En el 2020, Perú se mantuvo como el segundo productor de cobre en el mundo. Cerro Verde, en la región Arequipa, fue una de las responsables de esta estabilidad. Durante el año pasado, la operación minera produjo un impacto de US$ 3.560 millones sobre el PBI nacional y US$ 2.059 millones en el PBI de la región, y en los últimos años generó más de 100.000 puestos de trabajo en el país, entre empleos directos, indirectos y otros, dada la trascendencia económica de la empresa en Arequipa. Esto incluye ingenieros de minas, metalúrgicos, especialistas ambientales, operadores de maquinaria, administrativos y diversos sectores de mano de obra que permanecieron dentro de la cadena productiva de Cerro Verde. Además, el financiamiento y la ejecución de programas de apoyo a pymes han permitido que más de 1.900 personas generen sus propios ingresos.

MANTENER EL DESARROLLO

Con el 16% de su población económicamente activa empleada alrededor de la operación minera, Arequipa conservó mejores indicadores que el promedio nacional en acceso a agua potable, alfabetización y nivel de pobreza, entre otros. A pesar de la crisis sanitaria, se consiguió el gran logro de que los medidores socioeconómicos de la región permanezcan favorables. Asimismo, en el 2020, Cerro Verde aportó US$ 50 millones por concepto de canon, con lo cual contribuye a sostener el gasto público de Arequipa. Junto con los gastos de la empresa en el mercado local, sus proveedores nacionales y sus distintos programas de responsabilidad social empresarial, este aporte trata de reactivar el desarrollo en la región durante un periodo crítico.

TRABAJO DIRECTO E INDIRECTO

  • Más de 100.000 puestos de trabajo en planilla, contratistas y otros, dada la trascendencia económica de la empresa en Arequipa.
  • 1.400 agricultores arequipeños fueron capacitados en técnicas de riego y cultivo.
  • 9.000 emprendedores recibieron capacitaciones para mejorar sus negocios.

APOYO EN LA LUCHA CONTRA EL COVID-19

Cerro Verde dinamizó la economía de las empresas contratistas con el fin de contribuir con la lucha contra el COVID-19. Colaboró con el sector salud, educación, transporte de personal médico, emprendimiento, agricultura y comercio, entre otros.

  • 11.922 comerciantes de ferias itinerantes del AID recibieron apoyo.
  • 150.117 clientes y microempresarios del AID recibieron kits COVID-19.
  • 363.804 compradores del mercado de Tiabaya recibieron implementos contra el COVID-19.

REPORTAJE PUBLICITARIO