentes y válidos para el proceso de extradición y, por tanto, el requisito se cumple”, reiteró Carrión.

De otro lado, respecto al tráfico de influencias, el juez ha dicho que esperará que le llegue formalmente la acusación para tomar una decisión, puesto que ha sido informado del retiro de dicho delito de las imputaciones contra el expresidente, añadió.

Carrión informó que en enero del 2021 iniciará la etapa para sustentar la “causa probable” del pedido de extradición, esto la fundamentación de los elementos de convicción y la teoría de la extradición; para luego llegar a un análisis final que se realizará en marzo del próximo año.

VIDEO RECOMENDADO

Detectan señales de vida bajo los escombros que dejó explosión en Líbano