Con el objetivo de conceder a los transportistas un combustible más económico y a la sociedad una energía más limpia, Camisea implementará el programa de estímulo para la compra de vehículos nuevos a Gas Natural Vehicular (GNV). La empresa de distribución de gas natural, Cálidda, colaborará con la ejecución de los planes y administración de los fondos.

Un vehículo de carga pesada o de transporte urbano a GNV es 20% más costoso que uno a diésel. Sin embargo, al ser el GNV un combustible mucho más económico, compensa ese costo y genera mayor rentabilidad”, indicaron representantes del Consorcio Camisea.

PUBLIRREPORTAJE