Redacción EC

Hace poco fue 28 de diciembre, una fecha que suele ser esperada por muchos usuarios, pues es el . En dicha jornada parece haber vía libre para jugar bromas pesadas y cierta licencia para que algunos medios publiquen noticias falsas y también hay lugar para los ingeniosos  en .

El Día de los Inocentes, que se celebra cada 28 de diciembre, es una festividad considerada dentro del calendario católico. Es el pretexto perfecto para que los amigos y familiares nos gasten bromas pesadas que pueden provocarnos risa o ira. Es un día donde se debe tener mucho cuidado con lo que nos dicen, porque ni las redes sociales como  se salva de hacernos inocentes.

Actualmente las personas prefieren hacer bromas a familiares y amigos en el Día de los Inocentes. Los medios de comunicación optan por publicar noticias falsas e inverosímiles, algunos en complicidad con los protagonistas; y las redes sociales como el Facebook también sirven para difundir mentiras y hasta memes.

En estos tiempo las bromas han cambiado un poco y ahora en no faltan los falsos anuncios de embarazos, matrimonios, viajes de las amistades sin retorno, invitaciones a almuerzos y reuniones. De todas formas, varias de ellas se plasman en divertidos memes que se viralizan a través de las redes sociales.

DÍA DE LOS INOCENTES: ORIGEN

De acuerdo con la tradición cristiana, el Evangelio de San Mateo relata que cuando los Reyes Magos buscaron a Jesús de Nazaret, pensaron que lo encontrarían en el palacio de Jerusalén y le comunicaron al rey Herodes del nacimiento de un niño que sería el soberano de Israel; al sentirse amenazado de perder el trono mandó a matar a todos los niños menores de dos años que vivieran en Belén y sus alrededores.

De acuerdo a El Universal de México, la Iglesia conmemora este acontecimiento y pide por todas las personas que son asesinadas inocentemente, busca hacer conciencia sobre las personas asesinadas en robos, secuestros, violaciones, víctimas de accidentes, asesinatos políticos, a causa del narcotráfico, entre otros actos. “Sigue muriendo el inocente a causa del prójimo”, comenta el padre José de Jesús Aguilar.

En el mismo día comenzó a celebrarse una fiesta popular con bromas y engaños en la que se tergiversó la palabra inocente, que según la Real Academia Española (RAE) significa “libre de culpa”, con la palabra ingenuo.

No te pierdas