Receta de tallarín saltado por Las Recetas de Yo Madre.
Receta de tallarín saltado por Las Recetas de Yo Madre.
Rocío Oyanguren

Las mejores comidas suelen prepararse en casa. Por ello, aprender a cocinar esta de tallarín saltado al mejor estilo de los será un gran motivo para compartir con nuestros seres queridos. nos entrega los tips y secretos para cocinar un tallarín saltado de pollo para servir en medio de la mesa.

Sigue los pasos:

Ingredientes

  • ½ kilo de fideos chinos
  • ½ kilo de pollo
  • Una taza de brócoli
  • Un puñado de frejol chino
  • Un puñado de arveja china
  • Una zanahoria picada en tiras
  • Un pak choy pequeño (opcional)
  • Un pimiento pequeño
  • Un trozo de kion en tiras
  • 2 cucharadas de chuño o maicena
  • 2 cucharadas de salsa de ostión
  • Un chorrito de sillao
  • Una pizca de pimienta negra
  • Sal al gusto
  • Aceite vegetal

Preparación

Para esta receta lo primero que te recomendaré es tener todo picado y a la mano, pues su cocción es muy rápida. Pon a hervir unos 3 litros de agua para sancochar los fideos, pero solo por 3 minutos. Luego, cuela y retira todo el exceso de agua. Reserva. Troza el pollo, solo la carne sin hueso, y sazónalo con la pimienta, el chorrito de sillao y una cucharada de chuño o maicena. Mezcla y déjalo reposar por unos 5 minutos. Los tallos de brócoli y la zanahoria picada en tiras muy delgadas pásalas por un hervor de 3 minutos. Cuela el agua y reserva. Pica el kion y el pimiento sin venas y sin pepas en tiras delgadas y lava bien el resto de las verduras.

Coge una sartén, la más grande que tengas en casa, y ponla en el fuego muy alto, con un mínimo de aceite. Cuando esté bien caliente, saltea el pollo por unos 4 minutos, sin descuidar la preparación y moviendo constantemente. Una vez listo, retira y reserva. En la misma sartén caliente, agrega el kion y el pimiento, saltea por un par de minutos, y luego el resto de las verduras, incluyendo el brócoli y la zanahoria. Recuerda que el fuego debe estar alto y no debes dejar de mover, unos 2 minutos más. Es hora de agregar el pollo reservado, la salsa de ostión y la cucharada de chuño que te sobró, pero disuelta en ¼ de taza de agua fría. Añade todo de un solo golpe y mueve rápidamente para que no se forme grumos. Un par de minutos después, retira la preparación del fuego, prueba el sabor y si sientes que le falta un poco más de sillao, le agregas. Ahora ya puedes mezclar con tus fideos.

NOTA: Si te gustan los fideos crocantes, puedes freírlos previamente en aceite caliente. Cuando sirvas este plato, tienes dos opciones: mezclar todo, o la que personalmente prefiero, poner los fideos en una fuente y colocar encima todas las verduras. Lo pongo al medio de la mesa y dejo que mi familia se sirva al gusto. Si te gustan los champiñones puedes incluirlos en la preparación.

*Para más recetas prácticas y económicas, pueden ir al canal de YouTube Las Recetas de Yo Madre.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más