El proyecto de ley para retornar al sistema bicameral tendría listo su predictamen, según el congresista Chehade, el 3 de noviembre. (Ilustración El Comercio)
El proyecto de ley para retornar al sistema bicameral tendría listo su predictamen, según el congresista Chehade, el 3 de noviembre. (Ilustración El Comercio)
Alicia Rojas Sánchez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Desde mediados de setiembre, la inició el debate de una de las iniciativas prioritarias para el congresista (Alianza para el Progreso): el restablecimiento de la .

El proyecto de ley presentado por Chehade los primeros días de setiembre (Ley de reforma constitucional para restablecer la bicameralidad en el Congreso) propone modificar 49 artículos de la Constitución y añadir otros para incorporar las figuras de la Cámara de Diputados y Senadores. El predictamen contendría las propuestas de este proyecto y se añadirían otras, entre ellas las de Acción Popular y proyectos que se acumularon en el Congreso disuelto.

MIRA: Defensor del Pueblo respalda retorno a la bicameralidad

De acuerdo a la iniciativa legislativa del legislador, la Cámara de Senadores sería elegida por un periodo de cinco años y estaría conformada por 50 personas -los peruanos en el exterior estarían representados por dos senadores-. Mientras que la Cámara de Diputados contaría con el número actual de legisladores.

Una de las atribuciones de la Cámara de Senadores sería, por ejemplo, declarar la vacancia del presidente de la República en caso se le encuentre responsable por infracciones constitucionales especificadas en el artículo 117 de la Carta Magna. También, serían responsables de designar al defensor del Pueblo, el contralor general, magistrados del Tribunal Constitucional y la ratificación del presidente del Banco Central de Reserva. Por otro lado, serían revisores de los proyectos de ley elaborados por los diputados.

MIRA: Jorge Meléndez, exministro y excongresista, fue designado asesor en el Ministerio de Agricultura

Como disposiciones transitorias, el proyecto propone que las reformas del proyecto entren en vigor el 1 de enero del 2023 con la instalación de la Cámara de Senadores, cuyos miembros jurarían al cargo días antes: el 29 de diciembre del 2022. A la par de esto, los congresistas elegidos en el 2021 pasarían a conformar la Cámara de Diputados.

Para ello, las elecciones para la Cámara de Senadores se realizarán en simultáneo con las Elecciones Municipales y Regionales del año 2022. Y, por única vez, el mandato legislativo de la primera Cámara de Senadores duraría tres años y medios: hasta julio del 2026.

Dictamen estaría listo a mediados de noviembre

Una de las proyecciones de Chehade, también presidente de la Comisión de Constitución, es que el y se pueda debatir en el pleno antes de que concluya la legislatura, el 18 de diciembre.

Desde fines de setiembre, la comisión ha recibido la opinión de expertos respecto a esta propuesta y la participación de los miembros del grupo parlamentario. U.

El último martes, durante su participación en la referida comisión, exhortó a los congresistas aprobar esta reforma porque "sería el mayor aporte que el Congreso pudiera hacer al rediseño del sistema político del país”. “La bicameralidad no solo mejorará la representación y la seguridad jurídica, sino también la calidad de las normas”, agregó el defensor.

Chehade, en diálogo con este Diario, dijo que se proyecta que a mediados de noviembre -entre los días 15 y 20- tengan el dictamen aprobado para que el pleno del Congreso tenga el plazo de un mes para analizarlo, antes de que termine la legislatura, y se someta a votación.

“Ese día que esté yendo al pleno y tenga casi un mes para debatirlo y aprobarlo. La bicameralidad no es como la reforma de impedimentos (para postular), estos son 49 artículos, que son temas de forma, pero hay muchos de fondo. Es una discusión que probablemente tenga que debatir artículo por artículo, o capítulo por capítulo”, dijo Chehade.

Además de las disposiciones transitorias mencionadas, el congresista adelantó que el predictamen incluirá un nuevo aporte. Este consistirá en que la probable nueva composición del Congreso deberá respetar el 0,6% del presupuesto nacional que se le asigna para no generar más gasto. “El próximo Congreso deberá respetar eso. Quiere decir que va a tener que optimizarse el presupuesto. Una posibilidad es la reducción de la excesiva carga de asesores o técnicos”, apuntó.

Consultado sobre si el retorno a la bicameralidad podría dar pie a la reelección, Chehade dijo que la no reelección inmediata de congresistas se respetará, y será parte de la interpretación del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) si es reelección o no candidatear al Senado el 2023.

