Guillermo Thornberry Villarán  obtuvo 31.00 puntos en la entrevista personal. Y como resultado final 80.40.  (Foto: Archivo El Comercio)
Guillermo Thornberry Villarán obtuvo 31.00 puntos en la entrevista personal. Y como resultado final 80.40. (Foto: Archivo El Comercio)
Sebastian Ortiz Martínez

El abogado juró esta tarde como nuevo integrante titular de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), tras la decisión de la Comisión Especial de retirar al abogado de dicho colegiado.

Thornberry Villarán ocupó el octavo puesto en el concurso público para la JNJ, que es formada por siete letrados.

Durante su presentación ante los miembros de la Comisión Especial, el abogado de la PUCP consideró que el principal logro en su carrera profesional fue fundar el Osinerg (en la actualidad Osinergmin, Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería) en 1997, durante el segundo gobierno de Alberto Fujimori.

“Hicimos grandes esfuerzos, en siete semanas empezamos a atender al público y a partir de ahí vino todo un proceso de selección de personal. Por suerte logramos que el gobierno, debido a que no eran fondos del tesoro, sino de las empresas, pudimos conseguir que pagarán salarios dignos para profesionales de alta categoría”, refirió.

Explicó que desde esta institución tuvo como labor revisar y analizar el marco legal de reglamentos, decretos supremos, resoluciones ministeriales y de la Constitución.

Thornberry Villarán fue hasta junio del 2000 el presidente del Consejo Directivo del Osinerg.

También fue presidente del Consejo Directivo del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) entre el 2007 y 2012.

El abogado integró el directorio de Perúpetro S.A. desde marzo de 2015 hasta junio de 2017.

Una reforma “es fundamental”

Guillermo Thornberry Villarán afirmó, en la entrevista que le realizó la Comisión Especial para la JNJ, que es “fundamental” que a largo plazo se concrete “una reforma del Poder Judicial”.

Detalló que debe darse “un cambio de mentalidad” en el proceso educativo de quienes “van a impartir la justicia”, desde los fiscales, abogados y jueces. “¿Por qué? Porque si no hacemos un cambio de mentalidad, entonces será muy difícil que a través de mecanismos puramente externos, un cambio de quienes tienen que aplicar las leyes”, subrayó.

En ese sentido, propuso que se le dé mayor relevancia a los cursos de deontología forense y de derecho comparado.

A mediano plazo, sostuvo que la JNJ, que reemplaza al desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), debe evaluar los 1.300 nombramientos pendientes.

“[Esta] será una tarea titánica para quienes integren la junta, [hay que] determinar dónde hay que hacer cambios, diseñar un sistema de evaluación de jueces diferenciado por niveles, con mayor énfasis en los niveles más altos”, expresó.

Thornberry Villarán propuso que la Academia de la Magistratura sea una “ente autónomo” y manejado “por un selecto grupo de académicos del Derecho y de otras disciplinas”.

El abogado de la PUCP obtuvo 31.00 puntos en la entrevista personal. Y como resultado final 80.40.

Los datos

Thornberry Villarán tiene una maestría en Economía y Filosofía en la Universidad de Cambridge (Inglaterra). También realizó un curso en Derecho y Gestión Pública en la Escuela de Leyes de Harvard (Estados Unidos).

El abogado fue subjefe nacional de la Reniec desde octubre de 2002 hasta febrero de 2007.