Es ideal almacenar las menestras en frascos de vidrio.
Es ideal almacenar las menestras en frascos de vidrio.
Patricia Castañeda Alva

Las menestras (o también llamadas legumbres) por su naturaleza son libres de colesterol, ricas en fibra y fuente de proteína. Son fáciles de almacenar y puedes prepararlas en cualquier parte del planeta. Se cree que son más antiguas que el maíz, y han sido domesticadas en todos los continentes. Pueden crecer casi en cualquier suelo y en cualquier clima. En esta nota, te enseñamos cómo almacenarlas para que te duren más.

El primer paso en la preparación de
legumbres es su lavado, ya que pueden contener alguna impureza que es conveniente eliminar.
El primer paso en la preparación de legumbres es su lavado, ya que pueden contener alguna impureza que es conveniente eliminar.

¿Qué beneficios tiene comer menestras?

Según ) las legumbres o menestras son semillas nutritivas e ideales para llevar una alimentación sostenible con el medio ambiente. Pueden utilizarse para hacer guisos, harinas, purés, guarniciones, aperitivos o –incluso– postres.

Son una fuente rica de proteínas y aminoácidos esenciales. Hace mucho tiempo se creía que no eran proteínas completas, pero eso no es cierto. Cuentan con todos los aminoácidos esenciales, sin embargo, algunas de ellas como las lentejas o frejoles son limitantes en metionina, un aminoácido esencial que el cuerpo no puede formar por su propia cuenta y necesita comerlo. Para mejorar esa calidad de aminoácidos esenciales, se puede complementar con cereales como arroz, trigo o quinua. No tiene que ser en el mismo plato, el organismo es capaz de generar el ‘pool’ de aminoacidos, que son como cadenas que forman proteínas, durante las 24 horas.

Es importante mencionar que para poder aprovechar mejor los nutrientes de las menestras, deben ser remojadas en agua al menos 12 horas. Eso hará que las legumbres que se encuentran secas, absorban agua y sea mucho más fácil cocinarlas. Además, al remojarlas estamos eliminando algunos antinutrientes como los fitatos, que impiden la absorción de minerales como el hierro.

Las menestras no deben faltar en tu dieta. (Foto: Pixabay)
Las menestras no deben faltar en tu dieta. (Foto: Pixabay)

¿Cómo almacenar las menestras para que duren más tiempo?

Al comprar las menestras sea en un mercado, bodega o supermercado, es importante que verifiques que estén almacenadas en un lugar seco, limpio y fresco. Si es posible, a través de la bolsa transparente verifica que no haya ningún insecto o arenilla.

Ahora, puedes almacenarlas tanto crudas como cocidas. Te contamos qué tener en cuenta:

Crudas

Si has comprado legumbres o menestras y quieres guardarlas crudas debes almacenarlas en seco, de preferencia en un frasco de vidrio o cristal, con una etiqueta en la que indique cuándo las compraste; y si tiene fecha de fabricación, también puedes incluirla. Lo importante es saber desde cuando las tienes en casa. Eso te ayudará a comerlas antes que pase mucho tiempo. Recuerda en la alacena colocar las que tienen más tiempo de una forma más visible.

Un error muy común es añadir más menestras encima cuando el frasco está semi vacío, mezclando así diferentes procedencias. Eso hará que solo comas primero lo que acabas de comprar. Además, no se está lavando el frasco. Lo ideal es que llenes uno y cuando se termine esas menestras, laves el frasco para mantenerlo libre de microorganismos que puedan afectar el contenido. No olvides secarlo muy bien antes de volver a usarlo.

Coloca los frascos en una parte seca y fresca de la cocina. No los coloques cerca de las hornillas, al costado del horno o cerca del piso. Si está cerca de este, es probable que pueda tener humedad.

No recomendamos almacenar las menestras en bolsas de plástico o en contenedores que no sean transparentes. Es importante verificar que el contenido esté limpio y sin insectos. Si ves uno, lo ideal es que lo deseches para evitar que se contamine otros frascos. Recuerda que siempre deben ser herméticos.

Las legumbres debes guardarlos en frascos transparentes de vidrio.
Las legumbres debes guardarlos en frascos transparentes de vidrio.

Cocidas

Si deseas guardar las legumbres cocidas, la mejor opción que tienes es la congelación. No le tengas miedo. Es muy útil y las menestras te pueden durar hasta dos meses congeladas.

Lo primero que debes hacer es porcionar las menestras según cómo las vas a utilizar. No guardes un gran taper de lentejas si no lo vas a usar todo en una sola preparación. Si descongelas un alimento, no debes volver a congelarlo.

Cocinas, porciona y guarda las menestras. Es preferible que pongas a congelar cuando ya estén frías y sin condimentos. Esto te ayudará también a tener más opciones para cocinar en un futuro, reduciendo el tiempo que empleas para cocinar.