La tecnología permite a las empresas diseñar y construir nuevas formas de realizar sus operaciones.
La tecnología permite a las empresas diseñar y construir nuevas formas de realizar sus operaciones.

En los negocios sobreviven aquellas empresas que mejor se adaptan a situaciones inesperadas. Eso requiere capacidad para reinventarse y replantear el modelo tradicional de trabajo. Para David Chávez, docente consultor en , el Centro de Consultoría y Servicios Integrados de la Pontificia Universidad Católica del Perú, la clave es contar con un enfoque estratégico capaz de superar los obstáculos de organización y tecnología.

Por ejemplo, en términos de intercambio comercial, uno de los aspectos que quedó desfasado, a propósito del COVID-19, es la interacción entre vendedor y cliente. Entonces, todas las operaciones básicas, desde la venta hasta la transacción final, quedaron afectadas. ¿Cómo encontrar las soluciones? ¿Es posible abandonar las operaciones tradicionales? Existen alternativas que pueden llevar a los mismos objetivos, prescindiendo o minimizando el contacto”, explica Chávez, ingeniero especialista en el tema. Bajo ese enfoque, la tecnología permite a las empresas diseñar y construir nuevas formas de realizar sus operaciones.

Para encontrar las soluciones, INNOVAPUCP ofrece una metodología denominada “1, 2, 3”. Con ella se aplica una táctica distinta en cada empresa (paso 1), se implementa un plan ágil, utilizando metodologías de desarrollo, adopción e implementación (paso 2). “Si la evaluación determina que lo más adecuado es obviar un paso; se pasa a la ejecución (paso tres)”, explica Chávez, quien también es director del Centro de Tecnologías Avanzadas de Manufactura (CETAM-PUCP).

En , explica Chávez, las empresas podrán encontrar un método apropiado para su proceso de transformación. En primer lugar, se empieza por el diseño del negocio y su nueva concepción, que debe ser compatible con la realidad. Esa fase se trabaja con el acompañamiento de un equipo de profesionales en tecnología.

En segundo lugar, está todo aquello relacionado a la planificación y organización de la operación, porque si el negocio necesita reducir un proceso operativo, deberá contar con expertos en temas organizacionales, metodologías, plataformas tecnológicas y, lo más importante, el recurso humano. Finalmente, una vez que se adoptan estas metodologías digitales, se debe acompañar el proceso de una mejora continua.

Para más información sobre soluciones diseñadas a la medida de las necesidades de las empresas visita

PUBLIRREPORTAJE