El trabajo de Aserrín. FOTO: FB
El trabajo de Aserrín. FOTO: FB
Miguel Villegas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Carritos en madera que antes eran una cama vieja. Java para frutas que se convierten en cajoneras para guardar libros. Trompos de 0.50 céntimos que dominaban una mañana más que cualquier PS4 de 800 dólares. La madera es roble y es noble. El Perú, cuarto país con la mayor superficie de bosques tropicales, tiene que aprender a cuidarla mejor.

Parte de esa idea ayudó al nacimiento de Aserrín, empresa peruana de y muebles inspirados en metodologías alternativas como Montessori, Waldorf y Pikler, ofrece alternativas de juegos que ayudan a desarrollar la imaginación de los niños, liberar su energía, disminuyendo el estrés en casa y, sobre todo, permite que aprendan mediante el juego.

LEE: PLAYGO: la historia del juguete símbolo de los 80 contada por el peruano que le rinde culto

***

Una breve observación sobre el día de los niños en casa arroja un resultado triste: de 8 a 1 pm. pasan seis horas sentados delante de una computadora. Y los fines de semana, muy probablemente, uno de sus juegos favoritos esté allí adentro, también. El aislamiento social puede afectar seriamente el desarrollo y libertad de los niños al punto de causarles daños severos a nivel emocional, ya que no pueden jugar como solían hacerlo.

Al respecto, Honorio Delgado - Hideyo Noguchi, “El confinamiento afecta la salud mental de los niños… Y mientras más prolongado es el confinamiento más afecta la salud mental del niño”.

Aserrín busca, entre otras cosas, desarrollar la inventiva, fortalecer el orden desde pequeños y traer el parque a casa: () tiene juguetes como el Balancín Waldorf, la Tabla Curva y el Triángulo de Pikler, juguetes educativos que se montan los circuitos que simulan ser los juegos de parque y luego se pueden guardar ocupando poco espacio ya que son plegables, además también cuentan con Torre de aprendizaje, Arcoiris Waldorf, Torre de Hanoi, entre otro juegos y muebles.

Katherine Valdivieso, Gerente General de Aserrín indica: “Las mentes más brillantes del mundo han jugado con estos juguetes y han sido educados bajo estos métodos, lo que ha contribuido en gran manera a forjar un camino de éxito. Jeff Bezos, fundador de Amazon, los hermanos Page, de Google, y Jimmy Wales, de Wikipedia, asistieron a escuelas Montessori”.

Si un niño peruano desarrolla su inventiva, su creatividad; uno solo, será misión cumplida.

VIDEO RECOMENDADO:

El peruano que conserva un boleto del Perú-Uruguay de 1930

Museo de la pasión futbolera

TAMBIÉN PUEDES LEER:

LEE: #RegalemosEsperanza: la campaña solidaria que busca devolver el juego a niñas y niños