En 2004, un estudio de la Universidad del Estado de Arizona, Estados Unidos, estableció una escala: para adultos sanos, caminar menos de 5.000 pasos diarios equivale a un estilo de vida "sedentario". Foto: Getty.
En 2004, un estudio de la Universidad del Estado de Arizona, Estados Unidos, estableció una escala: para adultos sanos, caminar menos de 5.000 pasos diarios equivale a un estilo de vida "sedentario". Foto: Getty.
Miguel Villegas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Un app en el celular con el nombre de “Salud” dice que el domingo he recorrido diez mil pasos. Se suman a los otros diez mil que caminé en los últimos siete meses, según su propia estadística. Unos 8K ese domingo, unos 8K en siete largos meses de aislamiento social. Me imagino un auto lleno de polvo, hollin en el motor, suciedad en las llantas y frenos que rechinan, cuando se prueban. Una bicicleta oxidada. Una máquina que con las justas prende. La breve ruta de todos los días -de Punta “Cama” a Bajada de los “Baños”, de Playa “Jardín” a “Gran Ventana” arroja una conclusión peligrosa, silenciosa:

Soy un sedentario. Una planta.

LEE: Menos de 150 minutos de actividad física a la semana generan aumento de peso, advierte el Minsa

“Muchos trabajadores que antes tenían mucha movilidad, e incluso hacían , han tenido que adecuarse al teletrabajo y eso no está bien”, dice Arturo La Rosa, especialista en psicomotricidad, entrenador deportivo. “Los niños están creciendo en casa en cuatro paredes, los adultos están más tiempo sentados y con mascarillas los ancianos ya no se desplazan a comprar el pan o jugar con los nietos”.

Para esto, La Rosa propone unas clases en grupos reducidos que apuntan básicamente a respirar mejor, estirar los músculos, desplazarse y tener coordinación corporal. En casa, en una sala pequeña, sobre un mat de yoga en el cuarto o en la terraza, para los suertudos que la tienen.

¿Qué podemos usar en casa? Una silla de comedor, un palo de escoba y botellas viejas de cualquier tamaño.

Estos son cinco ejercicios que se pueden hacer en casa, bajo la guía de un entrenador:

1.- Ejercicios para aprender a respirar. El porcentaje de personas que no sabe respirar puede sorprendernos. Aquí sirve la silla: uno se siente y de acuerdo a las instrucciones del entrenador, sigue los pasos para relajarse.

2.- Ejercicios de movilidad articular y estiramientos. Por la pandemia nos movemos menos ya no caminamos al paradero, ya no subimos escaleras. Aquí sirve el palo de escoba, una suerte de herramienta casera que sirve como valla.

3.- Ejercicios de agilidad corporal y coordinación. El cuerpo puede perder en poco tiempo la agilidad y la coordinación si no lo practicamos, como saltar la cuerda. Aquí sirven las botellas viejas, puestas en fila una tras otra.

4.- Ejercicios de fuerza reactiva con el mismo cuerpo. La falta de movimiento nos hace que perdamos la tonicidad muscular.

5.- Ejercicios de postura corporal. Estar sentado por mucho tiempo hace que tengamos malos hábitos en nuestra postura, quien lo sufre y lo siente primero es nuestra espalda y cintura.

CLASES PARTICULARES

Entrenador Arturo La Rosa

Teléfono: 9893473166

E-mail: larosaarturo@gmail.com

Clases son vía zoom

EL DATO

En 2004, un estudio de la Universidad del Estado de Arizona, Estados Unidos, para adultos sanos, caminar menos de 5.000 pasos diarios equivale a un estilo de vida “sedentario”.

VIDEO RECOMENDADO

¿Dónde está la camiseta de la ‘U’ que llegó a la final de la Copa en 1972?

Universitario y la camiseta perdida de 1972