Con el objetivo de contribuir a un mejor futuro, la industria algodonera de Estados Unidos ha trabajado para implementar mejoras continuas en los procesos sostenibles para la producción de cada paca de algodón. El uso del GPS en las fincas, la implementación de sensores para irrigación y los métodos de cultivo con mínima labranza son algunas de las prácticas que han aportado a la mejora del medio ambiente.

Durante los últimos 35 años, los productores de algodón de Estados Unidos han trabajado para mejorar la salud del suelo de cada una de sus 16,000 fincas. A través de la adopción de prácticas sostenibles como la reducción de la labranza y los cultivos de cobertura durante la época invernal han logrado mejoras en la salud del suelo y un incremento en los niveles de carbono. La pérdida de suelo se ha reducido en 37% por acre. El cuidado del suelo es la mejor forma para capturar CO2.

Cada vez más, las empresas textiles alrededor del mundo establecen objetivos más ambiciosos en materia de sostenibilidad, razón por la cual el se convierte en el complemento perfecto para sus iniciativas sostenibles. Este programa ofrece datos sofisticados y verificados que les permite tomar decisiones clave para cumplir con sus metas de sostenibilidad, además de tener la seguridad de estar utilizando una fibra de algodón con menores riesgos ambientales y sociales.

y , miembros del , innovan en sus procesos de producción y así aseguran un mejor mundo para las generaciones futuras, comenzando con el uso del algodón de los Estados Unidos en su cadena de abastecimiento.

, empresa líder en la producción y exportación de prendas de vestir de algodón en tejido de punto, ha centralizado sus esfuerzos para reducir su impacto ambiental y ofrecer a sus clientes productos de calidad elaborados con equipos de última generación.

Desde el año 2015, esta compañía peruana cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales, que a través de un tratamiento físico-químico permite un manejo responsable de los efluentes al evitar la contaminación de agua y suelos. Además, reutiliza el agua en los procesos de lavandería, tintorería, estampado y acabado de tela.

, empresa peruana productora de telas planas, especialmente denim, es líder en innovación con valor agregado en la sostenibilidad ambiental de cada uno de sus procesos de producción.

La compañía implementó medidores individuales de consumo de agua y energía para tener un control óptimo del uso de estos recursos en cada máquina de producción. Por otro lado, procura reutilizar gran parte de los subproductos textiles en otros procesos productivos, para así evitar los desperdicios. Utiliza energía eléctrica proveniente de fuentes renovables.

El proporciona a las textileras y confeccionistas, datos anuales y verificados en siete áreas de sostenibilidad alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas. Información relevante que permite a los miembros del ofrecer telas y prendas producidas con trazabilidad y transparencia desde la fibra.

Para conocer más acerca de las prácticas sostenibles con las que están trabajando la industria algodonera de los Estados Unidos visite:

TAGS RELACIONADOS