Susana Villarán afrontará las investigaciones en su contra bajo arresto domiciliario (foto: GEC)
Susana Villarán afrontará las investigaciones en su contra bajo arresto domiciliario (foto: GEC)

La exalcaldesa de Lima, , abandonará el Penal Anexo de Mujeres en Chorrillos, donde permaneció por un año, cumpliendo prisión preventiva, en el marco de la investigación que se le sigue por la recepción de presuntos aportes ilícitos de parte de la empresa y .

Sin embargo, la exburgomaestre continuará siendo investigada por delitos como lavado de activos y cohecho pasivo propio por haber usado el dinero ilícito que le proporcionaron las constructoras brasileñas para solventar su campaña por el No a la Revocatoria del 2013 y su campaña a la reelección, en el 2014.

MIRA. ¿Quiénes son los políticos y exautoridades excarcelados durante o por la pandemia?

Según la imputación del Equipo Especial del , Villarán de la Puente y otros exfuncionarios ediles, recibieron US$ 3 millones de Odebrecht y otros US$ 7 millones de OAS, a cambio de favorecerlos con obras y proyectos públicos.

Por todo ello, el 23 de noviembre del 2017, la fiscalía inició una investigación en su contra y en julio del 2018 formalizó la investigación preparatoria en su contra. En mayo del 2019, se dictó su prisión preventiva.

MIRA: Susana Villarán: Las razones de la sala para ordenar su arresto domiciliario

-Los proyectos cuestionados en su gestión-

En octubre de 2010, Susana Villarán fue electa como alcaldesa de Lima, para el periodo 2011 al 2014, a través del Partido Fuerza Social (FS).

Durante su gestión se declaró de interés la propuesta de iniciativa privada denominada “Vías Nuevas de Lima” (conocido como “Rutas de Lima”), presentado por el Consorcio “Líneas Viales de Lima”, conformado por la empresa Constructora Norberto Odebrecht S.A. y Odebrecht Participações e Investimentos S.A., la misma que fue aprobada mediante acuerdo de Consejo Municipal 4 en fecha 18 de septiembre de 2012.

Susana Villarán y exdirectivos de la empresa Odebrecht como Jorge Barata (Foto: captura)
Susana Villarán y exdirectivos de la empresa Odebrecht como Jorge Barata (Foto: captura)


Así también, se continuó con las modificaciones al contrato de concesión del proyecto “Vía Expresa Línea Amarilla” que benefició a la empresa Constructora OAS LTDA; según acuerdo municipal del 20 de mayo de 2011.

Sin embargo, debido a las críticas y cuestionamientos contra la gestión de Villarán, un grupo de personas presentó una solicitud de vacancia ante la Oficina de Procesos Electorales (ONPE), un grupo de personas, el 26 de octubre del 2012.

-Dinero por obras-

Evitar su vacancia y poder tentar un período más de gestión fue prioridad para Susana Villarán, quien recurrió a las empresas Odebercht y OAS para solventar sus intereses políticos, según ha indicado el Ministerio Público.

Fue así que para el primer trimestre del año 2013, con la finalidad de financiar la campaña de la “No Revocatoria”, Susana Villarán de la Puente a través de su exgerente municipal , solicitó la suma de US$ 3 millones de dólares, a , entonces Superintendente de la empresa Odebrecht en el Perú.

Por ese entonces, la constructora venía participando del concurso para la suscripción de la versión definitiva del contrato de concesión del proyecto “Rutas de Lima”.

Según ha declarado Jorge Barata ante la Fiscalía, aceptó el pedido de Jorge Castro y Villarán, por lo que procedió a la entrega del dinero. Parte de este fue entregado al publicista –hoy colaborador eficaz- Valdemir Pereira Garreta, representante de la empresa FX Comunicação, que se encargó de realizar el marketing político de la campaña por la “No Revocatoria”, ha señalado que en efecto ha recibido la suma de US$ 2 millones de dólares de parte de la empresa Odebrecht.

Otro millón de dólares, fueron entregados directamente a José Miguel Castro Gutiérrez y fueron depositados en diversas cuentas, con la finalidad de prestar servicio a dicha campaña.

