Asociación de AFP
Asociación de AFP

espacio asociación de afp

Todos soñamos con tener una jubilación sin complicaciones, con una pensión que nos permita cubrir nuestras necesidades y disfrutar de nuestro retiro. Para eso está diseñado el sistema privado de pensiones: para asegurarnos una vejez plena. Sin embargo, hoy también existe la opción de acceder a estos ahorros desde los 50 años bajo el denominado Régimen de Jubilación Anticipada por Desempleo (REJA).

Si bien esta alternativa puede parecer beneficiosa para un sector de afiliados, trae consigo una serie de riesgos que deben ser considerados. Y es que hay una gran diferencia entre jubilarse a los 50 años que hacerlo a los 65. Es el caso de Fabio Castillo, quien se jubiló a los 55 años, pero que hoy piensa que “lo ideal hubiera sido seguir aportando”, como lo deja claro en este video.

A tomar en cuenta

Lo primero que debes saber es que al optar por este régimen estás utilizando el fondo de pensiones para un fin que no está diseñado. Si bien vas a administrar tu dinero, el objetivo original de este es proveerte de una pensión adecuada para tus años de retiro.

Asimismo, si te jubilas anticipadamente a los 50 años, dejarás de ganar el 128% de rentabilidad que obtendrías a los 65 años, la edad oficial de jubilación. Mientras que, si eliges retirarte a los 55, perderás un 73%. Estas cifras ayudan a entender el posible riesgo que supone inclinarse por el régimen anticipado.

Actualmente, el Congreso plantea extender el REJA hasta el año 2021. De ser así, alrededor de 120 mil afiliados podrían acceder cada año a este régimen, lo que pondría en riesgo su futuro a través de una jubilación insuficiente.

Mira este cuadro comparativo para decidir bien:

Asociación de AFP
Asociación de AFP
Publirreportaje