Desde que se declaró el estado de emergencia en nuestro país, uno de los sectores que no se ha detenido es el de la venta de alimentos. Esto implica una gran responsabilidad para la empresa que ofrece este servicio, pues debe garantizar medidas de seguridad y sanitarias para sus clientes, trabajadores y proveedores. Hipermercados Tottus, bajo el lema “nos cuidamos para cuidarte”, ha establecido protocolos preventivos que controlan y cuidan hasta el mínimo detalle. Todos los que trabajan en Tottus, los proveedores y los clientes cumplen con estrictas medidas al ingresar y salir de la tienda.

Paso a paso

Un día de trabajo, para la mayoría, empieza a las 6:30 a.m. Antes de ingresar, hacen una cola y deben guardar la distancia entre sus compañeros. Dentro del local, deben desinfectar sus zapatos en un pediluvio, les toman la temperatura, les brindan alcohol en gel para desinfectarse las manos, les hacen preguntas relacionadas a los síntomas de la Covid-19 y se registran para la entrega de sus EPP (guantes y mascarilla).

Luego en la parte interna de la tienda, se dirigen a los baños a lavarse las manos siguiendo el procedimiento establecido. Los baños y vestuarios están perfectamente señalizados y con la cartelería correspondiente. En sus lockers, cada uno cuenta con un casco acrílico o lentes. Las mesas del comedor han sido adaptadas para que cuando tengan que almorzar eviten el contacto con sus compañeros y suben en grupos para evitar aglomeraciones.

Seguridad para todos

Ante la llegada de un proveedor, también se toman las medidas de bioseguridad respectivas, como la toma de temperatura, el distanciamiento social y antes de que se realice la descarga se le pide al proveedor que se lave y desinfecte las manos.

En el caso de los clientes, antes de ingresar se realiza un control de temperatura, se verifica el uso de mascarilla, se hace la desinfección de los zapatos y se les ofrece alcohol en gel para la manos. Además, se ha colocado señalización en el piso que marca la distancia que se debe guardar con las demás personas y el sentido en el que deben transitar.

En primera línea

Los cajeros y reponedores de Tottus cuentan con mandiles especiales que les cubren el cuerpo entero. Esta medida es necesaria para ellos, ya que son los que interactúan directamente en el piso de venta. En caja, cuentan con separadores acrílicos, alcohol en gel y un desinfectante para aplicar a la faja donde se colocarán los productos que trae cada cliente.

Asimismo, los encargados de la limpieza desinfectan constantemente las superficies que se tocan con mayor frecuencia como los mangos de los carritos de compras. Y diariamente se realiza la desinfección de las zonas de alto tránsito del establecimiento, desde la zona de ventas hasta los interiores del local. Además de ejecutar procesos de desinfección ambiental de las diferentes áreas del local, de modo semanal con empresas de saneamiento especializadas.

PUBLIRREPORTAJE