Como se recuerda, el Congreso aprobó la no reelección inmediata de congresistas y esta modificación constitucional que fue ratificada durante un referéndum del 2018. Además, el JNE y quienes fueron parte del Congreso disuelto no pueden postular en las elecciones general de abril del 2021.

“Eso dependerá del JNE, eso no lo puedo poner en el texto, eso es un tema de interpretación. El texto va a continuar con la no reelección congresal inmediata. Si el JNE el 2022 acepta que los disueltos y actuales postulen al Senado el 2022 no es un tema mío, sino la interpretación del JNE”, dijo a El Comercio.

Otros apuntes

Mirtha Vásquez: Para qué vamos a forzar un proceso que necesita el aval de la propia población

Mirtha Vásquez (Frente Amplio), miembro de la Comisión de Constitución, dijo que se debe recordar que en el referéndum del 2018 la población se opuso a la reforma que restablecía la bicameralidad.

La iniciativa fue rechazada ese año en la consulta popular luego de que el presidente de la República, Martín Vizcarra, retirara su apoyo a la reforma que el Ejecutivo había planteado debido a las modificaciones que hizo el Congreso disuelto al texto original. Entre esos cambios, se aumentó el número de diputados y senadores, retiraron la alternancia de género e incluyeron cambios en la cuestión de confianza.

“Creo que hay varias diferencias [con lo rechazado en el referéndum del 2018], pero justamente, por eso, merece esta nueva propuesta ser debatida con la población”, dijo Vásquez a El Comercio.

“Creo que, efectivamente, se ha hecho un esfuerzo por avanzar en el debate técnico, pero no se agota ahí. Para qué vamos a forzar un proceso que necesita el aval de la propia población”, agregó.

Sobre esta percepción, Chehade respondió que el proyecto de bicameralidad ha sido debatido ampliamente durante casi mes y medio. “Tenemos las fechas contra las cuerdas, tenemos fechas estrechas. Seguramente merecerá algunas sesiones y luego se aprobará. Solo tenemos hasta el 18 de diciembre, hay que dejarlo listo”, exclamó.

Además, dijo que este texto no incluye aquellas observaciones por las que la bicameralidad fue rechazada. “La no reelección, ni la cuestión de confianza, que fue lo que perturbó, eso no se va a tocar ni avalar. La reforma de la bicameralidad es de lejos el mejor legado que este Parlamento le deja al país", insistió.

Vásquez puntualizó que “aún considerando que la bicameralidad es una reforma importante, que mejora la calidad de legislación parlamentaria, no deberíamos apurarla tanto". "Este predictamen debería quedar abierto a organizaciones de la sociedad civil. Se podría percibir que estamos intentando una reforma que las personas la perciben aun negativa. La unicameralidad no ha superado sus propios problemas”, consideró.

Chehade, por su parte, respondió que “apuro no hay, pero tenemos que cumplir con los plazos de presentación y ya hemos estudiado el tema durante mes y medio. Ha sido el tema que más se ha debatido”.

Gino Costa: Es imprescindible contar con una cámara revisora

El congresista Gino Costa (Partido Morado), remarcó que su posición y la de su bancada es favorable sobre el retorno a la bicameralidad. “Nos parece necesaria porque es imprescindible contar con una cámara revisora. Hay que definir cuál es su tamaño, por lo menos un número de 50 senadores”, dijo.

Otro tema de fondo, así como lo señaló Chehade, será determinar las funciones de la misma, para evitar duplicidad, y su representatividad.

“En la bancada hay distintas opiniones, se favorece un sistema mixto: representación regional y por distrito nacional único. Personalmente, creo que hay una representación nacional y lo ideal sería tener una cámara alta elegida por distrito nacional único sin voto preferencial para fortalecer los partidos y tener visión nacional. Que la forma en que son elegidas sea distinta en ambos casos”, dijo Costa a este Diario.

Por otro lado, indicó que este debate también podría dar pie a revisar temas afines. Uno de ellos, comentó, es la propuesta para que los congresistas puedan ser elegidos en segunda vuelta. De esta forma, “se asegure que el presidente tenga una representación significativa y no ocurra lo de los últimos cuatro años”.

Otra revisión, anotó, sería sobre la vacancia presidencial por incapacidad moral permanente. “Sobre la figura misma, si es conveniente mantener un mecanismo como este o no sería conveniente modificar el artículo 117 de la Constitución para permitir si se le investiga al presidente en ejercicio en ciertas circunstancias graves, no en todas. Nos parece que eso debe ser discutido. Creemos que eso puede darse ahora”, concluyó.

VIDEO RECOMENDADO

Cuatro de noviembre pleno descentralizado en Apurímac 22/10/2020