En el caso de la empresa OAS, Villarán también solicitó a la constructora apoyo para afrontar su proceso contra la revocatoria a través de José Aldelmario Pinheiro Filho, Presidente de la empresa. Por entonces, esta tenía en curso el procedimiento para la suscripción de una adenda al contrato de concesión del proyecto “Línea Amarilla”.

Según las pesquisas fiscales, los exfuncionarios municipales solicitaron a OAS la suma de US$ 3 millones para el No a la Revocatoria y otros US$ 4 millones más cuando Villarán postuló a la reelección como alcaldesa.

Todo esto terminó por consolidar las presunciones que el Ministerio Público sobre la actuación irregular de la exalcaldesa de Lima. Esto, pese a que Villarán de la Puente, negó los cargos en su contra desde que se inició la investigación.

Incluso, personajes claves que estuvieron vinculados directamente a la ex alcaldesa de Lima, como su ex teniente alcalde Eduardo Zegarra, sus ex regidores Marisa Glave y Marco Zevallos, su ex vocera de la campaña por el No de la Revocatoria Anel Towsend y el empresario Salomón Lerner Guitis, fueron interrogados por la fiscalía y realizaron declaraciones contrarias a la versión brindada por Villarán.

La declaración de los personajes mencionados obran en la investigación que tiene a su cargo el Equipo Especial Lava Jato.

-Los audios que confirmaban su participación-

Sin embargo, en mayo del 2019, la versión de Villarán tuvo un cambio abrupto, luego que un colaborador eficaz entregó a la Fiscalía diversos audios en el cual la exalcaldesa aceptaba haber recibido dinero y le pedía a sus exgerentes, Miguel Castro y Gabriel Prado, guardar silencio.

“Escúchame, hay una cosa que me han dicho. Y es que es un tipo en Brasil ha dicho que tú y yo hemos ido a conversar para que nos den tres palos verdes. Yo me devano, ¿entiendes?... si es que eso va a aparecer en cualquier momento de buena fuente", dice la entonces alcaldesa.”, le dice Susana Villarán a Miguel Castro.

“Yo te quiero, yo te aprecio, yo no quiero que sufras, pero es una situación que ninguno de los que están en esta mesa ha buscado, ¿me entiendes? Eso es lo que yo sí quisiera que quede claro, Gabriel, no para defenderme ah, porque yo ya te dije ayer en la noche (…) que yo me siento responsable de cualquier cosa que le pase a cualquiera de ustedes”, le señaló Susana Villarán a Gabriel Prado, en otro audio.

José Miguel Castro cumple prisión preventiva en el penal Miguel Castro Castro (Foto: Alessandro Currarino/GEC)
José Miguel Castro cumple prisión preventiva en el penal Miguel Castro Castro (Foto: Alessandro Currarino/GEC)


Ello generó que el Ministerio Público solicitó la prisión preventiva contra la exalcaldesa de Lima en mayo del 2019. Villarán, entonces, hizo pública una nueva versión en la que afirmó que siempre supo de los aportes de Odebrecht y OAS, pero aseveró que no fue a cambio de beneficiarlo con las obras públicas.

“Siempre supe de los aportes de empresas a la campaña del No a la revocatoria. Tomamos la decisión José Miguel Castro y yo de procurar y aceptar los fondos de campaña”, dijo.

Reconoció aportes

El 11 de mayo del 2019, reconoció que siempre estuvo enterada de que y aportaron dinero a las campañas contra la revocación (2013) y en la que buscó reelegirse en el cargo (2014).

“Siempre supe de los aportes de empresas a la campaña del No a la revocatoria. Tomamos la decisión José Miguel Castro y yo de procurar y aceptar los fondos de campaña”, afirmó en una entrevista en Exitosa.

Luego reconoció el aporte de OAS a la campaña de la reelección.

Sin embargo, negó que esos aportes hubieran sido a cambio de una adenda o un contrato a favor de las constructoras brasileñas. Dijo que no es corrupta y que aceptó las contribuciones, según ella, para garantizar la gobernabilidad de la ciudad y seguir adelante con las reformas que estaba implementando.

Un año después, Villarán cumplirá arresto domiciliario mientras concluye su proceso de investigación y posterior juzgamiento. La decisión se tomó luego de considerarse que la exalcaldesa corre un alto riesgo de contraer el Covid-19 o coronavirus.

-----

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla

  • Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  • Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso.
  • Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Te puede interesar