Actualmente, las aplicaciones bancarias tienden a ser más fáciles de usar y más rápidas para así evitarnos ir físicamente al banco. De allí que, según la Asociación de Bancos del Perú, para octubre de 2020 las transacciones digitales ya representaban más del 70% de operaciones que se realizan en las entidades bancarias. Hoy, las aplicaciones han evolucionado velozmente y nos permiten no solo consultar los estados de cuenta y hacer transferencias, sino que también incluyen tecnología de punta para brindar mayor seguridad. Una de estas novedades es el sistema de reconocimiento facial, que el acaba de incorporar en su aplicación.

El sistema biométrico del BBVA

La seguridad es un aspecto crucial para todo usuario de la . Es por ello que el BBVA ha trabajado arduamente en desarrollar e incorporar los mejores protocolos de seguridad disponibles en el mercado.

Ahora el BBVA ha dado un gran paso en esa dirección: su aplicación incluye reconocimiento biométrico. Esta novedosa herramienta, permite ingresar al app, acceder a las cuentas y autenticar las operaciones con el rostro o la huella digital. “Esto es mucho más seguro que una clave, ya que si estás afiliado a la biometría, se añade un mecanismo adicional de seguridad a la hora de confirmar tus operaciones. Es, también, más conveniente, pues no es necesario recordar o digitar una contraseña”, afirma Manuel Valderrama, Program Manager de BBVA. De este modo, el BBVA brinda la mejor seguridad a los 3 millones de usuarios que utilizan su aplicación móvil.

Muchas más herramientas

El nuevo y sofisticado app del BBVA Perú incluye muchas otras novedades, gracias a que ha sido diseñado bajo los mismos parámetros que el app global del BBVA, reconocida como la mejor aplicación de banca móvil por Forrester Research. Por ejemplo, la herramienta “Mi día a día” nos muestra el consolidado de nuestros ingresos, gastos y movimientos. Además, nos permite ordenar las operaciones por categorías (como alimentación, pagos financieros, etc.) y consultar el detalle histórico de nuestros ingresos y consumos.

Asimismo, incluye una funcionalidad muy útil: prender y apagar tarjetas. Esta nos permite desactivar una tarjeta cuando no la tengamos a la mano o incluso en el caso de que se nos pierda. Así, evitamos hacer el trámite de llamar al banco para cancelarla. Y en caso la encontremos, podemos volver a activarla. Es decir, ganamos mucha más seguridad al alcance de nuestras manos.

Para mayor información sobre la app y otros productos del BBVA, ingresa .

PUBLIRREPORTAJE